Wednesday, August 16, 2017

El Necronomicon: el libro de los muertos ¿real o fake?

Hola amigos buen día ¿cómo están? hoy en este miércoles, voy a sacarlos de quicio con este libro llamado "necronomicon" que en resumen se denomina el libro de los muertos, una creación literaria entre límites de la ficción y realidad brutal. Yo desconozco un poco de estos temas de magia negra (no me interesan) y lo poco que leí en la internet, hasta el día de hoy pues los veremos y en los comentarios lo discuten sres eruditos.


De entre tantas religiones que hay en el mundo, esta es otra de las favoritas de los loosercillos "satanistas" y "góticos", se mantienen estudiando hechizos, encantos, profecías, juicios, etc. Al grado que han caído en la locura... creo que todos los que se mantienen estudie y estudie y no principalmente magia negra, caen en la locura ¿o no? Digo... repasar lo mismo y lo mismo a eso súmale la obsesión.


Pero ¿de dónde se originó? ¿cómo un libro con esa escritura rara se traduce a américa latina? Bueno, un escritor gabacho nos asegura que es meramente ficción, un invento sacado de su mente retorcida, se le ocurrió escribir este libro de terror, este hombre se llama Howard Phillips Lovecraft, y que en realidad no existe en el planeta tierra. Otros afirman que en verdad existe y que es un libro que nos pueda guiar a la destrucción. Se encuentra escondido en algún lugar de este mundo.


La principal deidad que manejan aquí es un alienígena llamado "Cthulhu", el autor ha afirmado varias veces que es ficticio todo esto, muchos investigadores de lo paranormal no coinciden con él, afirmando que mucho de lo que viene en el libro coincide misteriosamente con otros hechos y suposiciones del ocultismo (derivado de oculto, secreto y misterioso relacionado con lo paranormal pues).


Fuentes de internet nos menciona (y suponen) que el mismo autor de esta novela ha dejado pistas de quienes son los verdaderos creadores de la religión del necronomicon, como mencioné anteriormente, no se sabe si en verdad existe o no. Solo que es un libro demasiado cabrón y trata de magia negra, hechizos y el dios alienígena Cthulhu.

¿A qué te recuerda el ángel?
Ahora bien ¿quién fue o es Cthulhu? (vaya nombrecito) bueno él se supone que estuvo en la tierra miles de años antes que los hombres estuvieran en ella, entra en la categoría de "los grandes antiguos".


Este "dios" al momento que tiene contacto con los humanos, pueden sufrir terribles consecuencias, este personaje está relacionado principalmente con el caos primordial. Es un monstruo enorme del tamaño de una montaña, con cabeza de pulpo o calamar y cuerpo de dragón. Bueno es tan chingón este dios; que si lo destruyen (cosa algo imposible debido a su tamaño) vuelve a regenerarse (si conoces a Majin Boo, pues bueno de esa manera es como el vuelve a unir su cuerpo).

Él reposa en las profundidades del océano pacífico, y espera que algún día muchos cultistas y sectarios fanáticos vuelvan a cantar este salmo: «Ph´nglui mglw´nafh Cthulhu R´lyeh wgah´nagl fhtagn» que aproximadamente significa «En la Ciudad de R´lyeh, el difunto Cthulhu, espera soñando» (fragmento tomado de wikipedia).

Muchos fanáticos de todo el mundo han intentado encontrar este libro, pero solo han surgido muchos charlatanes que con timos y falsificaciones de libros, han recaudado billetes. No sabemos si en verdad este libro maldito (que nos llevaría a la destrucción), exista aunque no te vayas tan lejos, hay muchos libros que contienen versos con poder oscuro para dañar la mente de las personas y atentar en contra de la humanidad (cof cof clavículas de salomón, gran grimorio del papa honorio cof cof).


¿Crees que exista esta religión? ¿Cthulhu volverá a reinar sobre la tierra? juzguen ustedes mismos y si me faltó información, cooperen.

Un poco el parecido ¿no?













Cortesía de majora's mask

Conociendo Mexico - San Cristobal de Las Casas

Buen día maiguitos, como andan el dia de hoy? Miércoles ya, revuelvo los dias si no me doy cuenta hace rato al despertarme. Y pues bueno, ha llegado otro dia mas para dedicarlo a nuestro bello país, en esta ocasión hablaremos de una localidad al sureste, enclavado en el siempre verde estado de Chiapas.



Nos referimos a San Cristóbal de las Casas, uno de los pueblos mágicos mas romántico para visitar, localizado a 46 km de Tuxtla Gutiérrez por la autopista. 

Así que sin mas preambulo, aqui les dejo 5 motivos para ir a visitar dicho lugar.

Que lo disfruten !!!

1. Su maravillosa arquitectura



En San Cristóbal se pueden admirar cerca de veinte grandes ejemplos de arquitectura colonial. Comencemos por su catedral, que data de 1533. Su fachada es un lienzo en donde están representados los colores del huipil, la prenda por excelencia de las mujeres indígenas, mientras que al interior del templo se pueden admirar retablos del siglo XVIII.



Otro portento arquitectónico es la iglesia de Santo Domingo de Guzmán. Su portada es de cantera rosa y es considerada la obra maestra del barroco en Chiapas, tanto por la calidad de sus detalles como por el simbolismo que expresa. Al entrar, la mirada es atrapada por un hermoso púlpito de roble tallado en una sola pieza, junto con pinturas y retablos de gran valor artístico e histórico.

2. La atmósfera bohemia



El ambiente relajado que se respira en San Cristóbal de las Casas es perfecto para encajonar el estrés y liberar los sentidos. Aquí se vuelven doblemente disfrutables las notas de un trovador o una banda de jazz dentro de un bar, las charlas de sobremesa en el restaurante, las caminatas entre calles rústicas, la contemplación de los atardeceres reflejados sobre los tejados de la ciudad y las noches frescas cobijadas por el calor de un café.

3. Su importancia histórica

La historia de San Cristóbal no sólo es importante para Chiapas, sino para todo México. Apenas en 1994, se convirtió en el escenario en donde el mundo indígena alzó la voz a través del EZLN para buscar terminar con más de 500 años de opresión y marginación. San Cristóbal es más que un recuerdo folclórico o una fotografía de las vacaciones, es un encuentro con el México profundo con el que aún nos falta reconciliarnos.    



4. Sus raíces indígenas



San Cristóbal no sólo es mágico, es hechizante. Esto se debe en gran parte al misticismo de la cultura tzotzil, el pueblo maya originario de esta región, cuya presencia no sólo es física sino espiritual y eso se siente en la cotidianidad de la ciudad. Las calles de San Cristóbal están llenas de rumores en lengua tzotzil, en las iglesias abundan las manifestaciones de arte indígena y no hay plaza en la que no haya artesanos bordando incansablemente. Es fácil sentirse capturado por el ritmo de vida, la paciencia y el trato amable de la gente.



5. Sus singulares museos

San Cristóbal tiene museos imperdibles para cualquier viajero interesado en la riquísima cultura de los Altos de Chiapas. Algunos ejemplos de esta riqueza están en el Centro de Textiles del Mundo Maya, en el Museo de Trajes Regionales y en el Museo Mesoamericano del Jade. Y si quieres conocer el patrimonio natural de la región es indispensable visitar el Museo del Cacao, el Museo del Ámbar y el Museo de Bichos e Insectos.


-Brion

Tuesday, August 15, 2017

Stranger Things

¡Buenas tardes amigos! Me siento muy emocionada porque estamos estrenando sección en el Embrión, sección que espero dure mucho tiempo, sea de su agrado y en la que todos, o los que gusten, puedan cooperar y aportar algo.

Dejando la solemnidad de lado, les traigo la recomendación de la semana y no puede ser otra cosa más que Stranger Things, una serie sobre eventos sobrenaturales, monstruos y Winona Ryder. Esta serie cuenta con 8 capítulos de 44 minutos en promedio por cada uno, así que si se te hace muy larga, aquí te la resumo.

Aclaro que esta reseña contiene Spoilers, así que si no la has visto y quieres disfrutarla al máximo, te invito a pasar directamente a la sección de Comentarios, dejes tu kokorito y su respectivo meme de “Post Garra”.

Todo comienza en el pueblito en algún lugar de Estados Unidos, por allá de mil novecientos ochenta y pico, donde la vida es muy tranquila hasta que deja de serlo porque un niñito, hijo de Winona Ryder, se pierde de manera sospechosa y es así como comienza la aventura de este grupito de ñoños tostoñeros que, eventualmente, van a resolver más cosas que los adultos. 

De inicio, la desaparición del nene parece algo normal, por lo que la policía y el jefe de esta corporación, hacen una búsqueda sumamente avanzada, gritando el nombre del niñito por aquí y por allá, todo para darse cuenta que, efectivamente, estaba perdido. Por otro lado Winona, quien en cada capítulo parece más loca, es capaz de comunicarse con su hijo utilizando unas lucecitas de esas que se ponen en los árboles de navidad, además de que puede ver cosas paranormales en su pared.

Por si las cosas no fueran ya muy extrañas, aparece una niña pelona (PPSA) que tiene poderes mentales y que por azar del destino se junta con el grupito de ñoños y así deciden ponerse a investigar la desaparición de su pequeño amigo, desgraciadamente ya no tienen nada que investigar ya que el cuerpo del niño a quien a partir de aquí le llamaremos Will, aparece flotando en un lago. Si fueran personas normales, la serie debería de terminar aquí, pero como ya lo dije, la niña tiene poderes mentales así que todo puede pasar.

De tal manera que Winona no se deja convencer de la muerte de Will ya que lo ve en un portal que sale de su pared. Por otro lado, el jefe de la policía se da cuenta de que el cuerpo de Will es un muñeco relleno de lana y al mismo tiempo descubre una corporación maligna en la cual  ingresa sin ningún tipo de problema y ahí descubre la entrada a otra dimensión, pero es atrapado por los guardias. Y ustedes pensarán que al ser una corporación súper mala con cosas extrañas y portales a otra dimensión, deberían de matar al policía para que deje de investigar o no ande pregonando lo que vio, pues no, deciden dejarlo en su casa.

Pues resulta que la corporación estuvo haciendo experimentos con la niñita pelona y terminaron abriendo el portal, pero la niña se les escapó y ahora está ayudando a los ñoños. Total que de una manera muy conveniente, el maestro de los ñoños les cuenta que existe otra dimensión a la que pueden acceder si es que consiguen determinadas cosas, cosas que terminan teniendo a la mano ¬¬ y así se enteran de que Will está en esa dimensión y que el portal está, efectivamente, en la corporación maligna.

En eventos que no valen la pena relatar, la niña le quiebra el brazo a un bully y este, junto con su mami, van a la comisaria a poner su respectiva denuncia, el policía escucha todo y junta a todos los personajes para realizar oootra búsqueda y deducen que la niña es la única capaz de encontrar a Will, así que entra en un estado místico o qué sé yo y encuentra a Will, así que el policía y la Winona van a la corporación pero son atrapados (que raro) pero una vez más los dejan vivos y no sé por qué los dejan entrar en el portal. Paralelamente el jefe de la corporación va en busca de la niña y la atrapa pero justo en ese momento aparece el monstruo más malo en la historia de los monstruos malos y mata a todos los que tenía que matar, pero la niña, como Superman contra Doomsday, se sacrifica para salvar a todos.

Winona y el policía encuentran a will con una serpiente en la boca y lo salvan y lo llevan a la casa. No sé qué pasó con la corporación o con los múltiples muertos, pero lo importante es que para nuestros héroes está todo bien.

Aquí termina la reseña de Stranger Things, la cual recomiendo mucho que vean. Actualmente se encuentra de manera exclusiva en Netflix pero sé que no van a batallar para encontrarla en otra plataforma.

Si tienen alguna película o serie que les gustaría resumir, pueden hacérmelo saber en el área de comentarios o ponerse en contacto con el Administrador y dueño del blog o con nuestras hamadas moderadoras, quienes lo llevaran al comité de sugerencias. Nos Leemos la semana que viene :*



Cortesía de Xime Pines ˆˆ

Martes de Rola. Killing me Softly

Buen dia mis estimados participantes en este blog pitero, como andan de fe en este martes de rola? En esta ocasión le vamos a dedicar el post a una rola de por alla de los 70's, inspirada en otra canción que se llama "Empty Chairs", de un wey que se llamaba Don McLean. 




Aunque hay algunas versiones acerca del origen de Killing me Softly, se dice que esta fue escrita por Charles Fox con letra de Norman Gimbel. Ademas, la mayoria concurre que Gimbel colaboró de alguna manera con Lori Lieberman al escribir la letra.



Lieberman comentó en alguna ocasión que gran parte de la letra fue inspirada en su reacción al escuchar a McLean cantar Empty Chairs. Al escribir Killing me, el cantante recuerda a un hombre sin nombre cantando una reveladora cancion : "I felt all flushed with fever / embarrassed by the crowd  / I felt I had found my letters / And reach one out loud.


Strumming my pain with his fingers,
Singing my life with his words,
Killing me softly with his song,
Killing me softly with his song,
Telling my whole life with his words,
Killing me softly with his song.





Pues bueno, resulta que Roberta Flack convirtió Killing Me en éxito en 1973 logrando llevarla a la cima.

Ya después, en 1996, los Fugees sacaron una versión mas moderna y estilizada, logrando también buenos comentarios, aqui una version con ambos, Roberta entra al minuto 3 :


Y a ustedes, qué versión les gusta mas? Hay varias, con Sinatra incluso.

-Brion


Monday, August 14, 2017

Si tuviesen un hijo con una enfermedad terminal e intratable...

Hola mis chulos, Como sabrán, hace un par de semanas se suscitó un debate en torno al fallecimiento del bebé Charlie Gadd. Mientras una parte de la sociedad se pronunciaba por no prolongar su vida, otros tantos (incluyendo a Trump y a Jorge Mario Bergoglio) propugnaban por una postura adversa. En fin, la idea de este post es preguntarles, ¿Si tuviesen un hijo con una enfermedad terminal e intratable, ¿Cuál sería su postura? Besos.


Médicos y pacientes: el caso Charlie Gard

Si ya la relación entre médicos y pacientes es ríspida, ¿qué hacer cuando el Estado actúa? Cuando los gobiernos se inmiscuyen en materia de salud, es frecuente que surjan otro tipo de embrollos entre enfermos y doctores. Quienes siempre pierden, son los pacientes, después los médicos y nunca, o casi nunca, el Estado. El advenimiento de las nuevas tecnologías y la posibilidad de mantener con vida a personas muy enfermas complican la situación. Ejemplos sobran. Así como la Medicina se aprende al lado de la cama —clínica significa “al pie de la cama”—, la ética médica se aprende a partir de casos paradigmáticos. Comparto uno.

En julio de 2017 murió en Inglaterra Charlie Gard, un bebé de once meses de edad víctima de una enfermedad genética muy rara —encefalopatía mitocondrial por depleción de ácido desoxirribonucleico—; la enfermedad detiene primero, e inactiva después, la función de las células y de los órganos.

Los bebés afectados por esta patología sufren, entre otras anomalías, daño cerebral e insuficiencia respiratoria; para sobrevivir deben mantenerse conectados a un ventilador —primera disquisición: sin apoyo tecnológico el bebé fallecería—. Debido a la enfermedad, el afectado permaneció internado en un hospital londinense —segunda disquisición: sin recursos económicos la anomalía genética produciría la muerte con “rapidez”—.

De acuerdo con los médicos tratantes, “hasta donde ellos podían saber”, el bebé carecía de conciencia —tercera disquisición: ¿y si fuese consciente?, ¿sufría?—. Los padres querían someter a su hijo a una terapia experimental muy costosa. Hicieron una campaña y juntaron dinero. No hay experiencia en el tratamiento de esta patología. Los galenos encargados, y un segundo grupo de doctores, opinaron que el bebé tenía daño neurológico irreversible; de ahí su conclusión: ninguna terapia ayudaría. Sugirieron terapia paliativa —cuarta disquisición: ¿tienen los padres derecho, en caso de conseguirla, a optar por una terapia experimental a pesar de la opinión contraria de los médicos tratantes?—.

En abril 2017, tres meses antes del fallecimiento, un juez británico y la Suprema Corte Europea de Derechos Humanos decidieron, obviando los esfuerzos de los padres, quienes buscaban ayuda de médicos estadounidenses para tratar a su hijo, que el apoyo tecnológico debería ser retirado —quinta disquisición: priva la opinión del Estado sobre la de los progenitores y quizás, no cuento con datos suficientes, sobre la de los médicos—. Un neurólogo, Michio Hirano, de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, ofreció tratar al bebé por medio de terapias experimentales. Los padres consiguieron un millón setecientos mil dólares. El papa Francisco y ¡Donald Trump! apoyaron la decisión —sexta disquisición: los medios de comunicación publicitaron el caso; la información a nivel mundial devino en un binomio impensable: el papa Francisco y Trump se unieron…(¡!)—. El doctor Hirano, a pesar de haber sido invitado a Londres por los médicos encargados del bebé, nunca acudió a revisarlo ni a analizar los estudios. Cuando finalmente estudió los exámenes, una semana antes del fallecimiento, Hirano se desdijo, “la terapia experimental no serviría” —séptima disquisición: ¿es ético que un médico ofrezca tratamiento sin conocer al enfermo ni estudiar la historia clínica? Esa forma de atender, ¿es la nueva cara de la relación médico-paciente?—.

Los galenos del hospital londinense recibieron amenazas de muerte —octava disquisición: ignoro si quienes las profirieron, lo hicieron porque se mantuvo con vida al bebé, o más bien, al contrario, por haber suspendido el tratamiento. No ignoro, en cambio, los probables daños asociados a la mediatización del caso—. La decisión de los jueces británicos de suspender el tratamiento no fue por cuestiones económicas, sino por los intereses del paciente, quien por su edad, no podía decidir —novena disquisición: quién es el responsable de los intereses de un menor de edad, ¿el Estado o los progenitores?

La resolución de tratar o no a un menor de edad suele ser compleja. En algunas naciones —Inglaterra—, la opinión de la Corte prevalece sobre la de los padres; en otras —Estados Unidos—, los progenitores pueden decidir tratar a pesar de que “casi” no existan esperanzas. Los médicos, décima disquisición, pueden decidir no tratar al enfermo si consideran que el tratamiento será fútil.
Un caso, una vida. Diez vericuetos que confrontan las bonanzas de la tecnología, la opinión de los padres, las actitudes de médicos y el poder del Estado.

Notas insomnes. La complejidad del caso y los gastos para mantener con vida al bebé abren otras puertas: la de la justicia social y la de la escasez de recursos médicos.


Nota compartida cortesía de Bbxho
Original de El Universal