Tuesday, January 31, 2017

¡Gracias Mégico!

Mi post trataba de otra cosa, pero vi esta mañana una nota que dice que, desde 2018, Mégico, por primera vez en su historia, comprará Petroleo crudo a los Estados Unidos; sí, así como lo lees. ¿La razón? Pues como dijo el Presidente: “La gallina de los huevos de oro se fue secando” (sic), es decir, los yacimientos petroleros alcanzaron su nivel máximo por lo que, estadísticamente hablando, ha comenzado el declive en producción, no obstante, es posible explotarlos más, PERO Mégico no cuenta con la tecnología apropiada para hacerlo.

Desde finales de los 70’s Mégico experimentó una bonanza debido a que se descubrieron yacimientos petroleros, entre ellos Cantarell, uno de los más grandes a nivel mundial; incluso se mandó a edificar la Torre Pemex (¿debería ser Pemej o Pemeg, por eso de que es Méjico o Mégico?) como símbolo de prosperidad económica sin embargo desde ese momento hasta ahora todo sigue igual, los ingresos obtenidos de todo ese petrolio fueron dilapidados en pendejadas (en mayor parte en puteros y excentricidades muy nacas). No sé, los políticos (y la gente en general) pensó que ese petrolio iba a ser eterno y que siempre íbamos a vivir a toda madre de los ingresaos que nos iba a dar (sí, como el cuento ese de la vaca) en vez de invertir en I+D (investigación y desarrollo), en refinerías mamalonas, en otras cosas que generaran más ingreso al país, en impulsar la industria a gran escala (no solo ser un pinche país ensamblador de cosas), mejorar los espacios turísticos, algo así como Cancún, pero en otros lados del país, entre otras cosas que a lo largo de más de 35 años pudieron convertir este pinche país platanero a un país competitivo con las potencias económicas actuales y si piensas que no se podría o que es una chaquetota mental pues ahí tienen a Irlanda, Noruega, Corea del Sur y China; en especial Irlanda que aún con los pedos que ha tenido por años ha salido avante.

Y bueno, hoy, decir que todo es culpa de Peña Nieto sería una tremenda pendejada, esto que pasa no es algo que sucedió desde el 2012 esto que pasa es consecuencia de que a lo largo de los años se han hecho muchas cosas estúpidas y sí, a EPN le tocó la mala suerte de tener que lidiar con esas cosas; decir que la culpa es enteramente de la clase política es igual una chaqueta mental muy pendeja porque es un hecho que los políticos NO vienen de otro país, de otra dimensión u otro planeta; esos cabrones emanan de la sociedad y como tal son el reflejo de la misma así que no mamen; si te robas el wifi del vecino, le pones diablitos al medidor de la luz, tiras la basura donde se te pega la gana, vas a la escuela a hacerte pendejo, exiges un salario que no sea “de hambre” pero te vale verga tu trabajo, te emputas cuando te piden que cumplas con las reglas, entre otras cosas que, para los demás megicanos, te harían un chingón entonces ¿cómo esperas que un pinche funcionario público SÍ respete el presupuesto y que tenga compromiso contigo? ¡o sea, no mames! Ahora que sí vas a redundar en pendejadas intentando justificar el porque las cosas son así pues ¿qué te puedo decir? Simplemente que sigas esperando a que llegué un Gobernante comprometido… sí, así como los judíos que siguen esperando a su mesías para que les haga el paro con diosito.

También sé que van a salir los listos sabelotodo que, con teorías y demás mamadas van a decir que estoy pendejo (y sí, la dvd), y van a sacar sus porcentajes, y que hay que pensar en la gente que vive en casa la chingada y que todo es culpa de Salinas y de la conquista; neta, si saben tanta mamada que podrían resolver los pedos país pues hagan algo, ¡chingadamadre! que de nada sirve “saber” y “conocer” teorías y demás chingadera si ni siquiera pueden hacer algo objetivo para mejorar a su entorno. 

¡Ya me emputé!
¿Y cómo va el plan del boycott? ¿Ya Trump se arrepintió o todavía falta inundar las redes sociales con la bandera de Mégico? ¿Ya los Starbucks se convirtieron en expendios de café de olla?


CORTESÍA DE GRIMALDO

Martes de Rola - Jaime López

Jaime Lopez por la mano de José Quintero

"Me dicen el malafacha, por mi teporocha faz..." mucho tiempo he usado esa frase como firma de correos y, más recientemente, como estado de whatsapp, cuando fui invitado a visitar el blog tuve que crear una cuenta de disqus para poder comentar, como nick, pensé en dos opciones "El viejo del costal" y "El malafacha", me decidí por el primero por ser un nick que ya había usado antes y al que le tengo cierto cariño, pero sobre todo, me pareció una falta de respeto usar el nombre de una rola para comentar pendejadas; la frase, como algunos sabrán, viene de una rola del buen Jaime López, matamorense de nacimiento y chilango de corazón, avecindado en la capirucha desde la adolescencia se adaptó al caló chilango, palabrillas que quizás en otras latitudes carecen de significado y que refleja continuamente en sus letras, albures y picardía son una característica de ellas. Curiosamente, hay dos autores con líricas similares, ambos de Mataulipas, Jaime se siente hermano musical de otro tamaulipeco, célebre en los bajos fondos rocanroleros, Rockdrigo González, según ha dicho, él es el responsable del nombre dado al movimiento rupestre, por una anécdota que compartió con Rodrigo.



"Echando mano a la pacha, como queriendo pistear,
lo machucó una carcacha a mitad del eje vial.
Quedó con la pata cuacha, la que arrastra aquel carnal.
Será muy mala mi pata, dice, pero viene y va.
Será muy mala mi pata pero no la fui a estirar"

Gracias a su capacidad lírica, cuando toda la música considerada dentro del rock era marginada, Jaime López se presentaba en Siempre en Domingo y hasta participaba en el Festiva OTI, en su edición 1985 con su Blue Demon Blues, obteniendo un honroso último lugar con cero votos, muchos de los jueces se molestaron por las referencias a un par de personajes "[...]no hay peor lucha, que Lucha Villa[...]" pero sobre todo "[...]¿quién anda detrás de ese disfraz? Mario Moreno Cantinflas[...]". 



"Dos guaruras, del ring side
me gritaban: vamos ahí
no te rindas, que caray
que te mira Bonny'n'Clyde"

Las temáticas que emplea son siempre muy urbanas y cotidianas, no gusta de encasillarse dentro de algún género específico, en este sentido resulta un tanto ecléctico, ya que si bien se le relaciona normalmente con el rock, dentro de su música pueden apreciarse otros géneros, como polkas, rancheras y hasta cumbias. Después de su disco debut "Sesiones con Emilia" al lado de Emilia Almazan y Roberto González, comenzó a hacerse de reputación entre algunos directivuchos televisivos y discográficos, como Álvaro Dávila, entre sus intérpretes se cuentan Eugenia León, Amparo Ochoa, Astrid Hadad, Betsy Pecanins, Eblem Macari, Nina Galindo, Oscar Chávez, Tania Libertad, Café Tacvba, y por supuesto Cecilia Toussaint.



"Ahora me sales con que en verdad te gustaba Juan
de mis amigos puede decirse el más vulgar
Tanta dulzura, tanta finura, querida Inés
Frases pensadas, rimas, tonadas, voz de Gardel
Tanta loción para nada, el baúl se tragó el papel
Y ese retrato del día de bodas nos mira envejecer"

Dos de sus discos están considerados dentro de los mejores de la historia del rock nacional, el homónimo "Jaime López", que grabó en las mejores condiciones, como toda una estrella de rock, en NY, en el mismo estudio donde grababa gente como Bowie, con rolas como Puñalada Trapera, A la orilla de la carretera, Sácalo, Vete derecho al Infierno y, la rola con la que yo lo conocí, "Ay Inés". Y el que grabó al alimón con Jose Manuel Aguilera "Odio Fonqui, tomas de buró", un disco grabado, literal, en la sala de su casa, ellos dos, Jose Manuel y Jaime, solitos, sin más equipo que el que tenían disponible, algunas reinterpretaciones de rolas de Jaime, con arreglos de Aguilera, un discazo.



"Ya no sé si voy o vengo, ¡que va!
Dime tú por donde piensas que estoy,
pues tal vez, no iré ni a mi funeral;
has de ver cómo me arrastro sin ti,
cómo me quedo sin mí"

Actualmente sigue presentándose, normalmente en lugares pequeños, amén de alguna participación en festivales como el Vive Latino, donde va gente que no tiene ni la menor idea de quien sea, esos que creen que "Chilanga Banda" es de la autoría de los Tacubos, o en el Zócalo por el aniversario musical del Caifán mayor, Oscar Chávez, sigue lanzando producciones, un tanto marginales y subterráneas, pero excelsamente producidas, como Mujer y Ego o Palabras Necias, ampliamente recomendables.



"Desde esa silla, con sus claroscuras piernas
emergiendo de la falda te estrangula la mesera
y allá vas muy salidor a darle aquella vez,
que sí, que lucidez y va de nuez
a la vejez viruelas..."

Jaime López y Javier Gurruchaga.




CORTESÍA DE EL VIEJO DEL COSTAL

Monday, January 30, 2017

Los nativos digitales no existen – Introducción

Marc Prensky publicó en 2001 un artículo titulado Digital Natives, Digital Immigrants en el que hablaba de nativos digitales e inmigrantes digitales.

Con nativos digitales se refería a un nuevo tipo de estudiante que iba apareciendo en las instituciones educativas que en lugar de imprimir un documento para revisarlo lo anotaba en pantalla y para el que imprimir un correo electrónico para quedarse con una copia en papel es algo impensable.

Usaba la expresión para diferenciarlos de aquellas personas a las que denominaba inmigrantes digitales que, por el contrario, son perfectamente capaces de imprimir un correo y que, por norma general, suelen corregir las cosas en papel y no en pantalla.

Pero con el tiempo la expresión nativo digital se ha ido desvirtuando, ha perdido ese significado y ahora se usa para denominar a aquellos nacidos a partir de un momento indeterminado, probablemente a mediados de los 90, quienes supuestamente acostumbrados a la presencia de ordenadores y otros dispositivos digitales en sus vidas no necesitan que nadie les enseñe a utilizarlos. En la opinión de los que firmamos este libro y de muchas otras personas esto es un error de bulto que está provocando ya serios problemas.

Porque aunque es cierto que no le tienen el respeto –o quizás miedo en algunos casos– que le tenemos los que hemos crecido sin ese tipo de acceso a ordenadores e Internet, no es para nada cierto que de forma innata sepan hacer un uso correcto de esas herramientas.

¿Acaso por nacer en una familia que hable español dominamos el lenguaje? ¿No hemos aprendido nada de la cantidad de analfabetos funcionales que produce nuestro sistema educativo?

Pues con los supuestos nativos digitales pasa un poco lo mismo. Basta con rascar un poco por debajo de la superficie para ver que en realidad no todos los jóvenes son esos supuestos «nativos digitales», ni mucho menos. En cuanto los sacas de Instagram, Snapchat, YouTube o de los programas que utilizan para descargarse música y películas muchos de ellos son tan patosos como el que más. Tampoco tienen ni idea de sus derechos y deberes en esta era digital; probablemente ni se plantean que éstos existen.

Y eso sin ponernos a hablar de su falta de criterio a la hora de buscar información en internet. Se van a Google y aunque puede que no pulsen el botón «Voy a tener suerte» se quedan con el primer resultado que encuentran y no se preguntan por qué está ese resultado ahí, quién lo ha puesto y con qué intenciones, y ni tan siquiera se preocupan de buscar otro punto de vista, a pesar de que lo tienen más fácil que nunca en la historia.

Tampoco los padres salimos muy bien parados en esto: a menudo miramos para otro lado en cuanto al uso de las mal llamadas nuevas tecnologías –se les viene llamando así desde ni se sabe hace cuánto tiempo– y esperamos que sea en el colegio donde se eduque a nuestros hijos al respecto, cuando en realidad esa educación ha de tener lugar sobre todo en casa, y probablemente empezando con la adquisición de las competencias digitales pertinentes por nuestra parte.

Nuestra preocupación como padres acerca de todo esto nos ha llevado a embarcarnos en la aventura de coordinar este libro, en el que varias personas que llevan años usando Internet y las «nuevas tecnologías» aportan su visión sobre la relación de los jóvenes con la tecnología y con la Red.

Queremos que el libro sirva como guía para padres, profesores, orientadores, etc., muchos de ellos desesperados porque creen que sus hijos han perdido el norte con las redes sociales cuando lo que ocurre es que en realidad están mucho más verdes en el uso de las TIC de lo que podemos pensar.

A fin de cuentas, como dice Claudia Dans, autora de uno de los capítulos del libro, «Los nativos digitales no existen, son los padres»… O así debería ser.

Con este objetivo hemos dividido el libro en dos partes, una titulada El mundo que nos ha tocado vivir y la otra En las aulas y un poco más allá.

En la primera de ellas hemos intentado explicar algunos conceptos básicos del mundo que nos ha tocado vivir, empezando por un repaso a cargo de Wicho de la historia de las no tan nuevas tecnologías que tanto tienen que ver con que este libro sea tan necesario como creemos.

Luego Genís Roca nos cuenta cómo estos cambios están dibujando una nueva sociedad que a pesar de lo que nos cuenten los agoreros no es adicta a Internet, como bien se encarga de explicarnos Eparquio Delgado en su capítulo.

Nuestro siguiente paso es explicar por qué es bueno que todos, tanto los supuestos nativos digitales como los inmigrantes digitales estemos en las redes, algo de lo que se encarga Dolors Reig.

Claro que para esto sea así es necesario adquirir unas competencias digitales mínimas que nos permitan movernos en este nuevo mundo, tal y como nos explican Juan García, Marga Cabrera, Rebeca Díez y Anna Blázquez.

Rematan esta primera parte un capítulo de Nuria Oliver acerca de los eruditos digitales, que son aquellos que se atreven a ir más allá del conjunto de competencias básicas del que hablan los capítulos anteriores, y otro escrito por Borja Adsuara dedicado a la delicada relación de los adolescentes con las leyes que cubre sus derechos y deberes intentando no entrar en demasiados tecnicismos legales.

Una vez establecido el contexto de aquello de lo que estamos hablando llega el turno en la segunda parte del libro a los supuestos nativos digitales y a quienes se están encargando de formarlos en un sistema educativo no siempre preparado para este desafío.

Andy Stalman y J. Rueda abren esta segunda parte hablándonos de su visión acerca de cómo el sistema educativo actual debería incorporar las llamadas nuevas tecnologías, algo que cada vez más profesores hacen, aunque a veces frente a la incomprensión sino oposición abierta de padres, compañeros y autoridades e incluso de sus propios alumnos. Les sigue Jordi Martí, uno de esos profesores que lidia día a día con esos supuestos nativos digitales, quien nos aporta su visión desde las aulas, complementada por la de Claudia Dans, una joven recién salida de la universidad que por su edad se supone que es una nativa digital, aunque ella misma repudia la expresión.

No queríamos dejar de dedicar un capítulo a aquellas personas con necesidades especiales, ya que la tecnología está suponiendo una diferencia enorme para miles de pequeños, sus familias y escuelas gracias a personas armadas con un arsenal de conocimientos técnicos, imaginación y ganas de cambiar el mundo. Fátima García Doval, que lleva años trabajando en este campo, nos pinta un panorama realmente esperanzador.

Terminamos el libro con un capítulo dedicado a la visión de la educación más allá de las aulas universitarias que tiene Fernando de la Rosa, fundador de la plataforma educativa en línea Foxize, quien aporta lo que a su forma de entender sería necesario que un nuevo modelo educativo se incorporara en nuestra sociedad del conocimiento para responder a las necesidades cambiantes y nuevas del mercado laboral con el que se van a enfrentar nuestros «nativos digitales».

Pero en cualquier caso no es necesario, aunque sí nos parece recomendable, leer todos los capítulos ni hacerlo en el orden en el que hemos decidido incluirlos en este libro.

Eso sí, si al terminar con este libro está usted cuestionándose la existencia de los famosos nativos digitales todos los autores nos sentiremos más que satisfechos; es un primer e importante paso en la dirección adecuada.

Compre el libro en Amazon.




Cortesía de Null


Lunes Godinez - Inteligencia Emocional


Cuando el término “inteligencia emocional” se comenzó a popularizar, ayudó a la gente a darse cuenta de algo: las personas con inteligencia promedio superan el trabajo de aquellas que son más inteligentes en el 70% de las veces. Esta anomalía demostró que no basta la cultura o ágil mental para triunfar en la vida.
Décadas de investigación han demostrado que la inteligencia emocional es un factor crítico que hace que las personas se destaquen del resto, La conexión de este índice con el éxito es tan grande que el 90% de los mejores profesionistas tienen una alta inteligencia emocional. 
La inteligencia emocional es “algo” dentro de todos nosotros que es intangible. Afecta como manejamos nuestro comportamiento, navegamos las complejidades sociales y tomamos decisiones para alcanzar resultados positivos. 
A pesar de su importancia, es difícil saber realmente cuánta inteligencia emocional tiene una persona y qué se puede hacer para mejorarla. Se pueden tomar pruebas validadas científicamente, pero lamentablemente no son gratuitas. 
Estos son comportamientos de la gente que sufren de baja inteligencia emocional  :



1. Te estresas con facilidad


Cuando te comes tus sentimientos, estos se acumulan hasta generar sensaciones como tensión, estrés y ansiedad. Las emociones ignoradas dañan el cuerpo y la mente. La inteligencia emocional te ayuda a manejar mejor el estrés al ayudarte a identificar las situaciones que te agobian y a enfrentarlas adecuadamente a tiempo. 
Las personas que no usan su inteligencia emocional tienden a apoyarse en otros métodos, menos saludables, para manejar la presión. Tienen el doble de posibilidades de experimentar ansiedad, depresión, abuso de sustancias e incluso de intentar el suicidio. 

2. Te cuesta trabajo ser asertivo 


Las personas con buena inteligencia emocional tienen un buen balance de buenos modales, empatía y cordialidad, pero son capaces de establecer límites. Esta combinación es ideal para manejar los conflictos. Cuando la mayoría de la gente está enojada, estas personas con buena IE se mantienen calmadas y balanceadas ya que se alejan de las emociones mal manejadas. Esto les permite neutralizar a las personas difíciles o tóxicas sin generar enemigos. 

3. Tienes un vocabulario emocional limitado


Todas las personas expresamos emociones, pero solo unas cuantas son capaces de identificarlas con claridad mientras ocurren. Nuestra investigación arroja que solo el 36% de las personas pueden hacer esto, lo cual es problemático porque las emociones poco entendidas generalmente causan malos entendidos, elecciones irracionales y acciones contra productivas. Las personas con buena IE dominan sus emociones porque saben identificarlas y tienen un gran vocabulario para nombrarlas. Muchas personas simplemente definen su estado de ánimo como “malo”, las emocionalmente inteligentes saben decir “frustrado”, “ansioso”, “irritable”, etc. Cuanto más específica sea la palabra, mejor conocimiento tendrás de qué estás sintiendo, qué causa la sensación y qué hacer al respecto. 

4. Asumes cosas rápidamente y defiendes tus posturas con vehemencia


Las personas que carecen IE forman opiniones rápidamente y sucumben a información vaga, que apoye sus propias posturas e ignoran cualquier cosa que pueda llevarles la contraria. Muy frecuentemente, discuten ad nauseam para defender un punto. Esto es especialmente peligroso para los líderes, pues sus ideas poco analizadas se pueden volver la estrategia de todo un equipo. Las personas emocionalmente inteligente marinan sus pensamientos porque saben que las reacciones iniciales se mueven por los sentimientos. Dejan que sus pensamientos se desarrollen y consideran consecuencias y contrargumentos posibles. Luego comunican su idea de la manera más efectiva posible, considerando las opiniones de la audiencia. 

5. Guardas rencores


Las emociones negativas que vienen con los rencores son, de hecho, una respuesta al estrés. Solo pensar en la ofensa que recibiste hace que tu cuerpo entre en “modo de supervivencia”, un mecanismo que hace que te levantes y pelees o salgas corriendo ante una amenaza. Cuando el peligro es inminente, esta reacción es esencial para sobrevivir, pero cuando el peligro ya pasó, guardar ese estrés es muy dañino para el cuerpo y puede tener consecuencias devastadoras con el tiempo. De hecho, investigadores de la Universidad Emory descubrieron que guardar el estrés contribuye a tener presión alta y enfermedades del corazón. Guardar un rencor significa que estás guardando el estrés de un enojo y las personas emocionalmente inteligentes saben que deben evitar esto. Soltar las cosas no solo te hace sentir mejor, también puede ayudar a tu salud. 

6. No sueltas tus errores


Las personas emocionalmente inteligentes se alejan de sus errores, pero no los olvidan. Al mantenerlos a una distancia prudente pueden recordar las enseñanzas que dejaron para alcanzar el éxito futuro, pero no dejan que los detengan. Saben manejar muy bien la delgada línea entre recordar y revivir.  Revivir demasiado los errores hace que te dé ansiedad y miedo de intentar cosas nuevas, mientras que olvidarlos por completo hace que los repitas. La clave del balance está en tu habilidad de transfromar los fracasos en lecciones que te ayuden a mejorar. 

7. Sientes que la gente no te entiende


Cuando te falta inteligencia emocional es difícil entender cómo te ven los demás. Te sientes poco entendido porque no puedes dar tus mensajes de la manera correcta. Las personas con alta IE saben que aun con práctica no siempre se da una comunicación 100% efectiva. Saben darse cuenta cuando las personas no los están entendiendo, ajustan su estrategia y recomunican su idea hasta que se dan a entender.

8. No sabes cuáles son tus disparadores (triggers)


Todos tenemos disparadores, situaciones o personas que nos presionan y nos llevan a actuar de manera impulsiva. Las personas emocionalmente inteligentes estudian estos triggers y evitan las situaciones o individuos que les pueden hacer perder la cabeza. 

9. No te enojas


No es que las personas emocionalmente inteligentes no se enojen, pero manejan mejor sus molestias para obtener el mejor resultado posible. A veces esto es simplemente mostrar que estas enojado, triste o frustrado. Ocultar tus emociones constantemente con una falsa actitud positiva no es genuino ni productivo. Las personas con buena IE emplean las emociones negativas y positivas en las situaciones correctas.

10. Culpas a otros por como te hacen sentir


Las emociones vienen de dentro. Es muy tentador atribuir tus sentimientos a las acciones de otros, pero debes tomar responsabilidad por ellas. NADIE PUEDE HACERTE SENTIR ALGO QUE TU NO QUIERAS SENTIR. Pensar lo contrario solo te frena. 

11. Te ofendes con facilidad


Si sabes muy bien quién eres, es difícil que las cosas que otros dicen o hacen respecto a ti te molesten. Las personas con sanidad emocional son seguras y de mente abierta. Incluso pueden burlarse de sí mismas porque saben muy bien cual es límite entre el humor y la degradación. 

En conclusión… 


A diferencia del IQ, la IE es muy maleable. Puedes entrenar a tu cerebro repitiendo actitudes y acciones inteligentes. Cuando tu cerebro refuerza estos comportamientos, las respuestas anteriores se van borrando de los caminos neuronales. Antes de que te des cuenta, estarás respondiendo con más inteligencia emocional. 

Travis Bradberry
Co-author of Emotional Intelligence 2.0 and President at TalentSmart
Fuente : IE


Espero que lo hayan leído y se den cuenta como nos afecta tener IE baja, yo en lo personal estoy de acuerdo en que de los puntos arriba mencionados tengo algunos de ellos como potencial de mejora. Léanlo con detenimiento y se darán cuenta que varios de los que aquí leen y escriben tienen también algunas de esas áreas de mejora.

-Brion

Sunday, January 29, 2017

El Menudo Mexicano.

El Menudo, o pancita, es una comida típica mexicana que ha dado la vuelta al mundo y que es comido en diferentes fiestas latinas alrededor del mundo y ganando varios fanáticos alrededor del mundo, pero además de su sabor cuenta con una gran historia cultural.

En la época de la revolución, cuando la comida era escasa para las tropas, se comenzaron a utilizar partes poco comunes de la res para aprovechar mejor el alimento de este animal, de esa manera se inicio a utilizar la tripa, el ojo, la lengua y para realizar este platillo, la panza de la res.



Una de las causas por la que se ha relacionado con las fiestas familiares en México es que es un platillo que requiere bastante tiempo para su preparación, por lo que la familia completa se reúne para prepararlo. Mientras el platillo se prepara, la familia pasa tiempo comiendo botanas y platicando; es un platillo que se prepara para situaciones o fiestas especiales.
En México, este platillo es también conocido por ayudar a disminuir los efectos de la resaca por consumo de alcohol o cruda, por eso es común ver en sábados o domingos puestos ambulantes vendiendo este platillo; en algunas regiones del país se sirve la pancita al día siguiente de un evento importante como una boda o bautizo. En Estados Unidos, es común encontrar este platillo enlatado para su venta.
Se les antoja un venudo?


Los comensales que disfrutan este platillo, le han dado nombres específicos a las diferentes partes del estomago: cacarizo (jajajajaj, no me sabia esa :D)  panal, libro, cuajo, manzana; de esa manera se puede pedir que el platillo se pueda servir de acuerdo a los gustos del comensal.

Menudo blanco zacarias con granos de maíz 

Lo que hace especial al menudo o pancita, es su proceso lento de cocción y las especias con las que se prepara que dan un sazón muy particular a este guiso.

Bueno pues, vayamos por un menudo !!!!

-Brion



Friday, January 27, 2017

Notas chirris vol. IV-2017

Pues ya, este es último viernes de enero lo que quiere decir que ya chingó a su madre el mes y por lo visto estos primeros 27 días del año no han sido nada buenos; 2017 vienen con todo y lo único que podemos pedir es que le ponga tantita salivita, la dvd. 

Y pues comencemos con las notas chirris de esta semana.


Trump vs Peña Nieto – Round 1
¿Recuerdan esa escena de Dragon Ball Z donde Freezer en su primera transformación revisa a quien atacar si a Dende, Gohan, Vegueta o Krilin? Pues así merito ha estado haciendo Donald Trump; de todos los países a los que les ha hecho bullying Mégico parece ser el más vulnerable dada la alta dependencia económica azteca del imperio yanqui así como la migración y esos pedos de mojados.
En días pasados Trump anunció la renegociación del TLCAN, el aumento de impuestos en productos de exportación y desde luego no quita el dedo del renglón  con respecto al muro y básicamente dijo que si Mégico no tenía intenciones de pagar el muro que mejor EPN no pusiera sus asquerosas pezuñas en la Casa Blanca(ppsa) y bueno, Lord Peña pues lo mandó a la verga; el becario de Mégico, Luis Videgaray, no pudo negociar nada con el hijo de Paquita y pues es comprensible porque el chavo está aprendiendo apenas como es el bisne. 
Trump pidió a sus achichincles un reporte de toda la ayuda que su país le da a Mégico para ver que pedo y comenzar a quitar todo eso.



Reloj del fin del mundo es adelantado 30 segundos
Y sigue la mata dando…. Pues gracias a Trump y sus políticas diabólicas-pendejas, por ejemplo, él cree que el calentamiento global es una mamada inventada o las ideas chaquetas de educación de Betsy DeVos, su ministra de educación, entre otras cosas, pues han ocasionado que los científicos encargados del reloj del juicio final hayan hecho un ajuste adelantándolo 30 segundos acercándonos más a la hora de que salga el patas de cabra y sus jinetes. ¡Qué miedo!




Comunity Manager de Alsea pierde el control
Quizá fue un mal día para el CM de Alsea pues sus jefes de pendejo no lo bajaban o a lo mejor le pagaban el famoso “sueldo de hambre” y quería desquitarse con el mundo y con la vida o simplemente vinculó las cuentas de su chamba en su teléfono y el pendejo lo perdió; total, ayer las cuentas de twitter de Alsea (El Porton, VIPS, CPK México, Cheescake Factory, Italianni’s y PF Changs)  publicaron mensajes muy parecidos a los atinados comentarios de este blog como: “Putos todos”, “putos todos en alsea”, “Pilin”; mentadas de madre a unas viejas “chingue su madre Fernanda de alsea”, “y puta adriana de nativo” la cereza del pastel fueron estos mensajes publicados en la cuenta de Italianni’s “en cpk de reforma la cerveza viene mezclada con orina” y “le orinamos la comida que se tragan >_<”. Los mensajes fueron borrados y algunas cuentas fueron dadas de baja.

 


 



Adriana Fonseca sufre discriminación
Una actriz megicana se presentó a un casting para un comercial y dado su acento latino (“thick accent”, o sea, fuerte acento) no se procedió a más y le pidieron que se retirará pues el papel requería a alguien que hablara bien el idioma por lo que eso no le gustó a la señora y lo tomó como discriminación, entonces, emputada y llorando a moco tendido ¡chispas! Externó ese momento incomodo. 
Hay que tomar en cuenta que muchos papeles, así sea para un pinche comercial, se pide un perfil pero bueno, hay gente que no entiende eso y lo toma como una ofensa. Cabe señalar que en los comerciales mexicanos no salen personas que reflejen el arquetipo del megicano promedio y si lo hacen es interprentando chachas o naquitos como Tomás Varo. 



Detenidos dos holkeanos
El lunes pasado un par de chamacos de Chihuahua caguengues miembros de legión holk amenazaron por esa vía que perpetrarían un ataque en su escuela secundaria, eso lo vio la policía cibernética y de inmediato fueron por los holkeanos para detenerlos y darles sus madrazos. 
Sus papás pidieron que los mandaran con el loquero y le dijeron a sus bastardos que se disculparan.

A ver, Grimo, ¿fue en Veracruz o en Coahuila?

¿Que dijo Carlos Slim en la misteriosa conferencia a la que convocó? (adenda de Null)
"Yo estoy muy tranquilo". La idea de la reunión, según el propio Slim, fue manifestar su contento por la unión nacional en torno al presidente, además de mostrar su opinión, declaró que apenas ayer en la noche escribió lo que dijo en la conferencia que empezó a la una de la tarde. Casi al final de la reunión, aseveró que "Trump no es Terminator, es Negociator" Al principio de la conferencia resumió los libros escritos con Trump, dijo que es muy transparente, que no hay engaños en su política, él desde siempre dejó en claro que no sería políticamente correcto. Señaló también que no se negocia vía Twitter, que sólo es un medio de comunicación, igualmente aseguró que todas las circunstancias son favorables para México, dijo que es una gran oportunidad de cambio, y delineó algunos de las estrategias que se podrían emplear para hacer crecer al país, (no al gobierno, aclaró), igualmente explicó porque las estrategias de Trump sólo lograrían encarecer los productos para un mercado interno que no es suficientemente grande. En suma dijo que hay que ser pacientes, inteligentes y no enojarse. En la ronda de preguntas y respuestas aprovechó para dejar en claro que no iría por la presidencia, pues sólo es un empresario.




CORTESÍA DE GRIMALDO

Chairos everywhere


En los años sesenta un chairo o chaqueto era un adolescente del que se creía que se masturbaba mucho y por eso estaba siempre absorto o distraído (chaira: chaqueta). Para llegar a la acepción hoy tan en boga la palabra sufrió una transformación significativa, quizá, de permanecer en desuso o agazapada.
La publicista Tamara de Anda le dio un impulso decisivo al vocablo en su blog Plaqueta y ya cuando en 2004 escribía frases como ésta: “Me dio sueñito tumbador [después de tomar un par de cápsulas de valeriana] y puse mi cabeza en la almohada, fue como cuando me voy a dormir pacheca: la mente ya anda en interesantísimos absurdos oníricos, pero hay una parte despierta-consciente que los ve desde este lado y dice: se me trepa el chairo”. También se refería de esa manera a sus amigos de izquierda, fumadores consuetudinarios de mota, aunque la primera vez que calificó a unos estudiantes con ese mote fue en la preparatoria, relata en El Universal: “En la prepa, mis amigos y yo creamos/popularizamos el término chairo para referirnos a los neohippies que se instalaban en el mejor territorio de la escuela —la jardinera del patio central—, que eran bellos y seguros de sí mismos, que vestían atuendos mugroso–vaporosos a la moda, que iban a raves y comían tachas y ácidos, que viajaban a playas vírgenes —sin sus papás, obviamente—, que vivían en hermosas casas del sur de la Ciudad de México, que venían de escuelas como el Madrid o el Lancaster o alguna Montessori. Nosotros (...) nos burlábamos de ellos, porque nos parecían falsos, elitistas —lo eran, a pesar de proclamarse de izquierda e ir a las marchas con sus mejores ropas—, predecibles, mimados y con pésimo gusto musical” (blog Crisis de los treinta, 6 de mayo de 2014). De Anda hizo un corto en 2005 titulado, Los chairos, que se puede ver en YouTube (otro es El Chairo y algunas de sus falacias frecuentes).


Es ofensiva para muchos y quien la endilga a otro siente superioridad intelectual respecto de esa persona; la palabra se ha popularizado gracias a los medios sociales y se usa para señalar a personas —mayoritariamente estudiantes, aunque no faltan periodistas, académicos, escritores y artistas— que reúnen características y afinidades como una vasta ideología izquierdista–anarquista con componentes hippies y hipsters y una especie de cosmogonía nacionalista, indigenista y poética, que se oponen o manifiestan contra “el sistema” y la globalización —contra el sionismo y el imperialismo estadunidense pero rara vez contra el chino—, afines a tendencias que se cuelan entre el abanico del altermundismo y que se tragan esta otra espesa sopa ideológica preparada con ingredientes como el falso decálogo de Chomsky, los libros de Eduardo Galeano y el diario del Che Guevara. Radicales, “conspiranoicos”, simpatizan con el socialismo del siglo XXI y el populismo filochavista de Podemos; creen en el dogma del “fraude electoral” de 2006 y 2012 decretado por López Obrador. Carmen Aristegui, La Jornada y otros medios son “independientes y críticos” en oposición a los medios vendidos al Gobierno y a Televisa.

Para ellos la violencia “anarquista” y el clamor guerrillero de los estudiantes de Ayotzinapa se justifican pues creen que vivimos ya en una dictadura fascista. No importa que los normalistas rechacen la enseñanza de la programación y del inglés ni que secuestren autobuses, bloqueen carreteras o incendien gasolineras y edificios. El chairo, como dice el periodista Luis Castrillón, “tiende a cerrar el campo de la visión social y de las actividades humanas y alejarse de la discusión de los matices: para ellos es blanco y negro, bueno o malo, verdad o mentira; no hay elementos intermedios ni variables que expliquen o demuestren un hecho. Se inclinan más por un reduccionismo factual de primera instancia, sin contexto”. Se asumen, pues, como el ejemplo mismo de la virtud y la ética, y quienes no coinciden con ellos son todos neoliberales o de derecha —lo que dio origen a su vez al término derechairo, no tan popular.



C&P: De aquí

Cortesía de Bebexho