lunes, 2 de marzo de 2020

Hay riesgo de ‘contagio’ a finanzas públicas por coronavirus, advierten expertos

Las finanzas públicas también podrían “contagiarse” del coronavirus. Un menor crecimiento por el impacto del brote viral en la dinámica económica afectaría la recaudación de IVA e ISR por una caída en la actividad industrial, de consumo y servicios, y habría una presión en el gasto, sobre todo en el rubro de salud, coincidieron expertos consultados por El Financiero.



Este fin de semana Barclays aplicó un recorte a sus pronósticos de crecimiento por los efectos relacionados con el coronavirus (Covid-19) en América Latina, debido a los riesgos para el crecimiento en la región provenientes principalmente de una posible desaceleración en el comercio y los precios de los productos básicos.
Analistas de Barclays indicaron que pese a que México tiene experiencia en este tipo de contingencia sanitaria y el impacto en la economía depende en este momento más de lo que suceda en Estados Unidos, por lo que bajaron su pronóstico de crecimiento para 2020 a 0.5, desde la estimación previa de 0.6 por ciento, y además prevén una caída del PIB en el primer trimestre de este año.
En abril de 2009, el brote del virus H1N1 empujó a las autoridades a cancelar las actividades comerciales y la SEP suspendió el ciclo escolar, lo que llevó a que ese año el PIB cayera 6.5 por ciento, también impactado por la recesión global.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tiene un pronóstico de crecimiento de 2 por ciento para este año; no obstante, en su Informe Mensual de Finanzas Públicas para enero, anunció que en abril, cuando entregue a la Cámara de Diputados el documento Pre-Criterios, “presentará la primera revisión de las estimaciones de cierre para 2020”.
Mariana Campos, coordinadora del programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas, de México Evalúa, apuntó que las finanzas públicas son sensibles ante diferentes factores y el coronavirus puede ser uno de ellos, por lo que si la economía deja de crecer un punto porcentual, se estarían dejando de recaudar alrededor de 30 mil millones de pesos.
El ISR es el impuesto más importante que tiene el gobierno y el IVA es igual de importante, porque son ingresos asociados a la actividad económica. Entonces, si en algún momento el coronavirus tiene un efecto parecido al que se vivió en China donde fue necesario suspender labores y pararon fábricas, eso podría debilitar los ingresos”, dijo.
Alejandro Saldaña, economista en jefe de BX+, indicó que el coronavirus sí puede tener un efecto en las finanzas públicas, sobre todo porque ya existe cierta vulnerabilidad en la hacienda y se podrían requerir más recursos para hacer frente al brote que ya presentó sus primeros casos confirmados en el país.
“Sí puede haber efectos en las finanzas públicas, una contingencia de este tipo podría requerir un esfuerzo por la parte de gasto del gobierno. El gobierno hizo para 2020 supuestos optimistas como es el crecimiento de 2 por ciento del PIB y el petróleo en cerca de 2 millones de barriles diarios, entonces, al ser esto optimista, hay riesgo de que haya más recortes al gasto”, indicó Saldaña.
Erick Salas, director de desarrollo de negocios de IHS Markit Energy México, indicó que hoy por hoy el precio de la mezcla mexicana responde totalmente a la caída en las proyecciones de demanda de crudo y combustibles derivado de la expansión del coronavirus en China.
Si embargo, apuntó que “hasta el momento, no vemos que el precio vaya a caer de manera prolongada, de tal manera que arrastre el promedio debajo de los 49 dólares por barril que se fijó para 2020, eso depende de si se extiende la propagación y el periodo de nuevos casos del virus”.

C&P de aca

-Brion