viernes, 11 de septiembre de 2020

De la serie ¿Porque odiamos a los Judíos ? Capítulo 2.La Diáspora

En el capítulo anterior vimos que los judios fueron expulsados de la tierra que dios les había prometido para hacer de la descendencia de Abraham un gran pueblo. En esos tiempos toda la región era un hervidero de pueblos nomadas, existían varias tribus y se iban formando algunas pequeñas ciudades y reinos por lo que las guerras de conquista no eran raras, no nos debe de extrañar entonces que de la misma manera en que los judíos se hicieron de sus tierras tambien fueron despojados a la chingada de ellas.






Para poder avanzar en el relato debemos saber que en el antiguo pueblo hebreo era tradición que el hijo primogénito heredara la propiedad sobre los bienes de su padre y la autoridad sobre sus hermanos, sirvientes, viudas y demás. Dado que en esos tiempos se toleraba la poligamia habia casos en los que se daban asesinatos, complots, traiciones, y otros ardides entre las diferentes esposas y sus hijos para que éstos se convirtieran en los herederos.


Es aquí en donde entra Ismael, el otro hijo de Abraham y hermano de Isaac. Existen algunas controversias acerca de quién nació primero, la fuente más confiable en este tema es la biblia y ella misma se contradice en algunos de sus versos, en algunos de ellos aparece Isaac como primogénito y en otros ese lugar lo ocupa Ismael. Recuerdan que dijimos que Ismael parecía un pendejazo, bueno, pues no lo fué tanto.


Una gran parte del pueblo árabe desciende de Ismael, lo que en automático los haría herederos de la tierra prometida. Los judíos defienden que aunque Isaac haya sido el menor de los hermanos tiene mas derechos porque fué hijo de la verdadera esposa de Abraham. Los árabes defienden a Ismael porque dicen que es hijo de Abraham, nació primero y por tanto los derechos son suyos y de su descendencia aunque su madre haya sido una esclava. Esta pendejada es la principal razón por la que han habido y siguen habiendo tantos pleitos, odios y asesinatos entre judíos y árabes, ambos pueblos se consideran herederos de esa parte del mundo y por lo tanto siempre se han empeñado en mandarse a chsm mutuamente.






No se sabe bien a ciencia cierta qué fue lo que ocasionó la separación de los hermanos, algunos estudiosos afirman que Abraham tenía preferencias por su hijo Isaac lo que ocasionó disputas entre los hermanos y sus respectivas madres terminando con la expulsión y destierro de Ismael hacia el desierto. Lo cierto es que mientras Isaac y su clica pasaban sus penurias en Egipto para posteriormente convertirse en un pueblo poderoso, Ismael hacía lo propio pero en la parte sur de Canaan. Tuvo numerosa descendencia, estableció alianzas con pueblos importantes de la zona y fue extendiendo sus dominios por toda la zona que hoy conforman los países árabes (Jordania, Siria, Arabia Saudita, Líbano, Iraq y Egipto entre otros).





Pasaron algunos siglos de guerras, los judios iban y volvian a su tierra mientras eran conquistados por babilonios, asirios , persas, macedonios, sirios, macabeos, etcétera, etcétera, hasta que en el año 63 antes de la era común llegaron los romanos quienes se establecieron por casi doscientos años, anexando judea a Siria Palestina, cambiandole el nombre a Jerusalen por Aelia Capitolina y sometiendo, persiguiendo, esclavizando y finalmente expulsando a los judíos. O sea, jodiendolos culeramente .Ésta quizá fue la más cruel de las consecuencias de la ocupación romana.


Derivado de tanta guerra, tanta mezcla de culturas y tantas invasiones de todos contra todos, toda la zona incluyendo los pueblos árabes estaba plagada de infinidad de dioses, costumbres y formas de adorarlos, dando lugar a una divisiones y pleitos frecuentes por motivos religiosos y entonces, a principios de 1620 a unos 1500 km de Jerusalén, en las tierras de Arabia Saudita, fieles a su costumbre, un descendiente de Ismael, a su vez descendiente de Abraham empieza a escuchar voces y tener visiones nada más y nada menos que del Arcángel Gabriel, el mismisimo con quien dios comparte la mesa.


En una de sus visiones Mahoma recibió del Arcángel Gabriel el mensaje enviado por dios, en él se le notifica que ha sido elegido para ser el último profeta y su misión es restaurar la fé en el único y verdadero Dios , padre del único pueblo elegido por dios para ser herederos de su poder y gloria en la tierra; el pueblo Árabe. Asi nacía el Islam, una religión basada en los mismos principios judíos y cristianos pero intolerante con quienes no la profesan. Tan solo unos años después, en 637 Jerusalén por aquel entonces gobernado por el imperio bizantino fue conquistado por los árabes y los judios nuevamente pudieron regresar a su tierra pero no como un pueblo independiente sino como un pueblo tolerado por los árabes y sometidos a impuestos excesivos y condiciones de vida realmente difíciles.


 Conquistados ahora por los Árabes, los judíos seguirían vagando por el mundo y  tardarían  varios siglos antes de que pudieran recuperar su tierra.


Cortesia de Bashalpal :