lunes, 7 de septiembre de 2020

El ascenso global de las cervezas Ultra

La cerveza Light se está haciendo más Light. Si bien marcas como Tecate Light y Corona Light han dominado en México por muchos años, la popularización del concepto de las cervezas Ultra ha creado una tendencia que se ha extendido no solo en el país, sino por todo el mundo en tiempos recientes.





El nicho de las cervezas Ultra se ha convertido en uno muy lucrativo para las grandes cervecerías. Basta con ver el ejemplo de su ascenso en Estados Unidos. En el 2002, Anheuser-Busch lanzó Michelob Ultra durante un furor comercial por los productos dietéticos. Aunque el frenesí solo duró hasta el 2005, la cerveza pudo sobrevivir y generar una buena base de consumidores, sobre todo en mujeres preocupadas por su peso.

Todo cambió en el 2007. Bud Light, Coors Light y Miller Lite cayeron de las preferencias de los consumidores, y para ese año solo representaban un tercio de todos los embarques de cerveza de Estados Unidos. Para el 2017, las cifras pasaron a solo ser un cuarto. Por otro lado, desde el 2011, las ventas de Michelob Ultra comenzaron a incrementarse. Fue justamente en el 2017 cuando sus embarques crecieron en un 21 por ciento.

La carrera por conseguir la cerveza más baja en calorías ya ha comenzado. La cantidad, así como la de carbohidratos, es ya un aspecto muy importante, pero algunos nuevos competidores desean ofrecer calidad además de una presencia baja del contenido anterior. MGD 64, Budweiser Select 55 y Amstel Ultra son solo algunos ejemplos que han resultado muy atractivos para los consumidores millenials debido a la hasta ahora inédita relación entre estos productos y una vida en forma.





Si bien esta idea puede ser extraña en el mundo de la cerveza, algunos estudios sugieren que los bebedores más jóvenes comienzan a ver el alcohol como algo negativo, lo que ciertamente ha alarmado a las grandes cervecerías. Con esto en mente, algunas de las compañías trasnacionales han puesto manos a la obra para enfocarse en esta preocupación.

Tal es el caso de Constellation Brands, quien lanzó Corona Premier en el 2018, la primera inclusión a la familia en 29 años. Premier tiene 2.6 gramos de carbohidratos y 90 calorías en 354 ml. En comparación, una Corona Light cuenta con 5 gramos de carbohidratos y 99 calorías en la misma porción. Su precio es prácticamente el mismo que el de una Corona normal.





AB InBev respondió con el lanzamiento de Michelob Ultra Pure Gold, elaborada con granos orgánicos, 2.5 gramos de carbohidratos y 85 calorías. Se trata también de la primera cerveza hecha con arroz y maltas orgánicas.

El resto del mundo no se ha quedado atrás. En India está la Bira 91 Light Lager de Cerana Beverages, con 90 calorías y 4 por ciento de ABV en tan solo 330 ml. En Nueva Zelanda debutó recientemente la Summit Ultra Low Carb de Speight’s, la cual supuestamente tiene 75 por ciento menos carbohidratos que una cerveza normal sin sacrificar su sabor.





En Indonesia se ofrece otra variación, la Alster Lemon Lager de Prost, cuya fórmula contiene 10 por ciento de jugo de limón real y un ABV de 2.9 por ciento.





En México, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma y Grupo Modelo estuvieron inmersos en una batalla legal y comercial por culpa de las cervezas Ultra. La introducción de la Amstel Ultra, de Cuauhtémoc Moctezuma y Heineken, con un diseño muy similar a la Michelob Ultra de Modelo, desencadenó una demanda de plagio y aseguramiento de una buena cantidad del producto de la primera.

Por último, Grupo Modelo inauguró el año pasado una nueva planta en Hidalgo producto de una inversión de 14 mil millones de pesos. Aquí se producen marcas como Michelob Ultra y Stella Artois.

Y claro, no debemos olvidar el hecho de que Grupo Modelo vende ahora sus cervezas en los Oxxo de todo el país, expandiendo todavía más el alcance de la Michelob Ultra.


Fuente : Pique aqui


-Brion