miércoles, 12 de diciembre de 2018

Miércoles Cultural: Peliculeando con Xime

Mowgli.


Ayer, mientras comía tostadas de aguacate con pollo y espagueti verde, puse el necflis para seguir con la serie que llevo a medio camino y que ni de chiste voy a resumir porque me da flojera, pero saltó, no literalmente a la pantalla, el trailer del nuevo "bebé" de la plataforma, una película que está basada en "El libro de la selva", pero que no tiene nada que ver con la que salió hace unos años, en live action y así súper perrona.


Para que los que no saben y para los que sí, pues la historia va sobre un niño que queda huerfano y solo en una isla porque un tigre devora a sus padres. Este niño es criado por lobos, osos y hasta panteras, pero el tigre que se chingó a sus papás, también quiere cenarse al niño, pero sus amikos los impedirán, o algo así.

Lo chido: Es sin duda una película muy madura, hay problemas en su trama, sí, pero se centra un poco más en el sentimiento de dejar de ser un niño y convertirte en un adulto, de todo lo que conlleva la maravilla de crecer y que las decisiones tienen consecuencias, habla de la familia, del sentido de pertenencia y de lo que consideramos nuestro hogar.


Lo chafa: No sé realmente cuanto fue el presupuesto para esta película, pero la verdad los efectos son malos, no son basura, pero dejan mucho que desear. La trama tiene inconsistencias, los paisajes no son tan alucinantes como se esperaría, algunos fondos parecen de videojuegos y los animales en ocasiones parecen un peluche.
Algo que me pareció muy raro y me molestó, fue que la cara de los animales parece cara humana, sé que se hizo captura facial, pero algunos animales se ven extraños, como este perrito:


Lo raro: Irremediablemente, tenemos que comparar esta película con la que sacó Disney hace dos años y es que esta es totalmente innecesaria, no hacía falta porque la anterior fue muy buena, en lo estético y en su fondo.
Hay que reconocer que aquí se muestran peleas entre animales y son peleas muy gráficas, no tuvieron miedo de mostrarle a los niños que hay violencia en el mundo y que los animales también matan.

Conclusión:
No es totalmente mala, tiene sus momentos, aunque definitivamente es una película que nació para la plataforma de Netflix, no había manera de que pudiera competir con el libro de la selva de Disney. 
Si tienen Netflix, véanla con sus hijos o mientras comen algo, no se la van a pasar mal, pero tampoco es la maravilla y sobre todo no tienen que gastar en el cine.

Xime de la c-lva