miércoles, 18 de diciembre de 2019

Películas de Miércoles

Last Christmas

La época decembrina está a la vuelta de la esquina y no sólo en los supermercados es posible ya ver las suntuosas decoraciones sino que incluso en los cines ya es posible apreciar la cartelera navideña. Una de las cintas con esta temática es Last Christmas, misma que podremos disfrutar en la gran pantalla a partir del 6 de diciembre. Estelarizada por Emilia Clarke (Juego de Tronos) y Henry Golding (Crazy Rich Asians) esta comedia romántica posee un guion escrito por Emma Thompson (Howards End) y dirigida por Paul Feig (Damas en guerra).
Kate es una chica que ha pasado por una mala racha durante bastante tiempo, debido a su personalidad egoísta e irresponsable ha llegado al punto de no saber dónde pasará la noche; sus relaciones interpersonales están a punto de ser nulas; su único talento, el canto, parece haber desaparecido e incluso su trabajo está en peligro por su falta de atención y amabilidad con los clientes. Con todo esto a cuestas la mujer conoce por accidente a Tom. Sin ser un cuento de hadas, comienza a encontrarlo en todos los lugares posibles y fiel a su tradición, boicotea lo que podría ser el hombre de sus sueños.
La historia es bastante amena incluso si no eres amante de las comedias románticas y aún menos de las historias navideñas, por momentos hasta se olvida que está situada en la época decembrina –lo cual parecería imposible ya que desde el poster apreciamos a Emilia vistiendo un traje verde de duende, su uniforme de trabajo−. Sin embargo, su forma de recordarnos la festividad es a través de la música, elemento que juega a favor de la trama y no como mero complemento artístico, el tema de Last Christmas de George Michael sirve como nexo entre las distintas facetas de Kate.
La narrativa mantiene al espectador enganchado y atento, a la expectativa de lo que ocurrirá con la pareja y la vida de nuestra protagonista, pero la guionista supo darle un gran giro de tuerca no previsible, que lejos de arruinar la cinta la diferencía de otras con temáticas parecidas y la une de nuevo con el espíritu navideño, premisa que pese a ser olvidable por momentos no se pierde conforme avanza la historia. Lo único criticable sería escenas innecesarias para el desarrollo de la trama aunque algunas tienen un gran peso como crítica social hacia la discriminación vivida por los migrantes, en este caso, aquellos que huyeron de la antigua Yugoslavia, de donde proviene la familia de Kate.
Las actuaciones son otro punto a favor de la cinta, desde Emilia Clarke –cuya popularidad no inhibe su talento−hasta Emma Thompson como su histérica madre y que, como se esperaría de una ganadora del Oscar, cambia completamente su apariencia y acento para dar vida a una mujer yugoslava temerosa de ser expulsada de Inglaterra. De igual forma, Henry Golding personifica con total pulcritud al hombre perfecto pero no sólo de cualidades físicas sino morales, ya que parece no descansar nunca de ayudar al prójimo. Si bien la química mostrada en pantalla por los protagonistas no derrocha miel, esto lejos de arruinarla le da más credibilidad y matices a ambos.
La cinta es una excelente opción para ver esta temporada ya que no es extremadamente romántica ni cómica, sabiendo balancear ambos elementos con un buen guion; algo de realismo y crítica social; así como un mensaje navideño que más que sentirse moralista pareciera necesario en el  mundo en que vivimos para encontrar sentido a la existencia de la humanidad. Si eres fan de Emilia Clarke y de las cintas navideñas, no te pierdas este largometraje a partir del 6 de diciembre en todos los complejos cinematográficos.
C&P de acui