domingo, 14 de abril de 2019

El ateísmo en las religiones asiáticas

El ateísmo ha sido parte
de muchas tradiciones asiáticas durante milenios.

The Conversation, 1 de abril de 2019

Un grupo de ateos y secularistas se reunieron recientemente en el sur de California para hablar sobre temas sociales y políticos. Esta fue la primera de las tres cumbres planeadas por la Secular Coalition for America, un grupo de defensa del secularismo con sede en Washington DC




Para muchos, el ateísmo, la falta de creencia en un dios o dioses personales, puede parecer un concepto completamente moderno. Después de todo, parece que son las tradiciones religiosas las que han dominado el mundo desde el comienzo de la historia registrada.

Sin embargo, como estudioso de las religiones asiáticas, a menudo me sorprende la prevalencia del ateísmo y el agnosticismo, la opinión de que es imposible saber si existe un dios, en los textos de la antigua Asia. Las tradiciones ateas han desempeñado un papel importante en las culturas asiáticas durante milenios.

El ateísmo en el budismo y el jainismo.

Si bien el budismo es una tradición centrada en la liberación espiritual, no es una religión teísta.

El mismo Buda rechazó la idea de un dios creador, y los filósofos budistas incluso han argumentado que creer en un dios eterno no es más que una distracción para los humanos que buscan la iluminación.

Si bien el budismo no argumenta que los dioses no existen, los dioses son vistos como completamente irrelevantes para aquellos que luchan por la iluminación.

Una forma similar de ateísmo funcional también se puede encontrar en la antigua religión asiática del jainismo, una tradición que enfatiza la no violencia hacia todos los seres vivos, el no apego a las posesiones mundanas y la práctica ascética. Mientras que los jainistas creen en un alma o jiva eterna, que puede renacer, no creen en un creador divino.

Según el jainismo, el universo es eterno, y si bien los dioses pueden existir, también deben renacer, al igual que los humanos. Los dioses no desempeñan ningún papel en la liberación espiritual y la iluminación; los humanos deben encontrar su propio camino hacia la iluminación con la ayuda de sabios maestros humanos.






Otras filosofías ateas.

Casi al mismo tiempo, cuando surgieron el budismo y el jainismo en el siglo VI a. C., también había una escuela de pensamiento ateo explícita en la India llamada escuela de Carvaka. Aunque ninguno de sus textos originales ha sobrevivido, los autores budistas e hindúes describen a los Carvakas como ateos firmes que creían que no existía nada más allá del mundo material.

Para los Carvakas, no había vida después de la muerte, ningún alma aparte del cuerpo, ningún dios y ningún otro mundo que éste.

Otra escuela de pensamiento, Ajivika, que floreció al mismo tiempo, argumentó de manera similar que los dioses no existían, aunque sus seguidores creían en un alma y en un renacimiento.

Los Ajivikas afirmaban que el fin del alma estaba determinado únicamente por el destino, y no por un dios, ni siquiera por el libre albedrío. Los Ajivikas enseñaron que todo estaba formado por átomos, pero que estos átomos se movían y combinaban entre sí en formas predestinadas.

Al igual que la escuela Carvaka, la escuela Ajivika hoy en día sólo se conoce a partir de textos compuestos por hindúes, budistas y jainistas. Por lo tanto, es difícil determinar exactamente lo que pensaron los Ajivikas.

Según los textos budistas, los Ajivikas argumentaban que no había distinción entre el bien y el mal y que el pecado no existía. La escuela pudo haber existido casi al mismo tiempo que el budismo temprano, en el siglo V a. C.

El ateísmo en el hinduismo

Mientras que la tradición hindú abarca la creencia en muchos dioses y diosas (330 millones de ellos, según algunas fuentes), también se encuentran líneas de pensamiento ateo dentro del hinduismo.

La escuela samkhya de filosofía hindú es uno de esos ejemplos. Cree que los humanos pueden lograr la liberación por sí mismos, liberando su propio espíritu del reino de la materia.

Otro ejemplo es la escuela Mimamsa. Esta escuela también rechaza la idea de un Dios creador. El filósofo de Mimamsa, Kumarila, dijo que si un dios hubiera creado el mundo por sí mismo al principio, ¿cómo podría alguien más confirmarlo? Kumarila además argumentó que si un dios misericordioso hubiera creado el mundo, no podría haber estado tan lleno de sufrimiento como lo está.

Según el censo de 2011, había aproximadamente 2.9 millones de ateos en la India. El ateísmo sigue siendo una fuerza cultural importante en la India, así como en otros países asiáticos influenciados por las religiones de este país.

Fuente