miércoles, 24 de abril de 2019

Miércoles Cultural; Peliculeando con xime

Hellboy, la nueva, no la vieja

Hay mucha expectativa en el nuevo reboot de esta cinta, después de todo, Hellboy hizo muchísimos fans con la versión que logro Guillermo Del Toro en el 2004, creando un gran furor e impresionantes números en taquilla con su visión más como cuento con su clásica estética y monstruos; pues bueno, ahora, muchos años después se reinicia esta franquicia con la nueva película Hellboy protagonizada por David Harbour con personajes más oscuros, más realistas y efectos visuales que nos llevan a un mundo oscuro, en caos y con monstruos dignos del infierno.
Eso genera muchas expectativas en una cinta más gore, más violenta y más sangrienta, más apegada al comic y al personaje que lo que vimos hace muchos años atrás; pues bueno, después de haber visto la película Hellboy debo decir que me encuentro en el limbo del cine y con opiniones encontradas, ya que si bien, considero los efectos visuales buenos, y la personificación que nos entrega Harbour es buena, creo que la historia es floja y se llega a sentir más como una secuela, porque el Hellboy que nos presentan, su historia y sus personajes no está bien desarrollada y este reinicio parte de que todos conocen a Hellboy o vieron la anterior, así que la falta de información sobre personajes hace que sea un poco difícil de seguir; pero, esta cinta abre este nuevo universo en el que se promete más sangre y violencia.

Lo Chido: Sí que los fans que buscaban un mundo infernal desatado con la película Hellboy lo obtienen, pero, creo que esta nueva versión no es muy entretenida, y carece de la esencia y majestuosidad que tiene este personaje, en una cinta que se centra más en el realismo que adentrarnos en la historia.
Lo Chafa: La película Hellboy tiene buenos elementos visuales, pero, cuando se habla de la historia es ahí donde radican las grandes fallas ya que no se siente fluida, no te llama la atención, no te entretiene, y no hay mucho desarrollo en la historia.

Lo Raro: Es una película que hay que ver para poder sacar conclusiones uno mismo; eso sí, no esperes mucho y no vayas comparándola con la de Del Toro, porque son muy distintas.
Xime pains