jueves, 10 de octubre de 2019

Cuál es la edad de jubilación en los diferentes países de América Latina (y por qué en general se está alargando)

Hay dos países en América Latina que están debatiendo en sus parlamentos sendas reformas de sus sistemas de pensiones: Brasil y Chile.
Ambos son ejemplos de dos modelos bien distintos: mientras en Brasil las pensiones se financian con dinero del Estado (el clásico sistema de reparto), en Chile cada trabajador ahorra individualmente para financiar su propia jubilación (aunque en 2008 se agregaron pensiones mínimas para los sectores más vulnerables).
Siendo uno de los proyectos más emblemáticos del presidente Jair Bolsonaro, la Cámara Baja de Brasil aprobó este mes la propuesta de elevar la edad de jubilación, aunque la entrada en vigor de la medida depende aún de su votación en el Senado.
Las estimaciones apuntan a un ahorro superior a los US$200.000 millones para las arcas públicas en la próxima década.
El texto aprobado en primera instancia establece una edad mínima de jubilación de 62 años para las mujeres y de 65 para los hombres, con un plazo de cotización de al menos 15 y 20 años respectivamente.
Además, se crean cuatro franjas de cotización, según la renta de cada beneficiario.
En Chile, en cambio, el proyecto de ley para reformar el sistema está en una etapa de discusión mucho más preliminar.
En otros países como Argentina, Perú y Colombia hay un debate público sobre el tema, aunque aún no se han presentado proyectos de ley en sus respectivos Parlamentos para reformar el sistema.

La jubilación por países

Los países con la edad más alta de jubilación de América Latina -65 años- son, en el caso de los hombres Costa Rica, México, Perú, Argentina, Brasil (con excepciones), Chile, Cuba y Honduras. En el caso de las mujeres son Costa Rica, México y Perú.
La edad más baja de jubilación para las mujeres-50 años- está en Bolivia (50). Luego le siguen -con 55 años- El Salvador y Venezuela.
La más baja para los hombres -55 años- está en Bolivia.

-Brion