viernes, 25 de octubre de 2019

Mexicanos, entre los más distraídos por el smartphone

Casi el 80% de los padres y adolescentes mexicanos declaró distraerse durante el día con sus dispositivos móviles. Además, casi una tercera parte de los papás cree que el uso excesivo de estos equipos perjudica la relación de su familia.



Lo anterior forma parte de los resultados del estudio “La nueva realidad: padres, adolescentes y dispositivos móviles en México”, en donde también se destacó que 30% de los padres perciben que discuten más con sus hijos respecto al uso excesivo del teléfono celular. Es un porcentaje mayor en comparación al registrado en Estados Unidos (23%) o en Japón (19%).
El análisis, presentado por Common Sense y la Universidad del Sur de California (USC), muestra cómo los dispositivos móviles han transformado los estilos de vida y múltiples actividades cotidianas, desde el trabajo hasta el tiempo de sueño. En ese último aspecto, más de una tercera parte de los adolescentes mexicanos declaró que revisa su teléfono incluso por la noche, entre su descanso, para ver la hora, revisar mensajes o sus redes sociales.
De acuerdo con el estudio, los equipos móviles han generado un cambio en las dinámicas familiares, en las relaciones entre padres e hijos e, incluso, entre los jóvenes y sus amigos. “Los adolescentes están conectados todo el día. Su camino a la adultez está ligado a un smartphone”, dijo Willow Bay, decana de la Escuela de Comunicación y Periodismo Annenberg de la USC.
En cuanto a las relaciones entre amigos, 67% de los adolescentes indicó que prefiere comunicarse con ellos a través de mensajes de texto, incluso por encima de la comunicación en persona; 49% opta por las redes sociales; y 40% prefiere hacer una llamada telefónica. En ese sentido, 38% dijo que los dispositivos móviles son “muy” o “extremadamente” importantes para mantener el contacto con sus amigos.
“Es interesante cómo los jóvenes están conectándose digitalmente. A diferencia de hace 10 años, la generación actual ya no está On u Off, sus vidas y relaciones están establecidas de un modo digital. No nos sorprende que siete de cada 10 chicos se comuniquen por mensajería instantánea. Sin duda es una transformación sutil, pero muy relevante”, señaló Manuel Guerrero, director del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana.
Otro aspecto importante reflejado en el estudio es el efecto de los dispositivos en las relaciones familiares. Aunque la mayoría de los padres y adolescentes (58% y 71%, respectivamente) no perciben un cambio en su convivencia por el uso de tecnología; 23% de los padres y 11% de los jóvenes señalaron que sí se ha perjudicado.
“Hay una reestructuración completa de los ámbitos privados. Ahora dedicamos nuestro tiempo libre al consumo a través de estas plataformas. Es necesario agregar mecanismos educativos y comunicativos de alfabetización mediática, debemos crear una visión crítica de lo que sucede y que el uso sea mucho más responsable para que les permita entender mejor este mundo de fake news e información sensible”, finalizó Guerrero.


-Matt :