miércoles, 2 de octubre de 2019

El Apando, José Revueltas



Hace muchos años vi por primera vez la película EL APANDO, debo admitir que la vi por ser basada en el libro homónimo de mi paisano José Revueltas, quien además trabajo en el guión. El autor escribió esta novela mientras se encontraba recluido en el Penal de Lecumberri, debido a su activismo político estudiantil en el año 1968. Al final de esta publicación he insertado el link del libro que es breve pero excelente.





Esta película muestra la realidad de los reclusorios de aquellos tiempos, realidad que no ha cambiado en algunos sentidos; por ejemplo, en relación a que los reclusos se vuelven una carga para quienes les esperan afuera.

La historia se desarrolla en el Palacio de Lecumberri, el Apando es el nombre que tenía la celda de castigo. esta película fue estrenada en el año 1975 y dirigida por Felipe Cazals.


Albino (Salvador Sánchez) y Polonio (Manuel Ojeda), aprovechan la debilidad por las drogas de "El Carajo", un hombre algo idiota, chaparro, prieto, feo y tuerto, muy bien representado debo decir, por José Carlos Ruiz, para convencerlo de que su madre, interpretada por la señora Luz Cortazar, introduzca drogas al penal. 

Para llevar a cabo ese plan, Albino y Polonio se apoyan en sus respectivas viejas: "La Chata" (Delia Casanova) quien por cierto luce bellísima en esta película y "La Meche" (María Rojo) estas últimas "ayudan" a LUZ CORTAZAR la madre del carajo para que, en la próxima visita, la señora introduzca la droga en... donde no se la encuentren facilmente.




El Carajo continua convenciendo a su mamá y es aquí cuando Luz Cortazar, en algún momento de la conversación con su hijo quien le reclama que le lleve tan poco dinero, le dice:

"CONTIGO NO TERMINO DE PARIR, Si supieras como la paso yo afuera".


Ella quisiera que el no hubiera nacido, pero no porque no lo quiera, sino porque el mismo amor de madre la mantiene a ella también cautiva, yendo cada visita, llevándole cada centavo que le sea posible, prestándose a cometer un delito para darle a su hijo un poco de calma; ya que el encuentra un alivio y libertad en las drogas, y así ella quizá se sienta menos presionada de llevarle más y más dinero.




Doña Luz, ante las insistencias de todos no le queda otra más que participar, estando reunidos los 6 cuando planeaban la introducción de la droga, se da una escena de erotismo curioso, cuando Albino enseña su abdomen, que tiene la imagen tatuada de un hombre y una mujer desnuda y al mover el vientre se simula la penetración. Entre risas y cachonderías al ser descubiertos, los tres reclusos son remitidos a la celda de castigo conocida como "El apando".


Hay también otra escena donde se muestra como las mujeres son sometidas a una rigurosa revisión por parte de una guardia machorra que aprovecha su posición para darse sus gustitos.


Resultado de imagen para escena de tatuaje de albino en el apando


El día de la visita, la Chata y la Meche tienen la brillante idea de hacer una manifestación para que saquen a sus hombres del Apando, que a su vez sirve como distracción para que la madre del carajo entregue la droga.




La señora Luz ante la insistencia para entregar la droga, pide que la dejen ver primero a su hijo; pero ya en la trifulca las mujeres son llevadas a empujones por los guardias a otra zona, mientras tanto Albino, Polonio y El Carajo, son abatidos como animales atrapados e inmovilizados, en medio de una celda que es atravesada con barrotes; Esta escena termina con EL CARAJO arrastrándose por los suelos y jalando el pantalón a un guardia diciéndole:



"Arrímese no tenga miedo, nomas quiero decirle una cosa, mi amá; ella trae la droga adentro, metida entre las verijas, mándela esculcar pa que vea"...

LIBRO EN PDF PIQUILE AQUÍ

Cortesía de Kulturitas