viernes, 15 de noviembre de 2019

Bajaría obesidad con impuestos a refrescos: Salud

La Secretaria de Salud (SSA) resaltó que con el impuesto al refresco habría menos obesidad y más ahorros en materia de salud.

La dependencia federal explicó que en 10 años el impuesto aplicado en 2014 a las bebidas azucaradas en México podría generar un ahorro aproximado de 91.6 millones de dólares en el gasto para la atención de la salud, así como prevenir casi 240 mil casos de obesidad en el país y más de 71 mil casos de enfermedades relacionadas con ese padecimiento.
La secretaría informó que en un estudio publicado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y la Universidad de Harvard se estimó el impacto del impuesto a bebidas azucaradas sobre la calidad de vida, debido a que los mexicanos son los que más consumen ese tipo de productos.
Los especialistas subrayan que al aumentar el impuesto a dos pesos por litro (el doble de lo que actualmente se recauda) se podrían obtener mayores beneficios para la salud de la población. Entre ellos, se prevendrían más de 283 mil casos de obesidad en niños y adolescentes, más del triple el impuesto actual (94 mil casos).
Esta reducción de casos de obesidad en niños contribuiría de manera importante en la prevención de enfermedades crónicas en la edad adulta. Los autores estimaron que por cada peso gastado en la implementación del impuesto de dos pesos por litro, se recuperarían siete pesos.
La evidencia científica actual confirma que la aplicación de impuestos a productos perjudiciales para la salud es una de las medidas más redituables para reducir el consumo y, por consiguiente, beneficiar a la población.
Algunas de las demás enfermedades que se evitarían son: 61 mil casos de diabetes, casi 4 mil eventos vasculares cerebrales, más de 2 mil 800 casos de enfermedad hipertensiva del corazón y más de 4 mil isquémicas del corazón.
El pasado 18 de octubre, al aprobar la miscelánea fiscal para el próximo año, la Cámara de Diputados perdonó incrementar los impuestos a los refrescos, las bebidas alcohólicas, las cervezas, cigarros y la comida chatarra, con lo que se podría recaudar entre 30 mil y 46 mil millones de pesos.
Durante la madrugada, la diputada de Morena Laura Imelda Pérez (Morena) presentó una reserva para incrementar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a estos productos y, pese a que se había admitido debatir, al final se votó en contra.

Cortesia de Gomita, porque los quiere, los cuida :