viernes, 21 de agosto de 2020

Viernes Saludable : Basura COVID y qué está haciendo México

Algunas organizaciones ambientales lo han señalado: la pandemia dejará una huella ecológica profunda, producto del incremento del uso de plásticos, cubrebocas, y su inadecuado desecho. La ONU ya puso el dedo en la llaga con el estudio Manejo de Desperdicios Durante la Pandemia de COVID-19, y las cifras estimadas son estratosféricas: México está emitiendo cerca de 32 toneladas al día con motivo de la pandemia solo por los residuos de pacientes en hospitales, en donde cada paciente en cama emite entre 2 y 2.2 kilos por día.




Como referencia, eso es más de lo que cada habitante en CDMX genera de basura al día. La cifra se estima en 1.37 kilos por cabeza.

Con 32 toneladas al día, México está muy por debajo de otros países incluidos en el estudio. Japón es el primer lugar con 876 toneladas por día, es decir, 27 veces más que México. También están India con 608 toneladas, Indonesia con 209, Tailandia con 152 toneladas, y Sudáfrica con 133 toneladas. En conclusión, hay países con menor infraestructura hospitalaria que tienen todavía más desperdicios.




Sucede que en México hay un lineamiento con las mejores prácticas en el manejo de residuos sólidos producto de la pandemia. El lineamiento incluye algunas prácticas recomendadas por la propia OMS, como el que haya un almacenamiento específico para los residuos biológicos de un paciente y que potencialmente son infecciosos; también está el que los residuos se destinen a contenedores de plástico o metal con etiquetas claras sobre el contenido. Pero aunque el manejo no es uno indeseable, hay un problema al momento de eliminar definitivamente los desechos.


"Sin embargo, existe un gran problema en la gestión de los residuos sanitarios generados en los hogares. La mayoría de estos desechos se eliminan en vertederos abiertos junto con otros desechos sólidos municipales"


ONU


Los residuos domésticos que tienen relación directa con la pandemia son casi imposibles de detectar. No solo son potencialmente un riesgo para los trabajadores de recolección de basura, sino que el no tener directriz específica (ya ni hablemos de la voluntad para aplicarla), hace que los residuos domésticos terminen por mezclarse con todos los desperdicios. La ONU incluye entre los desperdicios domésticos que no se separan a los guantes, cubrebocas, pañuelos y gasas, todos residuos que sin una adecuada segregación suelen terminar en tiraderos o incinerados.

Residuos que no deben, de ninguna manera, quedar expuestos.

De hecho, eso es exactamente lo que ocurre en México. El mismo reporte detalla las prácticas de tratamiento y eliminación de residuos tanto de hospitales como los provenientes de hogares. En hospitales y clínicas los residuos reciben el mismo tratamiento que otros residuos sanitarios peligrosos, pero los que provienen en hogar terminan incinerados o en tiraderos. A decir de la ONU, los tiraderos en México reciben una capa de tierra diariamente, pero la cifra oficial de la Semarnat y del INEGI es que 87% de los tiraderos en el país son a cielo abierto, solo 13% son rellenos sanitarios.

El problema de que los desperdicios terminen en tiraderos a cielo abierto es que los residuos puede entrar en contacto con trabajadores, pepenadores, pero también otros patógenos, materiales peligrosos, o incluso animales que carguen consigo mismos una infección peligrosa.

En un mundo ideal, debería de haber forma de que todos los hogares puedan indicar con claridad cuáles son residuos que pudieron haber estado expuestos al virus, pero dada su imposibilidad material, el siguiente mejor escenario es garantizar que no haya más tiraderos a cielo abierto. Lo que sí debe haber es una separación de residuos de casos positivos que se mantienen en casa, así como casos sospechosos.

Está además el asunto de los trabajadores. La soluciones que propone la OMS es que quienes se dediquen a recolección de basura deberían ser "entrenados sobre los riesgos de exposición al virus, y sobre protocolos para prevenir o reducir la posibilidad de una exposición e infección" según se lee en el informe. Incluso hace un llamado a sensibilizar a la población en torno a la importancia de separar residuos contaminantes, especialmente si se tiene un caso positivo en casa.

México lo está haciendo bien con reglas claras para los residuos que provienen de hospitales, debe haber las mismas garantías para el manejo y eliminación de desechos que provienen de hogares.


Fuente : Arial 12


Brion