martes, 11 de agosto de 2020

El amor acaba

El matrimonio es una unión sagrada entre un hombre y una mujer. La Biblia dice que en el principio Dios “‘los hizo macho y hembra. Por este motivo dejará el hombre a su padre y a su madre, y los dos serán una sola carne’ [...]. Por lo tanto, lo que Dios ha unido [...], no lo separe ningún hombre” (Marcos 10:6-9; Génesis 2:24).

OREMOS HERMANOS.

Según el INEGI (el cual también es sagrado) y según sus datos, dicen que en los años recientes la gente se está casando menos en relación con años pasados. En el 2010 al 2012 estaban aumentando, pero del 2014 al 2017 fueron disminuyendo de entre 15 mil y 20 mil por año.




Y por otro lado, los divorcios van a la alza:





Del 2010 al 2017 hay un aumento de 61539 casos por año.

CAUSAS DE LOS DIVORCIOS

En 2017 el 90.9% de los divorcios fueron judiciales, y de éstos: en 40.6% de los casos no tienen hijos menores de 18 años, en 27.6% sólo uno y en 21.2% hay dos. Sólo en 8.3% de los casos tienen tres o más hijos. Ha de destacarse también que de 2010 a 2017 ha disminuido la proporción de divorcios administrativos, al pasar de 14.1 a 9.1 por ciento. Incluso, a partir de 2011 el indicador ha tenido una disminución constante. 

Las principales causas de divorcio son: voluntario unilateral (54.5%), por mutuo consentimiento (36.3%), y la separación por dos años o más, independientemente del motivo (3.4%). En suma, estas tres causas representan 94.2% del total de divorcios entre personas de distinto sexo, registrados en 2017.

En el 2017 tenemos también un dato muy importante: la edad promedio de los hombres al momento de la disolución es de 41 años, y de 38.4 en las mujeres.

Como ven, amiguitos, estamos en la edad del desmadre, de la promiscuidad, de la irresponsabilidad, de la falta de valores y de la culminación del hartazgo marital.

ARREPIENTANSENNNNN PECADORES

Pero como todos sabemos, si las cosas no funcionan y son imposibles de reparar, entonces es mejor dejarlas y seguir nuestro camino... O tal vez no, yo que se.

Cortesía del estadista Chigurh