jueves, 12 de abril de 2018

No a la criminalización del acto médico

No se, ponerse en los zapatos de otra persona siempre se me ha hecho dificil, empatía le dicen algunos, pero cuando se trata de niños, o de los hijos de otros, ahí si no tengo empacho en ponerme en su lugar, pero qué pasa cuando hay duda razonable para hacer una condena? O cuando las redes sociales hacen un sesgo y se van por un solo lado de la moneda?

Lo anterior viene a colación debido al supuesto caso de negligencia médica en contra de un menor de 3 años, el cual resultó herido durante el desplome del helicóptero que transportaba al gobernador de Puebla, se salvó desafortunadamente, pero este pequeño al ser operado por el Dr. Luis Alberto Perez Mendez, especialista en ortopedia, con postgrado además en ortopedia pediátrica, fallecio presumiblemente por anafilaxia, es decir, tuvo alergia grave a la anestesia, no despertando de la operación.




Pues bien, qué pasa cuando el médico no tiene todos los antecedentes del paciente? Se arriesga a operar so pena de tener consecuencias funestas? O se espera a tener el expediente clínico completo y perder tiempo valioso? El Dr tomó la decisión y operó de todas maneras, con los resultados ya sabidos por todos.

En todo Facebook se leen palabras de apoyo al médico, incluso lo que me impulsó a escribir acerca de este tema es que acabo de ver en mi bandeja de correo una peticion de change.org la cual ya lleva 180,595 firmas a favor de Luis Pérez, pero casi no he visto apoyo a la familia del menor.




En fin, no se que vaya a pasar, pero ha de ser difícil para ambas partes estar en una situación de esta índole; por un lado ver trunca la vida de tu hijo único, de 3 años, y por el otro, llevar el estigma de asesino y ver frustrados tus sueños de ayudar a la gente.

-Brión