miércoles, 4 de septiembre de 2019

Miércoles Cultural: Peliculeando con Xime

AGENTE BAJO FUEGO


Esta cinta trae de nuevo a Gerard Butler en el papel del agente Mike Banning, Morgan Freeman como el PresidenteAllan Trumbull y a algunos miembros del elenco de su antecesora así como caras nuevas con las cuales pretende dar un cierre a esta serie de filmes de acción que han cumplido el propósito de entretener pese a las incongruencias presentes en este género.
Mike Banning sigue siendo parte del Servicio Secreto encargado de proteger al Presidente en turno, pero tras los sucesos de Londres bajo Fuego su vida ha cambiado tanto para bien como para mal. Por un lado, es el orgulloso padre de una niña de unos dos años pero por otro, tras la volcadura del auto donde viajaba en la precuela, tiene jaquecas y episodios de desorientación, se le ve cansado y no tan atlético como era y por ello, su esposa le ha recomendado un trabajo de oficina, aún en el cuerpo de Seguridad pero sin ver la acción de frente.

Es esta quizás la decisión más difícil de su vida, pese a entender los sentimientos de su conyugue y que algo no está bien en su cerebro ─ el doctor le ha hecho entender que tanto el accidente como el estrés pueden matarlo─ él no se resigna a no proteger al Presidente, no estar en el frente. Y es entonces cuando atacan al mismo en sus narices desencadenando una persecución policial como si él fuera Bin Laden, todo apunta a su culpabilidad pese a casi morir en el atentado también.
La película es muy entretenida, algo no tan común de ver en esta industria si tenemos en cuenta que es el cierre de una trilogía y por lo general terminan siendo un mal innecesario para seguir exprimiendo a la gallina de los huevos de oro. Pese a que el hilo conductor sigue siendo el exacerbado patriotismo, esta vez no comienzan a llover balas apenas nos presentan a los involucrados, ahora hay un intento por mostrar algo más de la vida y motivación del agente Banning, así como las consecuencias de su demandante trabajo ─aún no sé si el actor engordó para el papel o sus casi 50 años comienzan a dejarse notar.

Sin embargo, el intento no logra despegar del todo al unirse a la narrativa ya que pareciera no dar tiempo de mostrarnos la profundidad de un personaje, el cual no había sido expuesto desde la pasada entrega para hacerlo más digerible. En este filme conocemos más de la vida familiar de Mike pero pese a usarlo de pretexto no termina por llevarse bien con los otros elementos del género. Se intenta entregar una tercera parte interesante, con personajes profundos y bien desarrollados pero sin lograrlo quizás por un mal guion o porque simplemente no hubo tiempo.
Las escenas de acción junto al sonido son tremendas, te mantienen al filo del asiento pese a estar ─como casi siempre en estos casos─ lejanas a la realidad. Pese a que los movimientos de cámara y fotografía están bien cuidados, hay escenas, las cuales parecieran ser sacadas de algún Gotcha, las cuales contrastan con el resto de la película, tan llena de explosivos, esquipo táctico y armamento largo. Hay incluso una secuencia que me recuerda al videojuego de Resident Evil 4 cuando quedaba sin municiones y no había otra alternativa que sacar el cuchillo.

Pese a sus problemas con la narrativa y el desarrollo de personajes es una película altamente recomendable si has seguido las anteriores o eres fan del género. Podrás ver un intento de profundizar en las motivaciones del héroe y ver a quien empujó ese sentido moral de lo correcto. 
Xime :v