Tuesday, February 2, 2016

Comparaciones estupidas

En los últimos días ha estado circulando en algunas redes sociales un collage de dos fotografías en las cuales se muestran las imágenes, a primera vista similares, de dos bebes yaciendo boca abajo casi en la misma posición: en la primera de ellas aparece el pequeño Aylan, el niño sirio de 2 anos que fue encontrado ahogado en las costas de Turquía, el cual fue un parte aguas en la lucha que viven los refugiados tratando de llegar a tierras menos amenazadas por la violencia.

En la otra aparece la imagen de un bebe de escasos 7 meses de edad, de igual manera yace sin vida al lado del cuerpo de su padre, y aun lado de ambos, su madre. Los tres fueron ejecutados aparentemente al salir  de un centro comercial en la ciudad de Pinotepa Nacional en el estado de Oaxaca. De acuerdo a información adicional, ambos progenitores procedían del estado de Guerrero y se dedicaban a la venta de droga al menudeo, por lo que se presume que el ajuste de cuentas fue relacionado con dicha actividad.

Si bien es cierto que ninguna muerte es deseable, mucho menos la de personitas inocentes como las que nos atañen, bajo ninguna premisa ambos hechos tienen relación como se ha estado viralizando, haciendo ver una imaginaria relación con la muerte del pequeño sirio.

En casos como este se demuestra mas que el mexicano común tiene como deporte nacional el quejarse y culpar al gobierno de la mayoría de sus males.