Tuesday, March 8, 2016

¿El lugar de la mujer?


Hace poco revisaba publicaciones viejas de mi Face y me encontré con una en la que me quejaba de las felicitaciones por el día de la mujer. No me lo tomen a mal, fuera de mi antipatía general, he de decir que este día nada tiene de festivo. Pienso que la intención tiene más carácter reflexivo que otra cosa.


Adentrándonos en el tema, en caso de que aún haya alguien que no lo sepa, este día se conmemora a raíz de fallecimiento de las 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.  También se reconoce como antecedente a las manifestaciones protagonizadas por obreras textiles el 8 de marzo de 1957, igualmente en Nueva York.



Teniendo ya el antecedente citado, vamos pues al tema. ¿Cuál es el lugar actual de la mujer en el mundo laboral?


A mi parecer creo que han existido avances, si no bien grandes, sí sólidos que le han permitido a la mujer desarrollarse de forma plena dentro del campo laboral. Sí bien es cierto, aún existen muchas limitaciones en algunos rubros laborales muy específicos, es igualmente cierto que la mujer ha demostrado la capacidad que tenemos, como género, de integrarnos en la mayor parte de los campos que anteriormente eran considerados de desempeño únicamente para el género masculino. Hoy en día se puede ver desde profesionistas, como lo son las ingenieras, hasta mujeres de oficio como lo puede ser una mecánica y una taxista.


Dejando de lado el ya desvirtuado feminismo, pienso que este día hay mucho que agradecer a las antecesoras por todos los logros realizados. Hay mucho que reconocer que sin ellas no se podría hablar de mujeres en cargo importantes que han logrado llevar la vida laboral en conjunto con la vida familiar, y no es para menos ya que a pesar de que hoy en día es más aceptable la inversión de roles en las parejas, la carga de la casa sigue siendo más pesada para la mujer.



Espero no haber divagado demasiado y que le encuentren la idea a este post, cuya única finalidad es invitarles a reflexionar acerca de los logros obtenidos en el largo camino hacia la inclusión de ambos géneros en las labores equiparadas. 




Cortesia de Sabi