Thursday, March 31, 2016

31 de Marzo, día del taco.

Según estudios antropológicos, la primera forma de comer maíz cocido y nixtamalizado fue en una forma similar a los tamales; tendrían que pasar algunos siglos para desarrollar la tortilla. Imposible saber en qué momento surgieron los tacos, seguramente se dio una forma muy natural, gracias  a la forma de tortilla.

En tiempos prehispánicos, las fuentes de proteína eran muy variadas, desde hierbas, plántulas y germinado (como el quelite), pasando por pequeños camarones (acociles) y pescados, hasta carne de perro y guajolote, seguramente estos fueron los compañeros naturales de la tortilla.

Con la llegada de los españoles vino el ganado porcino, bovino y ovino; en algún momento surgió el taco de carne que hoy tanto nos fascina. Quién sabe como ha sido su consumo en toda la época virreinal y del México independiente, ¿será posible que los conspiradores de Querétaro amenizaran alguna vez sus reuniones con tacos?


En el libro On the road (En el camino) de Jack Kerouac, escrito en su mayor parte en 1948 y 1949, relata el consumo de tacos de carne frita en las calles nocturnas, y de madrugada, en la ciudad de México.

Jack Kerouac, escritor beatnik en la Ciudad de México

Uno de los favoritos del centro de México son los tacos al pastor, variante de los tacos árabes, muy populares en Puebla, a su vez, variante del kebab oriental, quizás traídos por los migrantes libaneses.

El taco de carnitas, traído de Michoacán, también es otro gran favorito, aunque mucha gente desaprovecha sus virtudes al pedir sólo de ‘maciza con cuerito’, o ya de plano de pura ‘maciza’.

Tacos árabes

Los tacos de camarones, tan propios de las zonas costeras del norte de México, nos parecen un tanto raros a los centro, y no debería, son deliciosos.

El taco de barbacoa, frito o suave, es indispensable en los fines de semana, sobre todo si salimos de fiesta y estamos pagando la cruda.

Tacos de camarón

Los tacos de guisado, sin tanto reconocimiento, pueden alcanzar alturas insospechadas. Curiosamente, a veces la gente prefiere los más sencillos, como los de huevo con jamón, o el clásico de chicharrón en salsa verde.

En fin, los mejores tacos están en dónde a ti te gustan, para mí, los mejores al Pastor están en un local de la Central de Abastos del DF, en Iztapalapa. Eso sí, sólo no sean esas personas tristes que sólo comen tacos en lugares como El Tizón, neta, bájense a nivel banqueta, ahí está el sazón de verdad.


Un wey se comió cien taquitos al pastor y de una sola sentada.



Catarsis taquera
  • Mano, no te quedes comiendo frente a la salsa, ¡estorbas!
  • Oye, pide ordenes completas y parejas, confundes al taquero y haces que todos tengamos que esperar para pedir otra orden.
  • No bañen sus tacos en limón y luego le vacíen el salero, ¡así ni te llega el sabor del taco!
  • Si vas a comer carnitas y pides sólo de maciza, lo tuyo no son las carnitas, prueba con otros, neta.
  • Oye. Monsanto, ¡no quiero tacos transgenicos!




Visto en twitter
  • Taco moparacadereararribademí
  • Taco mopondejo
  • Taco gible
  • Taco moRotoplas
  • Taco ntokio
  • Taco nazo
  • Taco nmadre



Cortesía de Null