Wednesday, March 9, 2016

Pink, película homofobica?


En los ultimos dias se ha estado escuchando algo de controversia por la proyección de la película llamada "Pink", donde lleva como protagonistas a una pareja homosexual compuesta por Charly López y Pablo Cheng, quienes adoptan a un niño que sufrirá las consecuencias dentro y fuera de su hogar. Uno de los protagonistas de la película dejará de ser homosexual gracias a la biblia y a su pareja le diagnostican SIDA.


Mientras que el único personaje que defiende los derechos homosexuales (Roberto Palazuelos) sufrirá un castigo, pues su hijo, al convivir con homosexuales, comenzará a volverse amanerado.

El cineasta Sergio Tovar Velarde, director de Cuatro Lunas, película que también toca el tema homosexual (y que exhibió Cinépolis) escribió:

“Pink se siente como un retroceso en la lucha por la consolidación de una sociedad empática, informada y libre de prejuicios. La tesis de Pink es que un niño criado por gays está destinado a sufrir inmensamente. Las investigaciones en todo el mundo han demostrado en incontables ocasiones que la vida feliz de un hijo no depende de la preferencia sexual de los padres sino de su calidad humana. Esta película carece de fundamentos científicos y se limita a tomar un caso y presentarlo como si fuera una muestra representativa, que no es”.

Por su parte, Charly López comentó: “Yo estoy a favor de la adopción, sea gay o lésbica; no hay ningún problema. La preferencia sexual que tenga uno no tiene nada qué ver con la crianza de un niño, en mi punto de vista muy personal. Lo que yo hice fue un personaje para una película”.





Otra polémica derivada de la película es que Cinepolis se negó a proyectar la cinta en sus salas, mientras que Cinemex si lo hizo argumentando que son un plataforma plural de exhibición. 

La cantante Yuri también fue llamada homofobica por haber apoyado la cinta, poniendo en su twitter una imagen promocional de la misma.


Publicidad gratis detrás de la polémica? Tal vez, lo que si es un hecho es que ya no podemos decir nada en contra de los homosexuales sin ser tachados de homofobicos, y la libertad de expresión donde queda? Que tal si la película fuera lo opuesto, supongo ahí la bola de jotos no diría nada.