martes, 26 de marzo de 2019

Un aliado inesperado

Holi kkrimikos ¿cómo les va? espero que durante este primer trimestre del 2019 hayan logrado sus propósitos de año nuevo y ya sean millonarios como el Lunsho Geis y si no, todavía pueden vender las nalgas como el Badboni mínimo para no morirse de hambre.


La nota del día de hoy habla sobre una característica que todos los smartphones de hoy día traen incluída así sea el más corriente que exista y que puede ayudar a mejorarle o incluso salvarle la vida a los más pequeños.

Y como sus chiquitos son muy importantes les traigo esta información para que la tomen en cuenta porque con la salud no se juega. 

Resulta que con la cámara del celular es posible detectar un tipo de cáncer ocular llamado retinoblastoma, que afecta directamente a la retina y que se presenta principalmente en niños pequeños.

El retinoblastoma es un cáncer súmamente agresivo, por lo que puede resultar mortal en algunos casos si no se llega a tratar. Aún cuando no deviene en el fallecimiento del afectado provoca ceguera y frecuentemente tiene que extirparse el ojo. 



Como dato adicional este padecimiento representa el 3% de cánceres que afectan a menores de quince años. Este tipo de cáncer puede ser o no hereditario; cuando es heredado se presenta en ambos ojos, cuando no lo es solo se presenta en uno de ellos. Además que si no se trata a tiempo puede extenderse al cerebro o la médula ósea e incluso a los pulmones.

La buena noticia es que con una simple foto es posible hacer una identificación temprana que nos permita acudir al médico a obtener un diagnóstico real y seguro.

La forma en que pudiéramos identificar el posible tumor es gracias a que:

Generalmente aparece en las fotos como un brillo blanquecino en la pupila, que a menudo se refleja en la luz emitida por el flash de la cámara.
Así pasó con una madre en Illinois que detectó algo raro en su bebé gracias a las fotos que le tomaba, así pudo llevarlo al médico y detectar el cáncer en una fase temprana.

Así que ya saben amikos, si tienen bebitos o niños pequeños le pueden tomar una foto con flash de vez en cuando para verificar que todo está correcto, pero sobretodo hay que tener en cuenta que solo los médicos son los que darán el diagnóstico final. 

Zelda:
 Hackerman