miércoles, 20 de marzo de 2019

Miércoles Cultural: Peliculeando con Xime

Venganza.

Hola kkrifriends, hoy les traigo la reseña de una buena peli del don Liam Neeson.

La historia va sobre un sencillo hombre trabajador, Nels Coxman (Liam Neeson), un día recibe la terrible noticia de que su hijo ha muerto, y justo cuando está a punto de tomar una mala decisión, descubre los motivos de su muerte, así que, comienza a buscar a los narcos que tuvieron que ver con su muerte, para acabar con ellos uno por uno.

A partir de la presunta muerte por sobredosis de su hijo, Nelson Coxman (Neeson) decide esclarecer el misterio en torno al caso, lo cual lo coloca en la mira de un grupo de narcotraficantes bastante peculiares. Estas peculiaridades se deben a como se juega con la idea de los narcotraficantes y su forma de relacionarse entre sí. De esta peculiar forma de mostrar las relaciones se desprende una mirada ácida que se regodea en mostrar lo cansado que pueden ser los clichés, al mostrar como la ruptura mínima en las convenciones da paso a nuevas dinámicas de tensión dentro de la trama y para con la audiencia.

Otro tema que se aborda de manera desparpajada es el de la muerte, a la que poco a poco se le despoja de su ritual ceremonioso y, conforme avanzan la trama y el número de muertos, se toma a chiste tanto en la forma en la que presentan los cuerpos de algunos personajes secundarios, pero cuya muerte da pie a nuevas subtramas, como las muertes que acontecen fuera y dentro de pantalla (lo cual da paso a un chiste en los créditos finales que da la razón por la cual una de las traducciones de la versión noruega es “por orden de desaparición”).
Asimismo, Neeson da paso a un personaje que se puede leer como un hartazgo de sus papeles anteriores, tanto por su rango actoral discreto y contenido, como por la historia de cómo y dónde ha encontrado la serie de habilidades particulares que le permitirán, acaso, hacer frente a los problemas que enfrentará en su búsqueda de justicia.

A ratos lenta y con un tono irregular (sobre todo al principio), con una gran fotografía que recuerda a la de los grandes westerns del pasado (y de los cuales toma prestados algunos componentes, haciendo de la cinta una sutil y genial mezcla de partes) y elementos musicales que dan pie a comentarios y situaciones incómodas pero divertidas, la película se decanta por una atmósfera similar a la de Killing them softly, sólo que con menos seriedad en la crítica social y mayor peso a la burla de las convenciones sin caer en la parodia, entregando un producto ligero, pero con sustancia, digno de agradecer
Calificacion final 811 de 1013
Xime :v