Wednesday, November 8, 2017

Conociendo Mexico - 7 antojitos guanajuatenses con los nombres más extraños

Yo solamente una vez he ido a Guanajuato, pero esa ocasión tuve oportunidad de visitar León, San  Miguel de Allende y por supuesto, Guanajuato. Fue en Septiembre del 2000 si no mal recuerdo, aún se vivía la euforia por el triunfo del mayor vendedor de espejos de la nación, y el ambiente así se vivía : de fiesta.

Me tocó estar en la alhóndiga de granaditas y festejar junto con todos los guanajuatochangos el toque de campana anunciando el inicio de la independencia. Tambien recorri algunos de los sitios de ese estado, la neta ya no me acuerdo de todos los detalles, pero de lo que si estoy seguro es del atole o champurrado que vendían muy temprano por la mañana, el cual apenas caía bien debido a lo fresco de la época, obvio, acompañado de los tamales de variados sabores.

Y bueno, esta ocasión el C&P de hoy miercoles habla de eso, del estado de Guanajuato y de 7 antojitos que como dice el titulo del post, tienen nombres medio extraños.

Veamos :

1. La charamusca


Son tiras de dulce, hechas con piloncillo y mantequilla, que al calor se vuelven chiclosas. Se les da forma humana —más específicamente, de momia— y las venden por todo Guanajuato. Incluso las hay con ropa y hasta con sombrero. Es el dulce más tradicional de esta ciudad que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1988.





2. Las trompadas


Si alguien te ofrece una trompada, no te saques de onda. No se trata de una invitación a la violencia, las trompadas también son dulces que se preparan de forma muy similar a las charamuscas, pero les agregan coco, cacahuate o algún otro fruto seco. Cuando está bien caliente la melcocha, la estiran y la cortan en pequeños trozos, por lo que quedan en forma de cuadritos. También son típicas de la ciudad de Guanajuato y las puedes encontrar en cualquier tienda o en el mercado.





3. El tumbagón


¿Una pulsera comestible? Pues no, se refiere a un dulce muy parecido a los cannoli italianos que puedes comprar en San Miguel de Allende. Son algo parecido a las galletas, pero extremadamente delgadas, enrolladas y revolcadas en azúcar glass. No tienen relleno y lo típico es comerlas con un poco de rompope.




4. Guacamayas


¿Acaso aquí se comen aves en peligro de extinción? Aunque quizá no lo creas, hay turistas que se escandalizan al escuchar que en León comen guacamayas. La realidad es que se trata de un bolillo relleno de chicharrón duro, al que se le agrega una salsa picante de jitomate, y algunas veces también le ponen aguacate. No es más que una riquísima “torta de chicharrón”.




5. Muertitos


Es un pan tradicional del Día de Muertos, pero no es lo mismo que el pan de muerto. En Guanajuato lleva ese nombre por su forma, pues para su elaboración redondean la masa y luego apartan unas tiras a los lados, que cruzan al frente a modo de brazos en reposo. Se suelen comer con un dulce de camote llamado cajeta de muerto —hablando de nombres raros—, y que puede ser de nuez, de guayaba o de alguna otra fruta.




6. Rabo de zorra

¡Ni lo pienses! Tampoco se cazan zorras para este platillo. Es un caldo de res con cebolla, cilantro y xoconoxtle. Parte de la deliciosa gastronomía de Dolores Hidalgo, cuna de la independencia.



7. Cebadina


Efectivamente, se prepara con cebada, pero hasta ahí llega su relación con la cerveza. Es una bebida tradicional de León, que lleva cebada, jamaica, tamarindo y bicarbonato de sodio, lo que le da un toque burbujeante. Además de ser riquísima, es excelente para quitar la sed







Y bien, cuantos conocen?

-Brion



Fuente :