viernes, 17 de noviembre de 2017

Notas chirris XLV-XLVI: Pack de 2x1

¿Qué tal, cacaricuates? Estaba a punto de dejarlos sin chirris de nuevo pero pude hacer un espacio en mí apretada agenda, quiero aclarar que este post cuenta x2 porque pues quiero ir a la par en el número de semanas transcurridas.
Y así, como puta de la Merced, o sea, sin preámbulos, entremos de lleno a las chirris.


Taxista poblano pasea con vieja peda



El sábado 11 de noviembre, Mariano, un chafirete de Puebla, andaba circulando en su nave a las 10 de la noche por Reforma (versión poblana), era su taxi un Volkswagen del año 2013; dice que fue un día malo de esos donde no hubo pasaje pero que las lentejuelas de un traje le hicieron la que les gusta, o sea, la parada, era un chava que iba bien peda que alcanzó a treparse a la unidá y justo cuando posó sus nalguitas en el asiento trasero se durmió; en eso el taxista tomó su Smartphone y comenzó a grabar un vídeo donde preguntaba a la audiencia que qué chingados espera una chava en ese estado ¿qué la cuide un extraño? ¿qué la respeten? Bueno, la pinche morra ni siquiera le supo decir a donde la llevara. Subió el vídeo a twitter y las feminazis pendejas de siempre argumentaron que el taxista se pasó de pendejo por exhibir a la morra y por decir que la violencia hacia las mujeres la está justificando. ¡Pendejas! No entendieron el mensaje, que básicamente, es ¡NO EXPONERSE!




Su lechita y a dormir


En el metro de la Ciudad de México suceden muchas cosas como: historias de amor, asesinatos, perritos y gatitos rescatados, suicidios, “truene” de parejas, orgias homosexuales, acoso sexual entre otras. Ayer, una usuaria mexiquense que se subió al metro Buenavista, en la muy noble y muy leal Ciudad de México, con dirección a Ciudad Azteca, en el Estado de México, tierra de nadie y mientras iba checando su Face ahí en la estación Villa de Aragón, un hijo de su puta madre le arrojó un chingo de mecánicos entre las piernas. La pobre mujer de 33 años, toda pegostiosa espetó: “hijo de puta madre, pinche puerco, mira lo que hiciste” mientras veía con incredulidad su pantalón llenó de mecos techos. Llamó al Señor autoridad que remitió al precoz de 35 años al botiquín para que ahí le hagan bukkakke los reos que no tienen visita conyugal.





Ladronzuelo ven… a robarme a mí


En cocaColombia, un pobre pendejo intentó robar, con cuchillo en mano un banco pero, como ya les dije que es un pobre pendejo, valió madre y se lo empinaron los popochas; en el forcejeo el cabrón deshizo su chingadera de playera por lo que dejo al descubierto su delicioso y escultural cuerpo, que se nota que todos los días sale a hacer ejercicio al parque de su comunidad. Cuando la foto llegó a redes sociales, las mujeres y putos que con poco pinole se ahogan se deshicieron en halagos para el pinche raterillo pendejo.




A Demi Moore siempre le gustaron chiquitos…


…pero de edad, porque a ella le gustan vergones y jóvenes. Ahora que está muy fuerte el tema de acoso sexual en Hollywood resurge el video de una joven Demi Moore besuqueando varias veces a un adolescente.



El clip se grabó en 1982, cuando Moore tenía 19 años de edad. En aquella época ella trabajaba en la serie Hospital General con Philip Tanzini, quien apenas tenía 15 años. 
Aquel día el joven celebraba su cumpleaños número 15. El material audiovisual, difundido por ET, muestra a la actriz besar apasionadamente y varias veces a Philip, quien asegura es “su persona favorita”. 


Por supuesto, el video está generando polémica así como una ola de críticas contra Demi, ahora de 55 años. 





 Grimaldo :