jueves, 11 de julio de 2019

Jueves de Lumbreras - Consejos para tu yo más joven


“Decir lo que sentimos. 
Sentir lo que decimos. 
Concordar las palabras con la vida”
Séneca

Mis queridos

Hagamos el coito un pequeño experimento muy sencillo:

  1. Imaginen a su yo de 18 años, basados en su experiencia de vida, ¿qué consejo le darían?
  2. ¿Han aplicado ese consejo en sí mismos?

“Si supiera entonces lo que sé ahora: consejos para tu yo más joven”

Con el anterior título, un par de investigadores de la Universidad de Clemson, EE. UU., llevaron a cabo un estudio en el cual entrevistaron a 400 voluntarios de más de treinta años, a quienes se les pidió que recordaran su época adolescente, para ser más precisos, cuando tenían 18 años.

Con ese pensamiento en mente, cada uno de los 400 voluntarios recibieron un cuestionario sobre consejos que le darían a su yo más joven con relación a cinco aspectos básicos de la vida:

  1. Objetivos en la vida
  2. Dinero
  3. Educación
  4. Relaciones interpersonales
  5. Sentido del yo y bienestar personal.

Como podrán imaginar, una parte importante de los resultados arrojó respuestas muy genéricas y cliché, del tipo: "no fumes", "haz lo que amas", "deja de orinar blogueras", "no despilfarres el dinero", etcétera.

Sin embargo, de entre ese mar de respuestas, hubo algunas que resultaron particularmente interesantes, como:

  • "Nunca bases tus decisiones en el miedo"
  • El dinero es una trampa social" (ojo aquí @Lucho).

Otros consejos notables fueron:

  • "Sé más amable contigo mismo"
  • "El mundo es más grande de lo que crees y tus preocupaciones no son tan importantes como crees, sólo sé tú mismo".

Con dichos resultados en mano, finalmente se les preguntó a los voluntarios si habían aplicado en su vida los consejos que le estaban dando a su yo más joven. 

Contrario a lo que podríamos pensar (ya empezamos con las jactancias), casi 7 de cada 10 participantes respondieron afirmativamente, añadiendo además que al hacerlo (darse consejos a sí mismo) les había permitido acercarse más a la persona que deseaban ser y menos a aquella que la sociedad o la propia familia nos exige que seamos.

Ahora bien, como sé que mueren de ganas de saber que hubiese respondido su servidor y amigo, les diré que el consejo que me doy a mí mismo y que procuro aplicar todos los días es: Carpe Diem.

Así que, independientemente de la edad que tengan, ¿qué consejo le darían a su yo más joven?

Estudio (en inglés y para suscriptores, no para gente marra como @G) aquí: https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00224545.2019.1609401

PD. Para mailob @Leelo, el mejor consejo que te puedo dar es que me hagas tuyo. 




Atentamente,

Bruno.