miércoles, 3 de julio de 2019

Peliculeando con Ximensa

Annabelle 3

El Universo de los Warren iniciado con El Conjuro sigue creciendo. Esta vez traen de regreso a la muñeca más terrible de todas con Annabelle 3: Viene a Casa, la cual

inunda la pantalla con nuevos demonios que seguro volveremos a ver.


Annabelle 3 inicia con los Warren trayendo a la muñeca a su casa por primera vez. Desde ahí, podemos descubrir toda la fuerza maligna que tiene en el interior. Pero la protagonista de esta historia no son los demonólogos, sino su pequeña hija Judy, su inocente niñera Mary Ellen y su mejor amiga quienes se convierten en las víctimas de todos los espíritus malvados del cuarto de los Warren.


Si lo que quieres es una película que te cause tanto miedo que llegues a dormir con la luz prendida, mejor olvídalo y ve otra cosa. Sabemos que cuando piensas en una cinta del Universo de El Conjuro seguro a tu mente llega la palabra “terror”. Lamentablemente, Annabelle 3 se queda muy lejos de ser una de las mejores entregas del mundo de los Warren, pero sí es de las más divertidas. Esto no es necesariamente malo, pues pasarás un gran momento lleno de risas con una trama que pareciera enfocarse en una casa de la risa llena de demonios.
Sabemos que el terror es lo que define a esta saga y por eso es una lástima que Annabelle 3 fracase en asustarnos. Es cierto que Dauberman tiene todo un arsenal de demonios terroríficos a su disposición, pero es esto mismo lo que provoca que fracase. Son tantos seres malvados que no hay tiempo en pantalla para desarrollar ninguno a profundidad. Al final, Annabelle 3 se siente como una película cuyo único propósito es introducir personajes para futuros spin offs.
Lo Chido: Desde El Conjuro, James Wan no había tenido tanta injerencia en las películas como la tuvo en esta. En colaboración con el director Gary Dauberman, Wan muestra en esta cinta a un reparto de los famosos fantasmas investigados por el matrimonio Warren.


De ese modo, la película me recuerda mucho a una cinta que vi cuando niño: 13 fantasmas. Y es que aquí se presentan varios personajes de este universo, cada uno con su propia historia como El Samurai, El hombre del peaje, El Vestido de Novia y la propia Anabelle.

Y dentro de este reparto demoníaco, la muñeca representa el mayor peligro. Por lo cual, al liberarla se desata el caos.

En ese sentido, la película trata, a modo de una historia clásica de terror, sobre el miedo que enfrentará la hija de los Warren, Judy, junto con su niñera y su amiga.
Por esta razón, esta entrega es la más sólida de la trilogía. Ya que presenta una historia que nos contextualiza en las películas de los 80’s en las que la niñera era atemorizada dentro de una casa.

Además, la actuación de Mckeena Grace, en el papel de Judy, es muy adaptable a este tipo de cine. El cargar con un personaje real del cual se sabe muy poco fue un reto que cumplió a cabalidad.
Lo Chafa: La falla más evidente es el ritmo de la cinta. Siendo que su comienzo lento termina por acumular las emociones casi a mitad del filme. Y termina por decaerse al final.
Asimismo, los efectos especiales dejan mucho que desear en escenas que podrían sorprendernos. De hecho, una escena falla tanto que pareciera que estamos viendo a una criatura sacada de la serie Escalofríos, de R.L. Stine.
Lo anterior, sumado a los clichés del cine de terror contemporáneo, como los famosos screamers, deterioran en gran medida la calidad que pudo tener esta entrega.
Por último, cabe resaltar el poco tiempo en pantalla que tuvieron los Warren. Algo desaprovechado si tomamos en cuenta que se trata de un universo basado en sus investigaciones paranormales. Aunado a que, al final, la película es un homenaje a Lorraine Warren, fallecida en este 2019.

Conclusión:
Para los amantes del terror, Anabelle 3: vuelve a casa es una cinta decente en comparación a la calidad que se ofrece hoy en día. Es un capítulo de terror que profundiza en el universo paranormal de Ed y Lorraine Warren. Y agrega a un demonio que nos recuerda al personaje de La noche del demonio, también de James Wan.
Mientras que para los ocasionales, quizás haya mejores ofertas en cartelera. Ya que muchos olvidarán, posiblemente, esta cinta con los años.
Calificación final: noce no la bi