lunes, 24 de septiembre de 2018

Lunes de Lumbreras - Diez filósofos que cambiaron el mundo.

““To live without philosophizing is in truth the same as keeping the eyes closed without attempting to open them”” 

René Descartes 



Mis caros lectores, 

La Filosofía (así, con mayúsculas) es una palabra cuyo significado etimológico es literalmente “amor por la sabiduría”, rama del conocimiento que se encarga de dar cuenta de la diversidad de conflictos y dilemas fundamentales sobre la racionalidad, la lógica y aspectos relacionados con el ser humano como la propia existencia, la verdad, el aprendizaje y el conocimiento, la belleza o la ética y la moral. 


En el transcurso de la historia de la humanidad, han existido muchos hombres dedicados al arte de pensar que nos han dejado un enriquecedor legado filosófico y el objetivo de este post es apenas esbozar la semblanza de algunos de los más destacados filósofos de la historia, aquellos cuyo pensamiento y obra han marcado un hito y trastocado el devenir histórico. 


Sócrates (papu de papus), Al-Ghazali, Mencio, Averroes, Confucio, Gautama Buda, Maimónides, Pitágoras; la lista es interminable y es por ello que ésta hará que más de uno proteste (si es que alguien, más allá de mis fieles lectores como @Bashalpal o el @Cuyito, me lee), pero me parece un buen inicio. Sin más, les comparto la semblanza de diez filósofos que cambiaron el mundo: 





Platón fue una de las figuras más destacadas de la filosofía griega. Fue discípulo de Sócrates y fundó la Academia en el 387 a. C. (aproximadamente), dando lugar a una institución que se mantendría en pie como referente intelectual durante más de novecientos años. Aristóteles fue uno de los grandes alumnos de Platón en la Academia. 

La filosofía política, así como la ética y la moral fueron algunos de los temas que más preocuparon al filósofo. Escribió sobre estos y otros asuntos, siempre a través de diálogos. 

Sin duda sus investigaciones y pensamientos, transmitidos gracias a la mediana conservación de sus obras, sentaron un precedente del que muchos pensadores han bebido a lo largo del tiempo. 




La trayectoria del pensamiento y del saber occidental debe en gran medida su desarrollo al discípulo de Platón: Aristóteles. Aristóteles, tras ingresar en la Academia de Atenas, comenzó un estudio pormenorizado de los múltiples asuntos que le inquietaban. Fue una polímata, investigó sobre temas tan variados como la física, la biología, la lógica, la metafísica, la retórica o la astronomía. 


Una de sus grandes ocupaciones en vida fue convertirse en maestro de Alejandro Magno, al que aportó una meticulosa formación. 





Tomás de Aquino es uno de los filósofos en el que más confluyen las distintas influencias de autores previos a él. Dedicó su vida al estudio filosófico y teológico, convirtiéndose así en un referente del saber de la época. 


Su fe le llevó a unirse a la Orden de Predicadores (dominicos), donde fue el mayor representante de la enseñanza escolástica. 


La Teología Sistemática fue otro de los asuntos en los que trabajó incansablemente, llegando a generar una influencia en el pensamiento dominante de la época que le valió el dar nombre a dos corrientes de pensamiento: Tomista y Neotomista. 







Fueron muchas las ramas del conocimiento en las que trabajó este pensador. René Descartes estudió filosofía, matemáticas y física, dando lugar a un pensamiento racional y sistemático. Además, sus inquietudes racionalistas acabaron desembocando en la creación de la geometría analítica. 


En la actualidad, se le considera padre de la filosofía moderna, y se sabe que constituyó un importante papel en la Revolución Científica. El principio básico del racionalismo occidental: cogito ergo sum (pienso, luego existo), lleva su firma (Meditaciones metafísicas). 


Otra de sus grandes aportaciones a la ciencia fue el desarrollo del “método para conducir bien la propia razón y buscar la verdad en las ciencias” (Discurso del método). 






Locke fue un médico y filósofo de origen británico. Considerado en la actualidad como el padre del Liberalismo Clásico y una de las figuras precursoras que impulsaron el desarrollo del pensamiento de la Ilustración en el convulso periodo del Siglo de las Luces, que no llegó a vivir. Fuertemente influenciado por autores como Francis Bacon, tuvo una alta participación en el desarrollo de la idea teórico-política del contrato social. Es una de las figuras más preponderantes del empirismo inglés. 

Autores posteriores como Voltaire y Rousseau se vieron altamente influidos por el pensamiento de John Locke, particularmente por su teoría del conocimiento y su teoría política. 


Uno de los temas que más preocupó al filósofo fue el estudio de la identidad y del yo, que tiempo después sirvieron a filósofos como Hume para la construcción de sus obras. 


Rousseau, pensador de origen suizo, trabajó en tantos asuntos que actualmente se le considera un polímata de la época. Aunque ha pasado a la historia como una figura clave de la Ilustración, son varios los asuntos que le hacen diferenciarse de sus coetáneos ilustrados. Su contradicción al pensamiento ilustrado le granjeó conflictos con pensadores como Voltaire. 

Se dedicó a la escritura, la música, la filosofía, la pedagogía, el naturalismo y la botánica. Por su estilo de escritura y pensamiento muchos lo categorizan como un prerromántico. 

Sus ideas políticas supusieron un antes y un después en el desarrollo de la Revolución Francesa. Incorporó al estudio político y social conceptos tales como la voluntad general y la alienación. 



Kant, a través del desarrollo de sus teorías, se convirtió en el precursor del idealismo alemán. En la actualidad se tiene al filósofo como uno de los pensadores más influyentes de le Europa moderna y la filosofía universal. 

El proyecto crítico kantiano supone un punto de inflexión en la trayectoria de la historia de la filosofía y es una de las cumbres del pensamiento moderno. Sus obras más reconocidas son Crítica de la razón pura, Crítica de la razón práctica y Crítica del juicio. 

Planteó la filosofía más allá de la pugna entre empirismo y racionalismo, convirtiéndose en una enorme influencia para el pensamiento de la Alemania de la época. 


 



De origen judío y natural de Prusia, Marx fue un economista, periodista, filósofo, sociólogo e historiador. Su militancia en la Liga de los Comunistas influyó decisivamente en el desarrollo de su obra. 

Sin embargo, sus teorías no fueron exclusivamente políticas, pese a ser el tema por el que más se lo conoce. 

Trabajó en común con Friedrich Engels, dando a luz el socialismo científico. El desarrollo de sus teorías desembocó en el comunismo moderno y el marxismo. 

Dos de las obras en las que se puede analizar el pensamiento de Marx son el Manifiesto del Partido Comunista, y El Capital. Junto a otros autores, Karl Marx se constituyó como uno de los padres de la ciencia social moderna. 






Una de las figuras clave del pensamiento contemporáneo. Nietzsche fue filólogo, poeta, músico y filósofo. Su línea de pensamiento parte del análisis de las actitudes morales del hombre hacia la vida. También crítico fervientemente la religión y la cultura. 

Una de sus máximas preocupaciones fue el triunfo del secularismo de la Ilustración. Esto le condujo a la afirmación: “Dios ha muerto”. Fueron muchos los pensadores posteriores que hicieron uso de su planteamiento para sus teorías. 

La cosmovisión con la que trataba sus teorías impactó directamente en el pensamiento hegemónico, cambiando radicalmente el rumbo de la filosofía del futuro siglo XX. 



Wittgenstein trabajó en el campo de la lógica y de la matemática, además de la lingüística y la filosofía. 


Su influencia llegó al Círculo de Viena y los positivistas lógicos, aunque nunca se reconoció como parte de él. Su obra ha de ser dividida en diversas etapas, pues no solo cambió su pensamiento; sino que el propio Wittgenstein criticó fuertemente su línea de investigación primaria en sus obras posteriores. El estudio del lenguaje fue una de sus máximas preocupaciones, dedicándole grandes esfuerzos en todas sus obras. 

El concepto de la verdad también le supuso una gran inspiración. En relación a él, Wittgenstein afirmó que, como con cualquier otra palabra, la relación isomórfica entre el lenguaje y el mundo es la que determina la correspondencia entre el sentido de una proposición y el hecho en sí. 

Ultílogo. Más allá de que esta lista es interminable y, por ello mismo, apasionante, ¿cuál es su filósofo favorito? El mío es Diógenes de Sinope, a no dudarlo. 


Pd. @Dra.Tripa te mando un beso australiano featuring un beso negro. Jajaja. 



@Bruno