martes, 18 de septiembre de 2018

Hablando de humildad...

Buenas las tengan hamijos miembriones hoy les traigo un pocs un poquito relacionado con la diatriba de Janine del día de ayer.


En el mundo de la tecnología de sobra es conocido el nombre de Linus Torvalds, si estás en el gremio y no sabes quién es mátate mejor alv, menos conocido tal vez sea su fino temperamento y lo poco que mide sus palabras al momento de hacer notar algo con lo que no está de acuerdo. 

Varios miembros del equipo de desarrollo lo han dejado al sentirse humillados en la forma en que Linus les hace ver que se equivocaron. En fin, traigo un poquito de historia porque resulta que en el correo que envía cada domingo al resto de colaboradores en el desarrollo del kernel Linux mencionó algo que dejó en definitiva sin palabras a todos los que lo hemos leído.


En resumen, cada año se realiza una cumbre donde se discuten en vivo y directo el avance que se ha tenido en el proyecto y también el plan futuro, pues bien este año al señor Torvalds se le olvidó que tenía que ir a la cumbre y planificó unas vacaciones en familia, cuando le comentaron de la situación les dijo pues hagandlo sin mi, total, no es que haya faltado mucho en los últimos veinte años, pero le dijeron que nel, que tenía que ir awebo, que para eso es el creador y tiene que ir, total que reajustaron las fecha sy así entonces pudo asistir don Linus y aquí es donde viene lo importante.


A raíz de esto se dio cuenta que pudo haber reaccionado excesivamente cuando alguien del equipo cometió un error y haber sobredimensionado las cosas lo que lo llevó a considerar dejar el equipo de desarrollo por un tiempo para aprender a comunicacrse de forma efectiva con las personas, a aprender a ser empático y me imagino que unas buenas clases de IE con el sr. Birongas.

En fin, es interesante ver por lo menos se dio cuenta que su aproximación no era la adecuada y que tiene el propósito de corregir ese detalle.

En lo personal pienso que seguirá siendo directo respecto a lo que piensa, pero igual aprenderá a decir las cosas sin que la gente se sienta agredida, porque eso sí es un talento que no cualquiera posee.

Aquí les dejo los enlaces con la nota:

La pregunta es ¿está bien que les hable directo incluyendo insultos o hay que tratarlos bonito como delicadas mariposas?

Su deus, linuxman.