lunes, 24 de septiembre de 2018

El Futbol es un espectaculo familiar, no a la violencia.

Este pasado sábado, en la norteña ciudad de Monterrey, del estado de Nuevo León, se llevó a cabo una edición más del llamado "clásico regio", donde los equipo de Rayados de Monterrey se enfrentarian a los Tigres de la Universidad, pero resulta que antes de iniciar el juego, un grupo de aficionados de ambos equipos se enfrentaron causando que uno de los seguidores felinos fuera brutalmente golpeado y presumiblemente herido en un costado con lo que se cree haya sido una botella de vidrio. Lo que se sabe hasta estos momentos es que su estado de salud es grave y continuaba bajo observación clínica.


Presunto aficionado agresor.


Tal vez los felinos provocaron, tal vez también agredieron, pero era necesaria tanta sana? Tanto odio? Tanto coraje descargado en la humanidad del seguidor de tigres? Por las imágenes y videos que circulan en las redes parecen cavernicolas, con el debido respeto a estos últimos, incluso se ve donde un aficionado rayado les avienta encima, o trata de hacerlo, un coche, teniendo estos que meterse a un estacionamiento de un centro comercial.

Pero, creo el meollo del asunto es el fanatismo exacerbado, ese que hace que pierdas la nocion del tiempo y de las consecuencias, llámese fanatismo deportivo, religioso o político, no podemos dejar que las emociones nos consuman y nos hagan reaccionar con tanto desapego a la vida.

En fin, desde aca de esta trinchera nos sumamos al enérgico reclamo para que situaciones como esta no se vuelvan a presentar, ya la FEMEXFUT tendrá que tomar cartas en el asunto y dar un castigo ejemplar a las barras de ambos lados.

Por un México, y estadios, libres de violencia.



El Embrión.