lunes, 17 de septiembre de 2018

Lunes de Lumbreras - Juan José Arreola. Centenario de su natalicio.



“No he tenido tiempo de ejercer la literatura. Pero he dedicado todas las horas posibles para amarla”
Juan José Arreola

Mis caros lectores,

El día de hoy estamos de plácemes, pues celebramos el centenario del nacimiento de uno de los más renombrados escritores mexicanos, Juan José Arreola Zúñiga.




Juan José nació el 21 de septiembre de 1918 en la Guadalajara, Jalisco, tierra de bellas mujeres, románticos paisajes y legendaria historia. Siendo el cuarto de catorce hermanos, durante su infancia fue testigo presencial de la Revolución Cristera, conflicto armado que tuvo lugar entre 1926 y 1929 en nuestro país y que se desencadenó por una serie de conflictos entre religiosos y laicos.

Con 18 años viajó a la Ciudad de México para estudiar en la Escuela Teatral de Bellas Artes, en una de las facetas más interesantes de nuestro escritor, en donde realizó diversos trabajos, desde actor de radionovelas, hasta protagonista de obras teatrales en la compañía Teatro de Medianoche. Decide regresar a Jalisco en agosto de 1940, en donde se centra en la publicación de su obra escrita.

Sabía entreverar el arte escrito con el actoral, además de impartir clases e inclusive traducir diversos trabajos para el Fondo de Cultura Económica. A mediados de la década de los cuarenta, vivió en París, Francia en donde disfrutó de la vida nocturna y de la espectacularidad del teatro francés en lugares tan míticos como el Moulin Rouge.





A su regreso a México trabajó en el Colegio de México, en donde nace el legendario "Confabulario" (ario ario, apuntaría Gil Gamés), dirigió una compañía teatral bajo el patrocinio de la UNAM e inclusive estuvo a cargo de la Casa del Lago, uno de los centros culturales más bellos de la ciudad.

Desafortunadamente, falleció a los 83 años víctima de hidrocefalia, una cruel enfermedad que genera dolor de cabeza, pérdida de la coordinación y dificultades cognitivas entre quienes la padecen.

A manera de homenaje, además de ofrecerles una muy sucinta biografía del autor, les comparto algunos aspectos muy interesantes sobre la vida y obra de este gran escritor mexicano:

Curiosidades



Profeta. Sin saberlo, vaticinó el nacimiento del VAR (video assistant referee, en inglés). Un día, el conductor de deportes Jorge Berry le preguntó su opinión sobre este hermoso deporte, a lo que Arreola respondió: “Yo creo en el fair play, así que cuando hay una discusión sobre un gol o un penalti, debería haber una cámara que ayudara al árbitro…”
Autodidacta. A pesar de escribir una relevante cantidad de cuentos, ensayos y novela, Arreola nunca se graduó de la primaria.

Multidisciplinario. Como mencionaba en líneas anteriores, además de escritor, fue actor de radionovelas, de obras de teatro, traductor e inclusive fungió como comentarista en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Ajedrez. Era un gran aficionado a este electrizante juego que llegó a ser definido por Mijaíl Botvínnik como el arte que ilustra la belleza de la lógica.

Rotonda de los Jaliscienses Ilustres. En el año 2015, sus restos fueron trasladados del Paraninfo de la Universidad de Guadalajara a su nuevo hogar, la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, donde comparte su eterna morada con personajes de la talla del expresidente Valentín Gómez Farías, Mariano Otero (padre del juicio de amparo), Ignacio I. Vallarta (gobernador de Jalisco, secretario de Estado y presidente de a SCJN) y con el pintor Dr. Atl.





Ultílogo. ¿Cuál es su libro favorito de Arreola? El mío “Bestiario”, a no dudarlo.

PD. @Dra.Tripa, te mando un beso francés bien apasionado.

Su patriota amigo,
@Bruno