viernes, 3 de agosto de 2018

AMLO Presidente - By Bashalpal

Era inevitable, más de una década de campaña recorriendo el país y alimentando ese sentimiento de frustración que se siente en tantos lugares, más de una década de campaña haciéndose ver como el que podía solucionar todos los males que aquejan al país, el mesías, se atrevieron a llamarle algunos. Era un triunfo inevitable que se veía venir desde el 2012 cuando Andrés Manuel López Obrador, AMLO o PG como prefieras llamarle estuvo a punto de ganarle las elecciones a Peña Nieto. Hay que reconocerlo, AMLO es un mote pegador y hoy, es el virtual presidente de México, elegido de manera abrumadora, con resultados nunca antes vistos en la historia de las elecciones en México.







Hace 6 años yo celebraba el triunfo de EPN rodeado unicamente de un circulo muy cercano de gente, porque ya desde entonces era malo ser priista, si hacías pública tu filiación partidista automáticamente te convertías en objeto de burlas e insultos, se te responsabilizaba de lo malo que pasaba y de lo malo que podría pasar, pero aun así le aposté a mis convicciones y apoyé con mi trabajo y no de manera ciega su gobierno.


Ese sexenio ha quedado atrás y hoy les toca celebrar al PG y a sus votantes, a esos que le apostaron ciegamente, que depositaron absolutamente toda su confianza en que una vez conseguidos los votos suficientes para ser presidente, todos sus males, sus desgracias, sus desventajas desaparecerían porque sí, porque ya no habría un PRI que les ocasionara esos males.


La noche del 1 de Julio fue mucho más que una celebración, fue una noche de esperanza completa, el reconocimiento del triunfo por parte de sus rivales en televisión abierta trajo consigo ilusión y mucha alegría, de esa alegría que se contagia, que se siente. Conforme avanzaba la noche y el conteo de votos y la distancia entre los contendientes se hacia cada vez mayor, la noche pasó a ser mas que una fiesta, paso a ser ese momento que muchísima gente anhelaba, ese momento largamente esperado, por fin parecía que ahora si, las cosas iban a cambiar, que serán diferentes, serián mejores.


Por un rato, por una noche, vi reir a gente que normalmente no lo hace, saludarse como si no se hubieran visto en años, vi gente bailar y cantar en la calle, chingao, hasta por ratos me daban ganas de haber votado por el PG, incluso me llegué a preguntar si no me habría equivocado al elegir por el bando de los perdedores, ver a tanta gente contenta por supuesto que también me alegraba, se veian como si mañana no tuvieran que cumplir con sus tediosos trabajos, como si ya no hubiera deudas, enfermedades, problemas, como si la corrupción y la inseguridad efectivamente se hubiera esfumado con tan solo haberlo deseado.


Esa noche no hubo desmanes, la gente celebró por millares y apenas hubo incidentes menores, pensé que realmente el país puede cambiar , pensé que somos capaces de comportarnos según lo deseado y deseé sinceramente que las cosas vayan bien no importa que esos millones de votantes me desprecien, me insulten, se burlen y me amenacen. Disfruten su triunfo, que por supuesto, si las cosas salen bien, también será mio.


Miraba por la tele y por internet las noticias, tomas de muchas plazas en diferentes ciudades, y me llamaba la atención la actitud de los policías que fueron convocados para mantener el orden en los festejos y los vi celebrar junto con la gente, eso no se ve muy seguido, pero así es como debe ser, como deben de continuar siendo las cosas en este jodido pero queridísimo México. El 1 de Julio no fue necesario usar la fuerza, la gente no estaba en la calle para manifestar su repudio ni para inconformarse, estaba por primera vez en muchísimo tiempo confiando en que mañana será mejor, mucho mejor que antes.


Y me pregunté entonces, quien sería capaz de defraudar a esos millones de personas que esta vez no vendieron su voto sino que fueron voluntariamente, confiados, a entregar lo mas valioso que tienen para que hoy Andres Manuel Lopez Obrador sea nuestro presidente ? Quien se atreverá a defraudarlos? Sería capaz de traicionarlos la única persona que les ha vendido una verdadera esperanza ? espero que no, porque no se lo merecen.

Que más mata esperar el bien que tarda
que padecer el mal que ya se tiene
- Lope de Vega


Cortesía de : Bashalpal