lunes, 20 de agosto de 2018

Lunes de Lumbreras - La biblioteca más bella del mundo




“Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca”
Jorge Luis Borges.

Mis caros lectores,

La Biblioteca Real Danesa, mejor conocida como "El Diamante Negro", en Copenhague es considerada la biblioteca más bella del mundo. Entrelaza una arquitectura contemporánea exquisita, que entrevera lo mejor de la arquitectura contemporánea, minimalista y art Decó, que se confunde con la luz escandinava que penetra sus amplias cristaleras en cuyo fondo se vislumbra el bello puerto marítimo de la capital danesa.





Imaginen por un momento que observan las pacíficas olas del mar báltico, dueño de historias apasionantes por sí mismas, acabar en las orillas del puerto escandinavo, frente a ustedes, mientras beben un expreso y comen un grlavlax, leyendo quizás a Hans Christian Andersen en su lengua materna mientras se deleitan en los interiores de la que es considerada la más bella biblioteca del mundo. Un atardecer en el que el sol comienza a desvanecerse en el horizonte, mientras da paso a los albores de una luna que comienza a dibujar su reflejo en medio del mar, que se entremezcla con los reflejos de las luces bibliotecarias.


¿De qué les hablo, mis caros y fieles lectores? Fundada a mediados del siglo XVIII por Federico II el Grande (les recomiendo leer "Federico el Grande: el magnífico enigma" de Robert Asprey, para comprender parte de la emocionante personalidad del tercer rey de Prusia), tuvo como principal objetivo el reunir bajo un sólo recinto, la mayor cantidad de libros publicados hasta la fecha. De lejos sabemos que, desde tiempos inmemoriales, estas homéricas tareas han sido anhelo de demasiadas mentes poseídas por una ingobernable pasión por el saber, ocasión no menos oportuna que la compaginada con la tarea de Federico el Grande, pues su epopeya dio origen a una de las mejores bibliotecas abiertas al público.





No fue otro, sino el inminente paso de los años, el que armonizó ideales y permitió que la biblioteca de Copenhague se fusionara con la Biblioteca Nacional Danesa de Ciencia y Medicina y con el Archivo del Folclore Danés, lo que dio paso a una vasta institución dueña de un magnánimo espacio común en el cual se aseñora el edificio principal, el Diamante Negro.

Conocido como tal debido a su semejanza a tan preciosa piedra, cuenta con seis salas de lecturas y más de 250, 000 obras, en su interior podrán encontrar manuscritos del antecitado Andersen, de Kierkegaard (uno de los más prolíficos filósofos del siglo XIX) o de Blixen.

Sin lugar a dudas, una aventura iniciada hace más de cuatro décadas, que armoniza lo más bello de la arquitectura con lo propio de la literatura universal.

Ultílogo. ¿Cuál es su biblioteca mexicana favorita? En mi caso, el Archivo General de la Nación, por su historia (de la que escribiré en su oportunidad).

PD. Les mando un beso bien tronado a la @Dra.Tripa y a @TiaYerba, para que se lo acomoden donde gusten.

Su amigo que los quiere,
@Bruno