jueves, 29 de noviembre de 2018

Jueves de Lumbreras - La amistad según Aristóteles


Jueves de Lumbreras
La amistad según Aristóteles

El pájaro tiene su nido,
la araña su tela,
el hombre la amistad.
William Blake

Mis queridos peripatéticos,

Permítanme iniciar este Jueves de Lumbreras con un par de preguntillas: ¿cuantos amigos verdaderos tienen? ¿consideran que puede nacer la amistad entre personas en este, nuestro inframundo blogueril?





Como bien saben, Aristóteles es uno de los filósofos más importantes de todos los tiempos, un hombre cuyas ideas y pensamiento han tenido una inigualable influencia en la historia de la humanidad.

Discípulo de otro de los pilares de la historia del pensamiento humano, Platón, Aristóteles fue un polímata (filósofo, lógico y científico, bueno nada más le faltó ser un analista y reparar tuberías en la Antigua Grecia) entre cuyas obras existe una vastedad de tratados sobre lógica, política, ciencia, astronomía e inclusive biología. Entre ese universo filosófico que nos legó nuestro buen amigo estagirita, notó que existen tres tipos de amistad, a saber:





Amistad utilitaria

En este tipo de relación, la amistad que nace entre dos personas obedece no a razones afectivas sino porque obtienen algún beneficio. Como podrán deducir, este tipo de amistades no son perennes, pues duran en tanto el beneficio que se obtiene de dicha relación subsista. En resumidas cuentas, se trata de una relación quid pro quo, o en perro, "dando y dando".

Un ejemplo que me viene a la mente sobre este tipo de amistad sería, digamos, aquella existente entre dos personas, una de las cuales le pone un blog a otra; una vez que el blog deja de existir, se anula el beneficio que daba vida a dicha relación y, ergo, se acaba la amistad.




Amistad- placer

Aquí las cosas se ponen más interesantes. De acuerdo con Aristóteles, esta amistad existe entre personas que se hayan unidas por gustos afines o aficiones (afi - afi) en común. Es muy común sobre todo en la etapa de la adolescencia y juventud, en donde tenemos amigos a los que nos unen pasatiempos en común como la música, alguna actividad deportiva e inclusive beber e ir a fiestas. A diferencia de la amistad utilitaria, la amistad- placer no se agota de forma subrepticia, sino que va decayendo conforme las personas maduran o simplemente cambian de gustos.

Un ejemplo podrían ser el gusto por orinar personas, en la medida que uno de los involucrados en una amistad basada en ese tipo de parafilias deje de encontrar satisfactorio o deje de obtener placer con dicha práctica, la amistad inevitablemente llegará a su fin.




Amistad de lo bueno

Finalmente, hemos llegado al pináculo de las relaciones afectivas. Para Aristóteles, esta es la forma superior de la amistad, pues no basa en la utilidad ni en el placer que de ella pueda obtenerse; se trata de un tipo de amistad en el que los amigos comparten un vínculo común basado en la apreciación de lo bello y virtuoso de la vida, una relación en la que no se busca simplemente sacar provecho u obtener placer.

Naturalmente, este tipo de amistades son poco comunes pero suelen durar toda la vida, pues son verdaderamente íntimas y profundas, en las cuales no están excluidos los beneficios ni los placeres, pero estos no son el fin último de la amistad, se dan de forma natural.

Decía un buen amigo mío llamado Antoine (y que, por cierto, era conde de Saint-Exupéry) que tener un amigo no es cosa de la que pueda ufanarse todo el mundo. Coincido plenamente con él, pues creo que todas las personas buscamos tener una amistad como la descrita por Aristóteles como "amistad de lo bueno", una relación tan noble y libre como pueda existir.

Y bueno, ¿qué han pensado sobre las preguntas planteadas? ¿tienen algún amigo que consideren dentro de la categoría de “Amistad de lo bueno”? Como siempre, leeré con gran interés sus comentarios.

PD. @Dra.Tripa te mando un beso bien tronado para que te lo acomodes donde quieras (guiño, guiño).

Su metafísico amigo,
@Bruno.