jueves, 8 de noviembre de 2018

Reflexiones vacías

Vas a perder, tus planes se harán pedazos ante tus ojos y no podrás más que aceptar que las cosas están mucho más fuera de tu control de lo que esperabas y no hay nada que puedas hacer al respecto.

Todo el mundo te repite lo mismo "haz lo que te gusta, pelea por tus sueños" pero casi nadie lo hace y aquellos que conoces personalmente y que deciden seguir ese camino parecen no llegar nunca a su destino. Tú mayor inspiración es gente que ves en una pantalla y ni siquiera conoces, su situación y circunstancias son totalmente distintas a las tuyas y es entonces cuando empiezas a pensar que tal vez, perseguir ese sueño no sea lo más adecuado para ti, al fin y al cabo, ¿para qué arriesgar si no hay nada asegurado? Tal vez hubiera sido mejor para ti que esa pasión nunca hubiese despertado ¿Por qué habría de tener éxito un perdedor como tú? 

Serás herido, pero una vez que tomes la decisión no hay vuelta atrás. No desesperes, a la vida le gusta sorprenderte, que apuestes fuerte pero con inteligencia, que arriesgues, que grites si tienes que hacerlo o llores si así lo sientes. Todos tenemos mucho más poder del que pensamos y tu has decidido utilizarlo. Perderás muchas veces sin darte cuenta, pero apuesta fuerte y algún día ganarás.

Acepta la responsabilidad tanto de tus derrotas como de tus victorias, tu propia debilidad te tentará de maneras totalmente inesperadas, el abandono vendrá disfrazado de escusas y el odio se ofrecerá como tu mejor aliado, el victimismo envenenará tu mente si no eres honesto contigo mismo. Acepta que no lo has conseguido, que no te quiere, que esta vez no ha podido ser; el origen de todas esas escusas que das es el miedo, tu mente debe ser liberada y dejando de engañarte a ti mismo, renacerás con todo tu poder.

Sabes que jamás veras tu cara si no es a través de un espejo o una pantalla y que la imagen que tienes de ti mismo es alterada cada día, sabes que no hay absolutamente que nada que puedas entregarle a la vida a cambio de volver a vivir el día de hoy, sabes el dolor que provoca el resentimiento, sabes que el entusiasmo sin disciplina no sirve de nada, sabes que la calma llega siempre después de la tormenta, sabes que si el águila nunca salta al vacío, morirá sin saber que puede volar.

Agradece seguir encontrando obstáculos en tu camino, agradece que las cosas no te caen del cielo y no te lo tomes personal, simplemente la vida quiere verte bailar un poco más. Levanta la cabeza y recuerda que hagas lo que hagas, por muy mal que vayan las cosas y por más que falles siempre va a acabar viniendo algo bueno, recuerda que en tu vida siempre has tenido grandes dificultades, derrotas, momentos en los que pensabas que todo se venía abajo y aún así lograste superarlo y seguir adelante. Esto no significa que serás siempre un héroe o que vayas a dejar de sentir dolor o sufrimiento que acompañan a la propia existencia, siempre tendrás miedo de meterte al agua fría, de las alturas, pero no tendrás miedo del miedo, no tendrás miedo a la vida.

Eres el resultado de generaciones y generaciones de supervivientes, ahora te toca a ti, pero en lugar de sobrevivir, tu vivirás.

La vida no es un viaje en lo que lo importante es llegar al final, es un concierto y se supone que tienes que bailar.

Ximena.