Tuesday, October 10, 2017

Martes de Botonazos: 20 Aniversario de la N64

Que tal amiflos, espero de corazón que estén teniendo un muy buen martes y que el resto de su semana sea igual de amena. Dejando de lado lo solemne y lo sentimental, les ofrezco lo que viene siendo un post noebo, así como noeba es la sección que titulo “martes  (o cualquier día) de Botonazos”  Y ustedes se preguntaran ¿Xime, de que trata este post? Y yo les diré “de VídeoJuegos” y ustedes asentirán con la cabeza y harán el firme propósito de dejar like y cocorito.

Este contenido lo tenía escrito desde hace rato, cuando me invitaron al blog del biego del kstal (RIP) y jamás lo pude subir, así que le hice un pequeño espacio sin consultarlo con el patrón así que espero y no se moleste mucho jijiji.

Tal vez no lo sepan, pero este año la Nintendo 64 cumple 20 años de existencia y no hay mejor manera de festejarla que dedicarle un bonito post, un post que sirva para rememorar todas esas horas que me hizo pasar frente a ella, que me enseñó a tolerar el fracaso y a luchar por la victoria.

Recuerdo la primera vez que la vi, fue una navidad por allá de 1998-99, yo tendría a lo mucho unos 7 u 8 años, ella venía forrada en un papel de regalo brilloso que no alcanzaba a cubrirla completamente, así que mi madre, haciendo muestra de su don de mamá, “parchó” el faltante con un retazo de un papel de Minnie Mouse. Como era una peque e ignoraba lo que me esperaba, acudí casi desanimada a romper ese papel brillosito y bueno, mis primas recibieron su micro hornito o sus muñecos que lloraban y que podían comer solitos. Y yo solo un turista y ropa que me trajo una tía del gabacho.

Estaba desanimada y casi por soltar el llanto, pero mi papá me alentó a abrir el último regalo que había bajo el árbol y que tenía una tarjetita con mi nombre. Procedí a romper el papel y apenas se alcanzó a asomar un conocidísimo gorro rojo y un bigote; No lo podía creer, era lo que nunca pedí pero siempre añoré tener. Venía con una copia de Mario 64 y el hermano más chico de mi mamá, que en aquel tiempo tendría unos 16, me regaló un cartucho de Zelda Ocarina of Time.

Recuerdo a mi tío reír por la cara de boba que puse la primera vez que vi en acción a Mario en 3 dimensiones o cuando tomaba el Joystick con dos dedos xD.

Ya han pasado casi 20 años desde que nos conocimos y sin duda ella envejeció mejor que yo. Aún la tengo, un poco quebrada de una orilla y con el control casi inservible, pero ahí está, esperando el momento en que me aburra de las nuevas maravillas que hay y le dedique una o dos horas más a ella. La de horas que debí haber pasado frente a ese cacharro, mi cacharro.

 A sus 20 años sigue siendo una maquina increíble que sigue divirtiéndome como cuando tenía 7 años. Feliz cumpleaños, ¡amiga!

Si contaron con la fortuna de tener una máquina de estas o algún familiar la tuvo, cuéntenme cuál era su juego favorito o que recuerdo les trae.

Si gustan otro post sobre Video Juegos, háganmelo saber en el área de comentarios y con gusto lo agendaré, así como Grimaldo que me pidió la reseña de Donkey Kong para SNES, la cual estaré subiendo en unas semanas. O si nos les pareció la idea de subir post de VideoJuegos, coméntenmelo y lo desechamos,

Gracias por leer y por comentar, Saludos


Cortesía de Xime Redfield