Tuesday, December 27, 2016

De propósitos de año nuevo y otras cosas


Hace ya varios años tuvo lugar el peor día de mi vida, nada me preparó para todo lo que aconteció en aquellas fechas. El resultado: una crisis de ansiedad generalizada, alteraciones en la presión sanguínea y una especie de depresión. Por aquel entonces yo no realizaba ningún tipo de deporte desde hacía unos 4 años, era el clásico godínez que disfrutaba  acumulando grasa en la panza a cambio de obtener una buena paga.

A raíz de lo ya comentado y por recomendación de mi doctora favorita  tuve que volver a comprarme ropa deportiva y me adentré en el bello deporte que consiste en poner un pie delante del otro pero un poco más rápido de lo que lo hace el común de las personas. Me adapté muy bien, mis males desaparecieron y  empecé a participar en un montón de carreras, llegando incluso a obtener algunos pódiums hasta que en el proceso de prepararme para competir ya contra los  grandes en el maratón del 2014 terminé lesionado, quería estar en el top 5 como local en  ese maratón, pero un mes antes, en el último entrenamiento de larga distancia (30 Kilómetros) me lesioné y tuve que dejar de correr desde entonces,  hasta ayer que movido por la melancolía o por la cruda de las fiestas o no sé porque, me puse los tenis y a las 6 de la tarde  me fui a trotar 7K, grave error. Hoy estoy todo adolorido y es por eso que me dieron ganas de escribir este post, para hablarles precisamente de cómo empezar a correr si ese es tu propósito para 2017,  que hacer y qué no hacer para tener progresos y agarrarle la onda a este deporte.


Motivación. Primero que nada necesitas motivación, por salud como fue mi caso, por bajar de peso, por mejorar la resistencia, por agradarle a alguien, por lo que sea, pero debes de tener motivación. Si no tienes motivación mejor quédate en casa.

Deja algo para mañana. Bien, encontraste tu motivación, ahora ponte esos tenis y sal a trotar, despacio, camina si es necesario pero no vayas a tu limite al menos los primeros dias, deja algo  de reserva, correr también es psicológico, entonces que no sea una chinga, que sientas que puedes repetirlo mañana.


Equipamiento. Dicen que correr es el deporte más barato que existe, eso es una  mentira, quizás el primer mes si lo sea pero conforme avanzas necesitas equiparte, de lo contrario te llenaras de ampollas, rozaduras y lesiones. Nadie que es corredor quiere eso, créeme.

Únete a un grupo.  Nada mejor que compartir con otros locos este deporte, hay mucha motivación, competencia, tips, ratos agradables y otras cosas cuando corres con un grupo de corredores, te brinda seguridad, compañía y te impulsa a mejorar.



Libido. Prepárate para el subidón de libido que experimentaras. Aparte de las endorfinas que liberas y que te hacen ver más feliz y relajado después de correr, las hormonas también hacen lo suyo. Si no tienes con quien aplacarlas recuerda, únete a un grupo, seguro allá encuentras algo o alguien.

Disfrútalo. Por último, correr es algo que se debe de disfrutar, si no se disfruta o ya no es  de  tu agrado entonces es momento de buscar otra cosa en que gastar tu dinero y tu tiempo.

Cortesía de Bashalpal