Tuesday, December 13, 2016

El Teletón

En México desde 1997 se lleva a cabo, a inicios de diciembre, un evento televisivo y radiofónico por más de 24 horas el cual consiste en recaudar fondos para construir Centros de Rehabilitación Infantiles.

El párrafo anterior, en esencia, define lo que es el Teletón y parece a, primera impresión, que es una excelente idea y un gran símbolo de altruismo de la gente mexicana, sin embargo, como cualquier institución que maneja dinero no deja de generar desconfianza máxime que la televisora que promueve tal evento es nada más y nada menos que la “lava cerebros” de Televisa (inserte musiquita siniestra, esa de cha cha chaaaan). 

En mi familia existe una persona que asistió a un Centro Teletón y los comentarios de los padres de mi prima son positivos haciendo mucho énfasis en la atención del personal, el equipamiento (sí, cuentan con equipo de alta tecnología que, a veces, ningún hospital público tiene) y lo impecable de las instalaciones y ¿saben qué? el costo es MUY risible.

¿A qué voy con esto? Sinceramente a explicar algunas y por si te lo imaginas; NO, no vengo a “desmentir” al Teletón, pero sí a decir que tal Fundación hace una magnifica tarea que, en serio, le CORRESPONDE AL ESTADO REALIZAR y sí, NO es increíble que tal fundación sirva también como una forma de evasión fiscal e incluso lavado de dinero. Particularmente, hago mi respectiva donación no sin antes exigir me sea expedido un comprobante fiscal.

¿Por qué el Estado no hace la tarea del Teletón? En primer lugar (y creo que aquellos que trabajan en el sector público lo saben), por el gran cáncer de la corrupción, los intereses políticos y bueno, la falta de interés de quien está al mando; en segundo lugar, la poca exigencia y apatía de la gente; tocando este punto, hemos visto el poder de las redes sociales y como algo tan nimio, como los XV de Rubí, se vuelve viral y el impacto que logran es impresionante llegando incluso a oídos de personalidades del medio del espectáculo y la política; otro ejemplo fue que la semana pasada el diario “El Universal” realizó un artículo en donde vecinos de la Zona Rosa se quejaban de las malas condiciones de la calle Hamburgo; de inmediato, el Gobierno de la Ciudad de México atendió esas inconformidades así que ¿sí no hubiera salido ese artículo el Gobierno habría atendido esas quejas? Y así hay casos a lo largo y ancho del país. Como ves, el exigir a las instituciones que hagan su trabajo SI FUNCIONA; obvio, que lo que hay que solicitar son cosas coherentes y no pendejadas.

Más allá de sentirte “ofendido” del porque el Teletón (u otra asociación altruista) solicita donaciones para evadir impuestos deberías, mejor, de indignarte del porque tienen que haber esas asociaciones que al Estado le corresponde hacer y más que indignarte exigir a los políticos que muevan sus asquerosos culos y se pongan a trabajar; que se ganen el puto bono de 150 mil pesos que están pidiendo.











CORTESÍA DE GRIMALDO