Thursday, December 22, 2016

Propósitos de año nuevo



Que tal mis muy estimados? Esta vez le dimos un descanso al Muñecot3 para permitir la participación de un miembro controversial del público. A mi parecer es un muy buen post que valía la pena intercalar antes de salir corriendo a devorar el pavo, sin más espero que lo disfruten.
-Sabs.



Tal vez pienses que este es uno de los post  garras de Grimaldo, sin embargo podría ser aun peor, así que es un buen momento para pasar por alto toda esta palabrería y dirigirte de manera inmediata a dejar una mentada o lo que sea tu voluntad a la caja de comentarios de disqus; sin embargo, si decides continuar la lectura,  aun conservas el derecho de suspenderla en el momento que así lo desees y seguir con lo que hacías antes de prestar tu atención a estas líneas. 

El tema en cuestión resulta, de antemano, más que trillado: "Propósitos de año nuevo", en estas fechas muchos se toman un tiempo para reflexionar sobre lo que quieren hacer el próximo año, se fijan metas o propósitos que desean lograr para mejorar en lo personal, familiar, laboral, etc... Otros, me incluyo, han dejado de hacerlo, un tercer grupo puede ser quien pase por alto esta costumbre. 

Muchas veces, los propósitos mas comunes que las personas se planten cada fin de año son los mismos que pasan a la lista del siguiente y el que sigue y así,  convirtiéndose en proyectos personales que terminan en fracaso, generalmente por no dedicar el tiempo o esfuerzo necesario a su logro. Entre estos buenos deseos reciclados, cada año podemos encontrar los típicos:


- Voy a ahorrar para comprar esto o aquello que quiero o necesito.
- Ahora sí voy a entrar al gimnasio.
- Dejar de fumar como chimenea.
- Dejar de beber (más porque mi hígado ya me lo ruega, que por otra causa)
- Hacer un viaje a algún lugar chido que quiero conocer.
- Conseguir un mejor empleo, porque mi jefe ya me tiene hasta la madre.
- Aprender un idioma o invertir en mi formación profesional  (la competencia laboral está bien cabrona).
Etc...



Creo que puede haber varios más,  pero estos son los que me vienen a la mente. 

Como dije en las primeras líneas,  hace tiempo que dejé de hacer propósitos para un nuevo año, la razón es muy sencilla: fracasé muchas veces y preferí dejar de intentarlo para no acumular más pérdidas. Sin embargo, este año fue diferente para mi, en muchos sentidos de mi vida "toqué fondo" y no tuve otra opción más que hacer algunos cambios. Tampoco puedo decir que todo fue malo, algunas cosas salieron mejor de lo que esperaba, y eso también me motivó a dar el paso. Así que este año sí tengo una pequeña lista en la que deseo trabajar. 

1. Perdonar: Las personas pueden lastimarte, y tú a ellos. De hecho,  lo hacemos todo el tiempo (no digo que precisamente me despierte un día y piense en cómo hacer miserable la vida de otros, sin embargo, a veces simplemente sucede). Este año aprendí que las personas te pueden lastimar aún sin desearlo, aún sin planearlo, aún si te aman. Muchas veces no saben como arreglarlo, puede que estén deseando que sepas que no quisieron decir esas palabras que te hirieron, que no planearon hacer eso que te lastimó, que se arrepienten y lo harían de forma distinta si pudieran  pero no saben como decírtelo, o no se atreven, a saber por qué, no eres el único que tiene sus pedos existenciales; así que perdonar es la mejor forma de liberarte de cualquier ofensa que hayas recibido. Sí, si crees que le  fallaste a alguien que confió en ti, también puedes pedir perdón, y también es liberador.

2. Agradecer: También aprendí que nadie tiene porqué tener especial atención contigo, el amor no es un pretexto para esperar que dejen todo por ti. De hecho, si estás leyendo esto, tienes edad suficiente para ser consciente que ni tu madre tiene porqué servir tu comida cuando puedes hacerlo por ti mismo. No hay un motivo por el que alguien deba estar obligado a tener alguna atención contigo (a menos que pagues por ello). Así que si alguien lo ha hecho,  es porque tuvo el deseo, la voluntad de hacerlo. Sólo eso. Así que agradecer es oportuno.

3. Amar: Nadie da lo que no tiene, ¿cierto? Entonces debo empezar por amarme a mi misma  (se lee mamón, lo se, pero estoy segura que es así) Solo permitiré que otros me amen, acepten y respeten, cuando yo misma lo haya hecho. Y solo lograré amar, aceptar y respetar a otros cuando me haya reconciliado plenamente conmigo. Amar sin condiciones, amar de verdad es más difícil, incluso que agradecer y perdonar. Pero quiero hacerlo. 


No se si puedo lograr estos tres propósitos durante el próximo año, pero se que tengo la firme determinación de iniciar hoy y decirle (a quien tenga que hacerlo) con palabras y acciones: "perdón, gracias, te amo".


Cortesía de Toxic