Monday, July 10, 2017

5 lecciones de los niños para ser mejor líder.

Que onda, maigos? Como les pinta el inicio de semana? ya entrando en la mitad de Julio, que rápido pasan los dias, verdad? En fin, el C&P del dia de hoy para el Lunes Godinez habla de lecciones que nos dan los niños de hoy y que nos ayudan a ser mejores líderes.




Aqui se los dejo, disfrutenlo :


Cuando somos pequeños desconocemos los riesgos y el peligro, y nos lanzamos a la aventura. Pero cuando crecemos ese espíritu desaparece y el miedo no nos deja ser un buen líder.


En vez de nunca tomar un “no” como respuesta, esperar que nos dieran permiso para hacer algo o incluso seguir nuestros deseos más locos, permanecemos en nuestra zona de confort para mantenernos a salvo y buscar el éxito por el camino seguro.

Sin embargo es importante recordar que para ser mejores líderes, nuestras travesuras de la niñez pueden tener gran influencia en el presente y el futuro. Si quieres tener un pensamiento más amplio y atrevido para desempeñarte como líder, toma nota de los siguientes consejos:




1. Los recesos son importantes

Es normal ver que los adultos trabajen sin interrupción por largas horas, y lo peor, es que creen que esta es la manera más productiva de hacerlo. Si no les das suficiente tiempo de descanso a los miembros de tu equipo de trabajo ni a ti mismo, los resultados siempre serán negativos, tanto en tu salud como en la calidad de lo que haces.

Es importante tomarse un tiempo para descansar, relajarse y divertirse, ya que esto te permite liberar estrés, recargar energías, resolver mejor los problemas y formar un mejor equipo de trabajo.

2. Nunca dejes de aprender

Hay algunos adultos que cuando crecen se conforman con lo que ya saben y dejan a un lado la posibilidad de aprender nuevas cosas y encontrar nuevas oportunidades. No obstante, como líder, es algo que no debes hacer. Un líder debe ampliar sus horizontes y buscar oportunidades para aprender más de su mercado, industria o audiencia.

Si quieres estar al tanto de lo que ocurre en tu industria, debes estar en constante entrenamiento, sólo así aprenderás más sobre tu negocio, surgirán ideas innovadoras y tendrás muchas más probabilidades de alcanzar el éxito. ¿Has notado que los niños son excesivamente curiosos? ¡Cópiales!


3. Aprende a escuchar

Cuando somos niños nos enseñan a escuchar y a prestar atención a lo que los adultos dicen. Entonces, ¿por qué nos olvidamos de esta valiosa lección una vez que crecemos? Como líder, lo más seguro es que tus empleados, clientes y supervisores vayan a ti con problemas que esperan que entiendas y resuelvas.

Mientras escuchas sus problemas es vital que hagas el esfuerzo de entenderles con el fin de poder buscar alguna solución efectiva. El hecho de escuchar los problemas y preocupaciones de los demás, te ayudará a solventar y cultivar los niveles de confianza en tu equipo.


4. No tengas miedo

La mayoría de los niños están enfocados en encontrar cuál es la atracción más emocionante en el parque, mientras que sus padres están detrás tratando de controlarlos para mantenerlos a salvo. Es triste, pero la mayoría de nuestros miedos surgen en la adultez, y mientras más envejecemos, más se solidifican.

El miedo al fracaso te aleja de probar nuevas cosas en tu negocio, así que mientras menos permitas que tus miedos te dominen, menos reprimirás tu verdadero potencial. Esto no significa que te dejes llevar por los impulsos, pues no es la manera inteligente de actuar como líder. ¡Explora oportunidades nuevas y diferentes!


5. Sé honesto

Los niños y los adultos tienen los mismos motivos para mentir: ambos quieren evitar meterse en problemas. Sin embargo, es raro cuando los niños mienten, ya que ellos son tan honestos que a veces pueden incomodar a los adultos, como cuando le preguntan a su tía: ¿por qué eres gorda?

Durante nuestro crecimiento aprendemos los tipos de mentiras, como las blancas que usamos para no herir los sentimientos de otra persona. Esta empatía es útil en los negocios porque te ayuda a convertirte en un líder más compasivo.

No obstante, debes recordar que lo mejor es ser honesto, ya que muchos tienen ese sexto sentido de saber reconocer cuando alguien miente. No sólo desconfiarán de ti, sino que copiaran tu actitud y el ambiente laboral será un desastre total.

Y tu, que extrañas de ser niño?

-Brion