miércoles, 18 de julio de 2018

Miércoles Cultural - El cuento de la sopa de Piedra

Resultado de imagen para sopa de piedra cuento

En este cuento la autora nos muestra, como un joven soldado llegò a un pueblo devastado por la guerra que recién concluía y fue de casa en casa pidiendo un poco de pan. La gente super jodida por la situación lo mandaba al carajo y con las tripas amarradas al espinazo.


Sin embargo el hambre es perra y más el que se la aguanta, así que el joven soldado tuvo la idea de poner una caldera y llenarla de agua con piedras; como siempre no faltan los curiosos que se acercan a ver qué se hace y ese fue el caso. Se fueron acercando uno a uno los curiosos y el chavo les decía que estaba preparando una rica sopa de piedras pero que le faltaban algunos ingredientes.



La gente entre curiosa y participativa empezó a llevar algo de lo poco que tenía en sus casas hasta lograr una verdadera sopa aderezada con piedras bien calientes.



Finalmente ya que estaba lista la sopa toda la gente del pueblo alcanzó a degustar un rico tazón de sopa de piedra y eso les enseñó la importancia de compartir y aún en tiempos precarios la unidad y colaboración entre las personas resulta favorable y benéfico para todos/as.






Resultado de imagen para caldo de piedra




















Por otro lado en nuestro país existe un platillo que seguramente muchos recordarán, que es también un caldo de piedras, sin embargo acá la tradición no es por jodidos sino como una supuesta muestra de amor de los caballeros hacía las damas; pues es una especialidad de los señores pescadores de una región de Oaxaca.


El caldo es preparado con tomate picado, cebolla, ajo, epazote, chile, pescado y camarones; se calientan algunas piedras al rojo vivo y se echan en la mezcla del caldo haciendo que este llegue a un punto rápido de ebullición y cocinando todo al momento. ya que echó el hervor se retiran las piedras y en la cazuela en que lo sirven colocan una piedra caliente que termina de cocinar el plato ya en manos de quien se lo va a comer.



Solamente la sopa maruchan de camarón con chile habanero se asemeja al manjar delicioso de un caldo de piedra.



¡Provecho!




Paloma Negra