Wednesday, April 6, 2016

13 señales de que creciste en Guadalajara.





Buen día maigos, hoy le dedicaremos el tema a una ciudad en el centro del país, la cual ha sido llamada La Perla de Occidente, capital y urbe mas poblada del estado de Jalisco. Es la segunda ciudad mas poblada del país con casi un millón y medio de habitantes, formando parte de la zona metropolitana junto con otros 8 municipios, siendo la tercera en México y la décima en América Latina. 

Y bueno, aquí les dejamos estas trece características de la ciudad que harán que te acuerdes de tu terruño si es que andas fuera de el.



1. Has desayunado tortas ahogadas después de un día de fiesta

Ninguna buena fiesta termina sin una torta ahogada. Ese exquisito y peculiar manjar, poco comprendido por los foráneos, es parte de nuestra cultura culinaria y social. Es muy poco probable que recuerdes una boda, graduación, cumpleaños o fiesta memorable que no haya terminado desayunando unas tortas bañadas en salsa picante con cebolla y con mucho limón.

2. Sabes que Selva Mágica era verdaderamente mágica

Consideraste al Titán como una aventura extrema, incluso en tu adolescencia.

3. Alguna vez te subiste al 629 equivocado

El transporte público de Guadalajara no es precisamente el mejor del mundo, existen miles de rutas que van hacia un mismo lugar y lugares por los que casi no pasan camiones; sin embargo, existe en nuestro ilógico sistema, un número que, si creciste en Guadalajara, nunca vas a olvidar: el 629 (629-1, 629-2, 629A, 629B, 629C…).

4. Sientes un amor especial por el limón

El limón es un acompañamiento esencial en toda comida en Guadalajara: limón en los tacos, limón en las tortas, limón en la sopa, limón, limón, limón.

5. Sabes que ir a Paseo Chapultepec siempre es un buen plan

Sabes que creciste en Guadalajara cuando conoces a los meseros de uno o de todos los bares de este recreativo rincón de la ciudad.

6. Le das la importancia debida a cada salsa

En Guadalajara, por alguna inexplicable razón, nos encanta bañar la comida en salsas.

7. Sabes navegar en tiempo de lluvias

Si creciste en Guadalajara, sabes lo que es una lluvia de verdad. Seguramente, más de una vez “te agarró la lluvia” en la calle, y tuviste que realizar un montón de maniobras para llegar a tu casa sano y salvo. Entre ellas, navegar por López Mateos, Cruz del Sur, Acueducto, Mariano Otero y Lázaro Cárdenas.

8. San Juan de Dios siempre será el mejor centro comercial

Seguramente, ahora mismo, estés usando algo que compraste en San Juan de Dios: unos tenis, algún aparato electrónico, una gorra, lo que sea.

9. Chapala es uno de tus retiros predilectos

El lago de Chapala seguramente te recuerda un buen fin de semana y un pequeño descanso del habitual caos de la ciudad.

10. Para todo dices “tipo”

Es un equivalente para tantas palabras y expresiones tipo “como”, “o sea”, “por ejemplo”…  

11. Alguna vez te saliste de clase para ir a desayunar unos “Tacos Juan” en Santa Tere

Y cómo no, ¡si son los mejores tacos de barbacoa del mundo!

12. Para ti, noviembre es equivalente a FIL

Si creciste en Guadalajara, sabes que noviembre es uno de los meses más esperados del año, ya que en este mes llega la Feria Internacional del Libro (FIL). Y cada año, desde que tienes memoria, has estado ahí.

13. El olor a tierra mojada realmente significa algo para ti

“Guadalajara” es una de las canciones de mariachi más famosas y tradicionales de México. El coro de esta canción -interpretada magistralmente por el Mariachi Vargas de Tecalitlán- incluye la descripción perfecta de nuestra querida ciudad:“Guadalajara, Guadalajara, hueles a pura tierra mojada”. Si creciste en Guadalajara, ese es el olor que te recuerda a los veranos de tu infancia. 


-Brion