Tuesday, February 14, 2017

Feliz día de San Valentin….

Hoy, es otra de esas fechas en donde la celebración principal se ve opacada por el consumismo; claro si eres motelero hoy es tu día de suerte.

Si vives en Chicago, IL, Estados Unidos sabrás que hoy se conmemora la “Matanza de San Valentin”, donde gangsters de Al Capone, disfrazados de policías, emboscaron a gangsters rivales, miembros de la banda de Bugs Moran. 

Era la mañana del 14 de febrero de 1929, la ley seca tenía ya 9 años vigente; Chicago se había convertido en un centro de operaciones para el contrabando de alcohol; a las 10:00 a.m. hombres de Moran llegaron a un almacén en North Clark para recoger un cargamento, al sitio llegaron también una patrulla escoltada por un auto desconocido eso desconcertó a los delincuentes pues ya habían pagado el soborno a la policía de la ciudad.

Los policías entraron y desarmaron a los hombres de Moran, los pusieron contra una pared para que pensaran que los iban a esposar, los gangsters de Al Capone, en cambio, empuñaron sus Subfusil Thompson (conocido como Tommy) para acribillarlos por la espalda. 

Ahora después de acabado ese pequeño pasaje histórico quiero ser breve con mi post; en realidad no se trata de San Valentin sino de Mégico y el descontento general de la población por las decisiones de Trump ¿? Sé que resulta confuso que el presidente de otro país perjudique a Mégico.

El día de ayer salió una noticia donde Trump menciona que el TLC seguirá con Canadá y solo se tendrán que hacer ajustes menores y recalcó que el problema de tal tratado está en la frontera sur, o sea, Mégico dado que, según Trump, las cosas han sido injustas.

No me extraña, no aplaudo a Trump pero tampoco salgo con la mamada de condenarlo y mentarle su madre; digo, si se pasa de verga con el bullying que le hace a Mégico. Desde un inicio el TLC ha favorecido en mayor medida a Estados Unidos y Canadá y en menor medida a México ¿por qué? Porque para ese 1994, nuestros vecinos del norte ya tenían una industria desarrollada, una economía saludable, medios de comunicación adecuados e intereses comerciales muy definidos, en cambio, nuestro país estaba comenzando ese proceso de desarrollo (y que aún sigue) muy lentamente; desde el 1° de Enero del 94 sucedieron sucesos que, para la imagen del país que proyectaba Salinas de Gortari en ese entonces, cambiaban el panorama de nuestro país a nivel interno y externo; algo que quiero recalcar es que, desde ese entonces hasta hoy han sucedido cosas que, en serio, no favorecen al país, por ejemplo, al desconfianza a las instituciones, la guerra contra el narco, el aumento exponencial de la inmigración ilegal, la corrupción, etc. ¿Crees que todas esas bondades somos un país atractivo para hacer negocios?

El sábado fui por mi papá al aeropuerto, él llegaba, precisamente de Chicago y durante el camino le comenté sobre la marcha del día siguiente y me comentó que esa marcha, además de haberla organizado tarde, no tendría éxito porque primero, se invita a respaldar a una persona que nadie quiere (Peña Nieto) y segundo, la organizan empresarios e intelectuales, personas que, sinceramente, no son del agrado de la gente; también platicamos de los contrastes entre los microempresarios megicanos y los estadounidenses; en este lado de la frontera muchas veces son empresas familiares que no tienen una administración adecuada, su interés primordial es tener ganancias y raramente invierten en proyectos de gestión o coach empresarial; en cambio, los americanos son más estrictos, todo tiene que llevar un procedimiento, un orden; invierten mucho en ‘coach’ empresarial y eso marca una gran diferencia entre el éxito o fracaso de una empresa.

Ayer, platicábamos sobre los empleos y sí, no faltaron los comentarios donde se retrataba mal al empresario y a los jefes… porque SIEMPRE resulta que un jefe es más pendejo que el empleado; eso es un fenómeno que jamás va a cambiar; por otro lado, por ahí hice un comentario sobre las “best practices” en el desarrollo de software y la importancia de documentar… tampoco faltó quien recalcara que eso no tiene relevancia pues el cliente desea un producto final funcional; y bueno, eso comprueba que, realmente, aquí en Megico no es muy importante profesionalizar el trabajo; es decir, lo importante es “sacarlo” no importa si se hace a lo wey; total ya habrá tiempo para corregirlo (con su respectiva consecuencia económica). También comenté que un compa que tiene una franquicia de comida japonesa por ahora está faltó de personal para mesas porque los que van NO escuchan las instrucciones y cuando se les llama la atención se ofenden.

A lo que voy el problema no es Trump, ni sus locas políticas exteriores contra Mégico; tampoco el problema es completamente de Peña Nieto y sus secuaces; el problema es compartido con los ciudadanos ¿no lo crees? Mmm ilustraré un pequeño problema que tiene la Ciudad de Mégico: Los ambulantes del metro; desde tiempos inmemoriales se ha querido erradicar el comercio informal dentro de las instalaciones de Metro; se han hecho redadas, se le han ofrecido trabajos, se ha aplicado programas de “Cero tolerancia” pero el problema sigue ¿sabes por qué sigue? Porque hay personas que siguen comprando los productos que los ambulantes venden; eso, por consecuencia, les genera una ganancia (y no creas que es una mamada lo que se llevan) ¿crees que se retirarán? Pues ¡no! Mientras haya personas que compren lo que venden seguirán y si te fijas, la solución para tal problema es tan sencilla. 

Muchos problemas “grandes” tienen soluciones pequeñas, sin embargo, dada la idiosincrasia, preferimos siempre culpar a otros, delegar a otros las soluciones, esperar a que llegue alguien y nos indique a donde ir… lo peor es que eso jamás va a pasar. 

Y volviendo al tema del TLC ¿te habrás preguntado qué hubiera pasado con Mégico si durante estos 23 años de la firma de ese tratado se habría dedicado también a profesionalizarse? ¿Crees que es una solución victimizarse por estar en una situación que nosotros mismos propiciamos?  No busquemos culpables y mejor hagamos algo positivo, por mínimo que sea, créeme eso será más productivo que esperar a un mesías. 

No me he emputado porque hoy es día del amor y la amistad y a pesar de que estoy más solo que un hongo en el pantano no me aflige tanto…. (llora desconsoladamente).





CORTESÍA DE GRIMALDO