Tuesday, April 4, 2017

El valemadrismo, el común denominador de la sociedad mexicana.

Hola, cacariamigos. ¿Cómo les va con el nuevo horario? ¿Qué estará haciendo la mafia del poder con la hora que nos robaron? En fin.

Ya ven que el pasado fin de semana un sujeto estrelló su BMW en un poste en Paseo de la Reforma, milagrosamente ese wey quedó vivo pero no así sus acompañantes que quedaron esparcidos por la avenida y los peritos se tuvieron que aventar un rompecabezas ¿la causa? El wey venía hasta el culo de pedo y un acto de darwinismo quiso hacer su papel de Toretto, quizá para impresionar a una de las chicas que llevaba, y valió madre. ¿Qué habrá pasado por la cabeza de ese cabrón antes y después del desmadre?

No sé, aquí, este país bananero, como manifiestan algunos, está plagado de especímenes que se pasan por los huevos las leyes y reglas bajo el argumento, a veces idiota, de que tienen la libertad de hacer las cosas (digo idiota porque nunca son responsables de sus actos), de que pagan impuestos y que eso les da el derecho de hacer su puta gana o simplemente, para demostrar lo “chingón” que son.

Por ejemplo, es común encontrar en barrios y colonias letreros donde se pide que no tiren la basura ahí de lo contrario, al que sea sorprendido, será remitido a las autoridades; no sé, creo que la gente no sabe leer o algo así porque curiosamente, en ese lugar, hay un chingo de bolsas de basura. Hace unos años una mamá proge milennial hizo su desmadre porque a su hijo, de 4 años, le prohibieron la entrada al colegio por no llevar el corte de cabello adecuado; el argumento que empleó la mamá y sus seguidores es que el reglamento de esa escuela viola la constitución y que, además, lastima la identidad del niño… ¡verga! A los 4 putos años a un niño le vale verga su identidad, a esa edad lo único que le interesa a un niño es jugar y ya, incluso la señora subió un vídeo, muy amañado por cierto, donde grababa al niño diciendo que le gusta ir con el cabello largo. 

En días pasados, en un Walmart de Tláhuac, unos policías fueron agredidos por unos nacos porque sus bastardos estaban haciendo desmadre en la tienda y los polis tuvieron que llamarles la atención; sí ya sé que dirás “es que nadie se debe meter con mis hijos”, sí, idiota, pero igual enseña a tus engendros que NO tienen el derecho de andar haciendo su desmadrito donde sea; el día de ayer las autoridades del gobierno de la CDMX retiraron a los ambulantes de la Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (la TAPO) y bueno, en las redes sociales se inclinaron a favor de los comerciantes bajo el argumento de que “ahora van a delinquir”… ¡mamadas! 

Todos los casos anteriores son ejemplos de valemadrismo de gente que se pasa por los huevos las leyes y reglas (cuyo fin es establecer un entorno de convivencia agradable para todos,  para prevenir accidentes, entre otras cosas) los argumentos que esgrimen son, básicamente, pendejadas; no sé, se les olvida que además de derechos tienen obligaciones; incluso, aquí en el blog hay reglas que cumplir. ¿Cómo quieres que este país bananero progrese si las reglas básicas de convivencia te las pasas por el culo? 

Y bueno, yo pienso que tener Gobers rateros, presidentes pendejos, televisa, entre otras cosas son consecuencias de ese valeverguismo distintivo de nuestra sociedad, con esto NO justifico la cosas culeras que hacen las personas, instituciones o empresas que mencioné pero igual, agarra el pedo, no te quieras hacer el chingón  y respeta, hijo de puta.

Sí, sí, sí ya sé que eres tan puto inteligente lumbrera y necio que intentarás justificar, con pendejadas, la chingadera que acabo de escribir porque tu valemadrismo, tu complejo de chingoneidad no te permite tener un ápice de humildad. Sólo quiero decir que eso mismo pensó e hizo el conductor del BMW y bueno… mandó a sus cuates al valle de las calacas. 

Ya me emputé.


CORTESÍA DE GRIMALDO