Friday, April 7, 2017

Escritos libres...


Me estaba bañando como es costumbre a las 6 am con agua fría para despertar a gusto cuando al cerrar los ojos tuve una visión era mala porque hasta asco me dio, me sentí muy mareado y con ganas de vomitar, me terminé de bañar y me quede unos minutos sentado en el borde de la cama intentando recordar la visión que había tenido, en eso sonó mi celular lo alcance y contesté, era el supervisor de zona me requería ver de forma urgente en su oficina a las 9am, eso significaba que no iba a poder llegar a mi trabajo así que le avise a un amigo que me cubriera en lo que llegaba, tomé mi moto y baje hasta llegar a la casa del supervisor de zona, por su tono de urgencia no podía esperarme hasta que él llegará a su oficina, toqué el timbre tres veces y justo cuando iba a subirme de nuevo a mi moto abrieron la puerta, se sorprendió de verme y me hizo pasar por la cochera de su casa, estaba muy ansioso se notaba en sus manos, me dio un ofició en el cual decía que estaba mi cambio para otro lugar de residencia en un estado adyacente y una localidad que nunca había escuchado en mi vida, no me dejo preguntar nada sólo que tomará lo que pudiera de valor y me largara, él después me llamaría para llevarme mis cosas después me dio un abrazo seguido de un "cuídate".

Llegué a dónde rentaba y saque mi maleta con la ropa que tenía solo deje los recuerdos y aparatos electrónicos, ajuste bien la maleta a la moto y me fui por el cerro entre puras brechas para cortar camino, llevaba cerca de una hora y medía cuando recordé que no había desayunado nada, me interné en el primer pueblo que vi en el GPS, aproveché entré las cucharadas que le daba al menudo para marcarle a mi supervisor, pero no contestaba, una y otra vez intente hasta que ya de plano no entraba la llamada, terminé mi desayuno y seguí mi camino hasta que llegué a esa ranchería que estaba a 150 km de un pueblito muy pequeño que no tenía ni siquiera un cajero automático, pero llegué a lo que parecía ser la escuela y al intentar entrar un grupo de padres no me lo permitía hasta que saque el ofició y uno de los presentes lo leyó y acto seguido me extendió la mano, me presenté con todos y me ofrecieron una casa para vivir, me despedí de ellos con la promesa que a la mañana siguiente los vería a las 8 am y me guiaron a la casa, era pequeña pero acogedora, era de madera y tenía una estufa pequeña, una especie de frigo bar, un colchón sobre una base de cemento y una pequeña chimenea de piedra, eso auguraba que iba a estar frío el clima, la escuela en si sólo tenía 35 alumnos en los tres grados de secundaria, llevaba dos años ahí, incluso dos años que no probaba una gota de alcohol aunque fumaba más de la cuenta, también dos años en los cuales iba casi diario al cerro a cazar mi alimento como si fuera un ser de la prehistoria, dos años que fornicaba dos veces a la semana con una maestra de una ranchería vecina, dos años que por primera vez no tenía sobrepeso y eso que comía carne diario, en esos dos años lo único que tenía además de la casa que me habían prestado era un congelador en horizontal de 1.80mts X .80 mts, era donde guardaba la carne para después cocinarla, no todo el tiempo podíamos cazar algún animal, el comisario nos decía que animales podíamos cazar, regularmente íbamos en grupos de 4 o 5 personas porque existía rivalidad con gente de los pueblos vecinos ya que en promedio al mes desaparecían 4 personas en la zona a las cuáles no se les había encontrado aún. 

Era un Viernes después de dos años eran cerca de las dos am cuándo escuché que tocaban la ventana del cuarto en el que dormía me desperté sobresaltado porque la casa más próxima estaba a 3 km, era Fernanda aquella maestra con la cual fornicaba dos veces por semana, se veía su rostro pálido por lo que apresure en abrir la puerta para que pasará,  le pregunté que tenía y solo contestó "Ganas de ti" después me abrazo y me comió a besos, traía una especie de bolsa con carne que me dijo que la guardara en el congelador y así lo hice, después tuvimos una gran noche y nos quedamos rendidos en la cama.


Al despertar vi que Fernanda no estaba en mi cama me paré un tanto apresurado y escuché su voz que estaba cantando, me sentí aliviado así que me di un duchazo para irme a trabajar cuando salí me recibió con un beso tan grande cómo la noche que la conocí, me dijo que me había hecho mi lunch y me esperaba para comer saliendo del trabajo, no podía creerlo en verdad parecía una mentira todo esto; a la hora de calentar mi lunch me di cuenta que tenía un sabor muy peculiar, estaba saboreando mi platillo hasta que unos alumnos me interrumpieron comentando que una de sus compañeras no la encontraban desde ayer en la noche, había tantas versiones que les dije que guardaran sus palabras quizás no tardaba en aparecer y el día terminó con esa incertidumbre en la escuela, llegue a casa y al sentarme en la mesa le comenté que Joaquina, una alumna de la escuela, había desaparecido y era del rancho de ella, Fernanda tiro el plato que me había servido voltee a verla y ella estaba pálida y muy nerviosa, me paré y la abracé diciendo cuánto lo sentía y ella como hipnotizada me tomó de la mano y me llevó al congelador, quitó unas carnes que habían ahí y me mostró la cabeza de Joaquina, no podía creerlo en mi estado de shock solo dijo '¿qué te pareció el lunch amor?" y caí desmayado.


Al despertar estaba aún tirado en el suelo y en brazos me tenía Fernanda, me incorporé y tomé un vaso con agua fría, en seguida saqué un tequila del refri y le pedí que se sentará conmigo, estuvimos platicando acerca de las muertes que se habían suscitado en la región, Fernanda me confesaba que habían sido solo una tercera parte su culpa, yo le confesé la otra tercera parte era culpa mía, pero aun faltaba la otra tercera parte cuando escuchamos tocar de forma discreta la puerta de la casa, prometimos no decir nada y Fernanda se paró para ver quién era, a la hora de abrir sonó un disparo y un grito de Fernanda, me incorpore y al intentar agarrar mi pistola solo dijeron "No te muevas tengo algo que hablar contigo maestrito" me volví a sentar y le invité a pasar, era Jessica la novia que había tenido en el lugar dónde había vivido antes me había seguido para vivir de nuevo juntos y se entero que Fernanda era mi novia, ahora sabía bien de quién era la otra tercera parte restante...

Quieres leer otra historia similar? Pícale aquí.

-Krudios