martes, 7 de junio de 2016

De la Libertad de Expresión y Otros Cuentos...


Cuando recién iniciaba este pequeño blog platicábamos del cual podría ser el contenido del mismo, tomando en consideración la personalidad del Administrador. Una referencia fue hablar de temas tabúes, de esos temas incómodos de abordar... Y bueno, ¿Qué más tabú que la libertad de expresión en México?

El día de hoy señoras y señores es el día Nacional de la Libertad de Expresión (pausa para esperar a que el público deje de reír). Vamos a abordar la realidad: según el informe "la libertad de prensa 2015" publicado por Freedom House, México recibió el puntaje más bajo en más de una década con 63 puntos de 100, y se coloca en el lugar 139 de 199 países en libertad para los medios. 

¿De que estamos hablando entonces? De un Estado donde ejercer esa profesión es un riesgo alto, tomando en consideración a todos aquellos periodistas que han sido agredidos durante su desempeño.


La primera vez que se conmemoró en el país fue un día como hoy pero del año 1951. En un México que fue calificado en 2012 por la ONU como el país más peligroso para ejercer el periodismo en América, y donde de 2005 a la fecha han sido asesinados y desaparecidos más de un centenar de periodistas, la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales y los medios en general, se unen a la celebración de este día haciendo un reclamo para que el Estado garantice el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, el cual está establecido en la Constitución.

La lucha por la libertad de expresión nos corresponde a todos, ya que es la lucha por la libertad de expresar nuestro propio individualismo. Respetar la libertad de los demás a expresar su opinión, dentro de los parámetros de respeto al prójimo, es respetar nuestra propia libertad de palabra. La libre manifestación de las ideas está consagrada en nuestra Carta Magna en los artículos 6º y 7º.

Dicho esto, dejo como última manifestación que, a mi parecer, este es uno de los derechos más lesionados que actualmente tenemos como sociedad. Entonces, ¿Qué opinan ustedes al respecto? 




Cortesía de Sabi