Thursday, June 23, 2016

De trabajos nocturnos

Hace unas semanas salí a cenar unas alitas, allá por Insurgentes Sur; al terminar, como era una noche clara y tibia, decidí irme caminando a la casa, porque además sólo es una caminata de no más de una hora.

Pasando junto a los grandes edificios de Insurgentes me crucé con un triciclo, como los que venden tamales oaxaqueños, y más adelante volví a encontrar otro, y unas cuadras más había un par. Entonces entendí que se trataba de un servicio nocturno de café, pan y similares, para los veladores y cuidadores de los edificios.

Eso me recordó un documental que vi, no sé si en el 2012 o 2013, sobre el trabajo nocturno en una ciudad de Europa del este (estuve toda la mañana buscando el nombre, pero no lo encontré). El documental ilustra toda la cantidad de trabajos que se hacen de noche en una gran ciudad; desde ordenar y limpiar las calles, repartir comida y suplementos para algunas industrias, hasta la preparación de alimentos en las pequeñas cafeterías que abren al despuntar el sol.

Hace años, cuando regresaba de casa de una novia, viajaba casi a filo de la medianoche sobre periférico y era común ver a las brigadas de barrenderos limpiando el asfalto, apenas protegidos por un sucio chaleco fosforescente.

En otro momento, trabajé algunos días frente a un casino y me sorprendió mucho ver que la gente empezaba a llegar a eso de las dos de la mañana, en grandes autos, con vidrios polarizados; salían hasta bien entrado el amanecer, a eso de las siete de la mañana.

Mi padre trabajó un par de años en la construcción de la Línea 12 del Metro, fueron años duros, porque además de ser su trabajo previo a la jubilación había toda clase de problemas, desde las reiteradas borracheras de los ingenieros jefes de frente, hasta las más estrafalarias aventuras: una noche mi padre regresó a la casa por ahí de la una de la mañana, asustados un poco lo recibimos y nos contó. Resulta que, de pronto, se corrió el rumor de que 'venían los zetas' por dentro del túnel, matando a quien se les cruzara; entonces todos los trabajadores empezaron a irse, asustados...

En otro trabajo, luego de resolver bomberazos de 48 horas, tuvieron la amabilidad de llevarme a casa de madrugada, ahí también descubrí que hay mucha gente en las calles a esa hora, caminando tranquilamente, quién sabe hacia dónde.

Una última: el día que estrenó la última de Star Wars: The Force Awakens, caminando de regreso a casa (está muy cerca el cine), a eso de las tres de la mañana, estaba una señora, muy oronda, barriendo la calle a esa hora.

Hay gente que vive toda su vida de noche, lo malo es que tiene consecuencias, como:
  1. Riesgo de tener un accidente cerebrovascular.
  2. Lleva a la obesidad debido a los cambios hormonales, menos horas de sueño elevan la producción de hormonas relacionadas con el hambre.
  3. Incrementa el riesgo de diabetes, hay una relación entre la falta de sueño y la resistencia a la insulina.
  4. Pérdida de memoria, regularmente los días que estamos más cansados tendemos a recordar menos. La falta de sueño lleva a tener problemas cognitivos permanentes.
  5. Daño en los huesos, no dormir provoca cambios en la densidad mineral de los huesos y en la médula ósea.
¿Ustedes han trabajado de noche en algún momento de sus vidas?




Cortesía de Null