miércoles, 17 de octubre de 2018

Miércoles Cultural; Peliculeando con Xime

No quería, les juro que no quería.... Estaba cansada, tuve mucho trabajo el jueves y aunque el viernes iba a descansar, tenía que preparar un trabajo "urgente" para ese día. Así que no, no era opción ir a ver un "musical", cuando podía ir a mi restaurant favorito por unas alitas, cheves y papitas. Pero conoces la manera de convencerme, logras que deje de preocuparme, me quitas el miedo y la depresión, por eso te amo, porque soy diferente contigo. Ya préñame, cobarde..okno.

-Nace una Estrella-

¿Alguna vez han pensado en una película en la que el director también escriba, actúe, produzca y cante? ¿No? pues esta es esa película. 

Nace una estrella es un film cuya esencia es la música, pero sin llegar a ser un musical propiamente, que narra la vida del cantante Jackson Maine, interpretado por Bradley Cooper (quien también es el director, productor y guionista) una ex estrella de country que va perdiendo las riendas de su carrera por tener problemas con el alcohol y las drogas. Por capricho del destino conoce a Ally (Lady Gaga) y quedan ambos enamorados. Juntos logran salir de problemas y vuelven a conquistar la fama.

¿Estarían dispuestos a dejar de ser quienes son, por conseguir la fama? Pues esa es la pregunta central de esta película, busca emular la vida y los sacrificios de un artista en la época actual, de como se convierten en un producto, producto que espera ser consumido y de la manera en que dejas de ser tu y cambias tu escancia para que el público te acepte. Pero al fin y al cabo tus pensamientos y esa poca franqueza contigo mismo volverán por ti, te consumirán, te destruirán.


La química entre los actores es real, se sienten enamorados y eso cae bien a la vista. 
Bradley Cooper se luce como actor y como cantante, Lady gaga enamora, pero el maestro Sam Elliot se roba cada escena que tiene, ¡un maestrazo!.

Me fascinó el balance entre una película ruidosa, con música, conciertos, risas, alaridos. Y por otra parte la manera en que logran compartir su intimidad, su sentimientos y sueños. Aunque Jackson es un ebrio y un adicto jamás es grosero con alguna persona ni con sus fans, es una hombre con problemas, sí, pero solo necesita quien lo apoye.

Hubieron cosas que no me gustaron y creo que van de la mano de un director primerizo y se trata de los tiempos. Al principio, las primeras noches son escenas largas, realmente largas, con mucho detalle de la vida de ambos personajes y luego, cuando ya son pareja, hacen que el tiempo pase deprisa sin saber realmente cuanto pasó. Por tal motivo el ascenso a la fama de Ally se siente meteórico, casi irreal.

No es para tanto, lo sé, pero sinceramente la película me cayó muy bien, aunque he de admitir que es innecesariamente larga, a veces no comprendes el por qué del enojo de algunos personajes, pero en lineas generales es muy buena opción para verla acompañado de alguien especial. Toca temas como el amor y los sacrificios que se hacen en nombre de este sentimiento. Recomendada.

Les dejo esta hermosa canción de nombre "Shallow" perteneciente al OST de la película.

Ximena B.