Tuesday, September 6, 2016

El Metro cumple 47 años




El pasado 4 de septiembre el Sistema de Transporte Colectivo Metro cumplió 47 años de servicio ininterrumpido y es, hoy, con su singular color naranja y el tono inconfundible del aviso de próxima estación y el cierre de puertas, uno de los transportes emblemáticos de mi amada Ciudad de México.

Corría el año 1969, el presidente de los Estados Unidos Mexicanos era Gustavo Diaz Ordaz, era casi el fin de su sexenio así que el día 4 de septiembre junto con una comitiva presidencial dio el banderazo de inicio para el servicio del metro; un tren MP-68, de color naranja, salió de la estación Chapultepec, al poniente de la ciudad, hacía la estación Zaragoza, al oriente, recorriendo 12.7 Km en lo que sería el inicio de la Línea 1.

A diferencia de otros sistemas de transporte metropolitanos, el metro tiene la característica especial de usar iconografia para distinguir las estaciones, generalmente se emplea algo característico de la zona; así, tenemos la estación Chapultepec usa un chapulin como icono; Merced, un huacal con manzanas;  Cuatro Caminos, la silueta del ya demolido Toreo de Cuatro Caminos y así para las demás. Estos diseños así como la tipografía y demás material gráfico fue diseñado por Lance Wyman que, dicho sea de paso, con las recientes líneas inauguradas (en especial la línea 12) el concepto que Lance implementó se perdió por completo pues a iconografia empleada en esa línea, es a mi gusto, muy fea.

El metro cuenta con 12 líneas, con 225.9 Km de longitud de vía y 195 estaciones convirtiéndolo en uno de los más grandes del mundo. En términos de captación de usuarios se tiene demandan de 7.6 millones de pasajeros diarios colocandolo dentro de los 3 primeros lugares a nivel mundial, detrás del metro de Nueva York y el de Tokio. El precio del boleto es de $5.00 pesos, un precio barato en comparación con los demás metros del mundo (por cierto, al chilango setentero le costaba 1.25 viejos pesos, o sea, menos de 10  centavos actuales).

A lo largo de 47 años el metro, junto con los usuarios, ha ido cambiando así que para los 80's se dejaron de emplear sillones acolchonados en los vagones y colocaron los verdes o azules de plástico que conocemos; se retiraron las banquitas que habían en las estaciones así como el personal que controlaba a los pasajeros ¿cómo es eso? ahh pues antes, en los accesos del anden habían unas puertas que se abrían cuando el anden se vaciaba y así se evitaban escenas como esta:


Las taquilleras dejaron de ser sonrientes y de vestir el uniforme institucional y pasaron a ser unas viejas mal cogidas con genio de la chingada y con el teléfono pegado; hasta parece que las pendejas nacieron con esa chingadera. Los pasillos limpios y brillantes dejaron de serlo, los relojes, ni se diga, algunos marcan horas extrañas


En fin, así mismo el metro ha sido testigo de muchas cosas sorprendentes y aquí algunas:

1.- Choque de trenes de 1975: El 20 de octubre de ese año ocurre un sangriento accidente pues un tren que venía del Zócalo se estrelló con otro que estaba en la estación Viaducto hubo 30 muertos y 70 lesionados. Muchos dicen que de esa forma presionaron a la administración de usar sistema de piloto automático.

2.- Asesino del Metro Balderas: El 18 de septiembre de 2009, Luis Felipe Hernández del Castillo, asesinó con un arma de fuego a un elemento de la Policía Bancaria Industrial que le pidió dejará de pintar en las paredes, también ultimó, muy a sangre fría, a Esteban Cervantes, un albañil que, en un acto de valentía, se enfrentó al homicida.

3.- Homicio en Copilco: El 2 de abril de 2014 unos pendejos que iban medio pedos andaban jugando a que se "aventaban" al metro y en una de esas ¡mergas! el empujón si fue real, un wey se cayó y en ese justo momento llegaba el metro y ¡pum! lo hizo calabaza.

4.- Suicidio de Judith Velasco Herrera: El 16 de febrero, la actriz de la Carabina de Ambrosio, sumida en una depresión decidió pelarse al valle de las calacas usando el metro en la estación División del Norte.

5.- Virgen del Metro Hidalgo: En 1997, con las filtraciones de agua, en una baldosa del piso del anden apareció la Virgencita y bueno ese pedazo fue retirado para hacerle un altar. De por si esa estación cada 28 de mes se llena con chacas que van a rendirle culto a su santo (San Juditas Tadeo).

Y pues el metro sigue siendo un excelente sistema de transporte para esta caótica ciudad sin embargo, gracias al bendito Sindicato y corruptelas, no se han hecho mejoras sustanciales empezando por las putas taquilleras, dejar de usar los trenes de los 60's, mandar a la VERGA a los vagoneros y a los ambulantes de afuera de las estaciones... hijos de la chingada no dejan caminar bien... en fin.


¿Eres usuario del metro? Cuéntanos una anécdota que te haya sucedido en la limusina naranja. 

Cortesía de Grimaldo.