Thursday, September 22, 2016

Una coquita, pal'calor

Estaba yo un día en mi cruzada contra la Coca Cola, cuando... me encontré una nota, cuyo título rezaba: Mexicanos beben 180 litros de Coca-Cola al año. Medio la leí, porque tenía mucho trabajo, luego regresé a ella y me di cuenta que podía sacar un par de cuentas locas, y aquí se las traigo.

Busqué rápidamente otra nota de la Coca-Cola, quería saber cuánta azúcar contiene un litro, y encontré el dato por botella de 600 ml aquí: 63 gramos de azúcar por porción de 600 mililitros.

Luego entonces:
  • Cada 100 ml de Coca Cola tiene 10.5 gramos de azúcar.
  • Un litro de Coca Cola tendría 105 gramos de azúcar. 
  • 180 litros de Coca Cola tienen 18,900 gramos de azúcar, es decir, 18.9 kilos. 
  • Ergo: los mexicanos consumen 18.9 kilos de azúcar al año, sólo en Coca Cola.
También pensé en la cantidad de agua que se utiliza para producir un litro de la gaseosa que refresca, encontré aquí que se necesitan 2.5 litros por cada litro de Coca Cola, haciendo cuentas:
  • 180 litros de Coca Cola necesitaron 450 litros de agua potable.
  • Ergo, los mexicanos gastaron más de 270 litros en agua que directamente no consumieron.
El dato de los 180 litros de Coca Cola al año es un dato per cápita, es decir, que dividieron el total del consumo del refresco entre el total de la población mexicana, no sé los detalles del estudio, pero debieron escoger un rango de edad. Porque no creo que a los recién nacidos les den de beber Coca Cola... chance a partir de los seis meses sí...

Entonces, hay gente que está consumiendo mucho más refresco que otros. Yo hice unas rápidas cuentas locas y ubiqué mi consumo de Coca Cola anual en 12 litros al año, un litro por mes (y la neta creo que lo estoy poniendo bajo). Eso indicaría que:
Mi consumo de azúcar al año, venido de la Coca Cola, sería de poquito más de un kilo.
No es mucho, pero además hay que considerar toda la demás azúcar que me meto en pastelitos, galletas, panecitos... todo lo industrializado, más la natural, como la que viene de frutas o la azúcar que le pongo a mi café (casi nunca le pongo, pero bueno).


¿Que problema podría haber con eso?, pst, mira acá abajo:




¿Cómo ven? No es la primera vez que lo digo: algún día no les va a quedar de otra que decirnos que la comida procesada con azúcar es tan dañina como el cigarro, o peor.



Por cierto, un día de estos les hablaré sobre el costo de las enfermedades que produce el azúcar... 



Última reflexión: la otra vez estaba pensando, cómo es posible que como especie permitamos desperdiciar 2.5 litros de agua potable para hacer un litro de una cosa que nos hace daño. Por supuesto, antes que el instinto de supervivencia, está el interés económico. Preferimos que unos se hagan ricos a costa de nuestra salud... y pues no sé ustedes, a mi ya me dio sed, voy por una coquita, pal´calor.









Cortesía de Null